Un Arsenal cada vez más campeón, hunde al Tottenham
Ødegaard y el Arsenal celebrando la victoria contra los Spurs. Fuente: Twitter Arsenal 

El Tottenham Hotspur Stadium acogía un derbi de alto calibre, el derbi del norte de Londres. Tras la derrota del Manchester City en el otro derbi celebrado en el día de ayer en Old Trafford, los gunners tenían una oportunidad de oro para alejarse de sus perseguidores y estar más cerca del título de Premier League.

Conte realizaba dos cambios respecto al partido en Selhurst Park e iba a echar en falta a Bentancur, cambiaba a Kulusevski por Bryan Gil, Sessegnon por Perisic y Pape-Matar Sarr por Skipp. En cambio, Arteta no hacía ninguna alteración en el once respecto al partido en el Emirates.

El partido comenzaba con el Arsenal teniendo la posesión del balón, algo que lleva siendo costumbre desde el inicio de la Premier, ante tal propuesta, Conte respondía con una presión alta y ofreciéndole el balón al Arsenal. Los Spurs decidían jugar al contraataque y uno de los pocos destacados, cómo no, era Harry Kane, quién abría el campo y gestionaba lo que podía el juego de su equipo.

La defensa del Tottenham iba a ser noticia durante el partido, algo por lo que se está caracterizando el equipo de Conte esta temporada, pues la defensa no está pasando por su mejor momento, y Lenglet en el minuto 6 ya cometía un fallo que generaba la primera ocasión para los gunners, por parte de Nketiah, uno de los protagonistas del cuadro de Mikel Arteta.

Los Spurs se veían sometidos al juego del Arsenal y el primer gol llegaría gracias a un pase al hueco de Thomas a Bukayo Saka, quién se deshacía de Ryan Sessegnon y centraría un balón que Lloris se metería en propia puerta, el primero en su carrera. La tarde de Thomas iba a ser lo más parecido a la perfección, Partey iba a ser el gran enlace con Ødegaard y las bandas, pero, además, también iba a probar sus disparos lejanos potentes y en el 26’ iba a realizar un cañonazo que terminaría golpeando el palo, a punto de hacer el segundo.

La afición del Tottenham no iba a estar contenta con su equipo ni con el planteamiento de Conte, pues jugando como locales los aficionados esperaban un planteamiento menos conservador y la primera parte no resultaba ser lo que esperaban. En el minuto 35 Martin Ødegaard iba a sacar su lado más líder e iba a demostrar el porqué de su capitanía y su premio de jugador del mes de diciembre, pues con un disparo lejano y tras una individualidad, iba a superar a Hugo Lloris y conseguir el 0-2.

Antes de terminar la primera parte, Hojbjer centraba un balón a Kane y este lo remataba con la cabeza, pero Ramsdale detenía las pocas ocasiones que recibía.

Los Spurs más intensos en la segunda parte

La segunda parte sería muy diferente a la primera por parte del conjunto de Antonio Conte, iba a salir con mucha más intensidad y con un juego más directo que en la primera mitad, gracias a las actuaciones de Kulusevski y Kane, que iban a ser los que más lo intentarían. 

Durante unos 15-20 minutos, el Tottenham iba a someter al Arsenal a ataques constantes que iba a parar con mucha solvencia Aaron Ramsdale, quien iba a ser el hombre del partido por sus 7 paradas

Tras estas paradas, el Arsenal volvía a tener la posesión e iba a centrar todo su juego en Eddie Nketiah, el jugador referencia del equipo de Arteta.

A partir del minuto 71 llegarían los primeros cambios del partido, por parte de los Spurs, entrarían Richarlison, Perisic, Bissouma, Bryan Gil y Davies por Doherty, Sessegnon, Pape Sarr, Kulusevski y Lenglet. En el cuadro gunner entrarían Tierney, Tomiyasu, Smith Rowe y Fabio Vieira por Martinelli, Zinchenko, Nketiah y Ødegaard.

Con los cambios efectuados, los últimos minutos del partido iban a ser muy distintos a los del resto del partido, con el Tottenham a la desesperada y volcado al ataque para intentar abrir el marcador. Richarlison tendría un disparo tras muchos rebotes en el área. El equipo visitante iba a encontrar más espacios y las contras abundarían, comandadas por Xhaka y Ødegaard. 

Con los 3 puntos, el Arsenal sigue su camino hacia el título de Premier League y el Tottenham se queda estancado en la derrota, pues no termina de convencer y todavía no ha podido brindar una victoria a su afición en el Tottenham Hotspur Stadium. El conjunto de Conte se aleja un poco más de los puestos de Champions y tendrá que mejorar si quiere conseguir los objetivos

VAVEL Logo