Análisis post: España gana, gusta e ilusiona
La selección española celebrando uno de los goles.
Fuente: https://twitter.com/SEFutbol

Los aficionados españoles esperaban con ganas el primer encuentro de los suyos, después de ver una convocatoria tan joven e inexperta en esta competición, España tenía que demostrar que esta falta de experiencia no les pasaría factura.

El duelo parecía tener la balanza inclinada en contra de los costarricenses, pero después de las impactantes derrotas de dos grandes favoritas como Argentina o Alemania, queda más que claro que en esta competición no hay nada decidido hasta el pitido final.

  • Sorpresas en el 11 inicial

Una de las grandes incógnitas que caracteriza al entrenador asturiano es la gran variedad de jugadores y las distintas combinaciones que hace en su alineación. 

Las dos principales sorpresas han sido en la línea defensiva y en la ofensiva. Tras no saber con certeza quien sería la pareja de baile de Laporte, quien parecía un fijo, "Lucho" ha optado por reconvertir a Rodri a central derecho, buscando así una salida de balón desde muy atrás con un jugador apto para dar pases que rompen líneas.

La delantera sorprendería con la ausencia de Álvaro Morata, quien había presentado los días anteriores al debut unos malestares. Sustituyéndolo como falso 9 en el dibujo de España entraría Marco Asensio, acompañado en sus respectivas bandas por Dani Olmo y Ferran Torres.

Fuente: https://twitter.com/partidazocope/status/1595424275246321667
Fuente: https://twitter.com/partidazocope/status/1595424275246321667

Por parte de los ticos, optaron por una formación 5-4-1, con la intención de darle una solidez defensiva a su sistema de juego, para así, retener los ataques de los Europeos. Los centroamericanos, comandados por Keylor Navas, confiaban en dejar su portería a cero y aprovechar a la contra las flaquezas defensivas del rival.

Fuentes: https://twitter.com/mundoescazu
Fuentes: https://twitter.com/mundoescazu
  • Dominio ibérico desde el minuto 1

Los españoles fueron dueños y soberanos de la posesión y el control del juego desde los primeros compases del encuentro, moviendo el balón y filtrando pases que generaron dos grandes ocasiones de abrir el marcador en los diez primeros minutos.

En el minuto 11, el control y dominio español se trasladó en goles, inaugurando así el electrónico. El asedio continuó y los goles fueron cayendo, tanto así que llegaron a la media hora de juego con un sólido resultado de 3-0 propinado por el tridente de ataque.

Costa Rica intentaba seguirle el ritmo, pero el control en el mediocampo por parte de Pedri, Gavi y Busquets, y las internadas por banda de Jordi Alba dejaron muy pocas opciones.

La segunda mitad no fue diferente, Ferran Torres completó su doblete, muy importante para encender su mecha goleadora, minutos antes de salir sustituido por Álvaro Morata, y Carlos Soler haría su debut sustituyendo a Pedri, dos cambios de hombre por hombre para no modificar el esquema y dar reposo a dos titulares inamovibles para Luis Enrique. 

https://twitter.com/SEFutbol
https://twitter.com/SEFutbol

Los veteranos culés, Jordi Alba y Sergio Busquets, saldrían minutos después tras un partido casi impecable. En sustitución entrarían dos jugadores cuyas convocatorias dieron de qué hablar: el recién incorporado Baldé, y el capitán del Atlético de Madrid, Koke. Más adelante, Luis Enrique haría efectivo su último cambio, nuevamente posición por posición, Marco Asensio por Nico Williams.

Pese a que los actores fueran diferentes, la función siguió siendo la misma. Gavi se convirtió en el español más joven en anotar en un Mundial, y dos cambios como Soler y Morata completarían la goleada.

De esta manera, la Selección Española mete a su saca personal los primeros tres puntos, y deja un gran sabor de boca en su primer partido, cosa que llevaba varias ediciones de la competición sin lograr. Una vez más, Luis Enrique demuestra que su criterio de evaluación a la hora de realizar la convocatoria es más que efectivo, y su estilo de juego y química de sus jugadores hacen de esta selección una candidata más que seria a alzar el título por segunda vez en su historia.

La goleada los sitúa líderes de grupo, y afrontan su próximo partido con una tranquilidad extra, cosa que su próximo rival, Alemania, no puede decir. Los alemanes llegan al partido del domingo necesitando los puntos como el comer, tras una sorprendente derrota ante Japón, y esta desesperación puede hacer que se precipite de más, cosa que al estilo de juego español de tocar hasta buscar espacios le favorece. Conseguir la victoria supondría la clasificación directa de España, y viendo como ha arrancado la fase de grupos, no es nada descabellado. 

VAVEL Logo