La definición de reponerse es recuperar la tranquilidad perdida, esa es la sensación que se tiene si se menciona el nombre del Chelsea F.C, y esa es la tarea que tienen Mauricio Pochettino, Todd Boehly y la nueva plantilla de los ‘blues’. Y sí, decimos nueva, porque desde el pasado mercado de invierno, los de Stamford Bridge han adquirido nada más y nada menos que hasta 23 jugadores, por lo que el entrenador argentino afronta una temporada llena de nuevas aventuras.

Resumen de la temporada 21/22

Parecía que los ‘blues’ comenzaban una temporada más, como las de anteriores años a las órdenes de Thomas Tuchel, y es que la iniciaron de la mejor forma y ante un rival complicado, el Everton y en Goodison Park. Hasta que en septiembre llegaron las pesadillas y el primer problema, la destitución del técnico alemán estando posicionado en la sexta posición tras perder en la primera jornada de la Champions League por 1-0 frente al Dinamo de Zagrev. Tras 100 partidos en el cargo, llegó la hora de iniciar un nuevo proyecto y se decidió la llegada de Graham Potter, tras su buena actuación en Brighton, se pensó que era la mejor idea para dirigir a la plantilla que consiguió conquistar una Champions League.

Con el inglés, el equipo no mejoró en ningún aspecto, no consiguió trasmitirle a la plantilla sus ideas, a pesar de que mantuvo su cargo hasta casi siete meses, lo cierto es que fue cesado a tan solo diez días de los cuartos de final de la Champions League. Entonces a la tercera quizás podría ser a la vencida, y no tuvieron otra idea que la de volver a traer a Frank Lampard, anteriormente cesado en 2021 y el que veía recientemente de ser despedido por la directiva de los ‘toffees’ tras no conseguir sacarles de la zona de descenso.

Graham Potter entrenando a la plantilla. Fuente: Web Chelsea
Graham Potter entrenando a la plantilla. Fuente: Web Chelsea

La temporada estaba totalmente perdida, pero de 11 partidos que dirigió Frankie Lampard, tan solo consiguió un balance de una victoria, dos empates y ocho derrotas. Durante todo el 2023, el dos veces entrenador del Chelsea tan solo consiguió una victoria en 15 partidos que dirigió a las órdenes del Everton y del Chelsea, los ‘tofees’ no tuvieron otra opción que prescindir de él.

Con un año de transición en Stamford Bridge por la nueva directiva y la nueva política de fichajes, el Chelsea terminó la temporada en 12ª posición, con un balance de 11 victorias, 11 empates y 16 derrotas, lo que se considera una temporada negativa. Esta clasificación le costó su baja del 'Big Six' y de Europa, competición en la que llegaron a disputar los cuartos de final.

Altas del equipo

No se podría empezar este tema sin mencionar la llegada del que puede llegar a ser el fichaje clave para los próximos años del conjunto de Stamford Bridge, se trata nada más y nada menos que de la de Mauricio Pochettino. Tras dejar atrás una época en el Paris Saint-Germain entrenando a estrellas como Leo Messi, Neymar Jr o Kylian Mbappé, el argentino vuelve a la Premier League para intentar repetir el método que tanto le funcionó en el que fuera White Hart Lane.

Tras las llegadas de hasta 15 jugadores nuevos en el pasado enero, los ‘blues’ no han escatimado en cumplir con su nueva política para su proyecto joven y a esa cifra de jugadores han sumado ocho futbolistas más para confeccionar la nueva plantilla de cara al inicio de Premier League el próximo 11 de enero. El gran nombre del mercado de los de Stamford Bridge era el de Cristopher Nkunku, el jugador francés llegaba a Londres por una cantidad de 60 millones de euros, el atacante de 25 años daba por finalizada su etapa de cuatro años en el RB Leipzig. Llega como uno de los mejores jugadores del mundo, y así lo demuestran sus estadísticas y sus constantes convocatorias con la poderosa selección de Francia, el atacante cuenta con 47 goles y 43 asistencias en 119 partidos disputados con el conjunto alemán. A él se sumó otro atacante más, muy conocido en la La Liga y en el Villarreal, el delantero Nicolas Jackson abandonaba el conjunto ‘groguet’ por 37 millones de euros. El atacante senegalés de 22 años logró 12 goles y 5 asistencias en sus 34 partidos disputados con el conjunto de Vila-real.

Cristopher Nkunku celebrando su primer tanto. Fuente: Twitter Chelsea
Cristopher Nkunku celebrando su primer tanto. Fuente: Twitter Chelsea

Después de completar la delantera aún sin el mercado finalizado, Pochettino necesitaba reforzar la medular y el Chelsea se hizo cargo de fichar a Lesley Ugochukwu, medio centro defensivo procedente del Rennes, por una cantidad de 27 millones de euros. El joven francés de 19 años ya contaba con 47 partidos en la Ligue 1. La siguiente posición a reforzar era la de la defensa, tras el hueco que dejaba la salida de Kalidou Kokulibaly, era necesaria mejorar la posición de defensa central, y el candidato era Axel Disasi, el central francés de 25 años procedente del Mónaco llegaba por 45 millones de euros, capitaneó a su equipo cono esta temprana edad. Llegaba con 130 partidos disputados en la Ligue 1 entre Stade de Reims y el conjunto monegasco.

El siguiente en la lista iba a ser la joven perla brasileña de 18 años Ângelo, el extremo derecho llegaba a Londres por 15 millones de euros procedente del Santos. El penúltimo fichaje de la nueva directiva era el del guardameta español Robert Sánchez, tras su progresión en el Brighton & Hove Albion y su convocatoria para la selección de Luis Enrique, el portero llega al conjunto ‘blue’ por 23 millones de euros, a sus 25 años, Robert Sánchez ha disputado 87 partidos de Premier League.

Robert Sánchez posando como nuevo jugador del Chelsea. Fuente: Twitter Chelsea
Robert Sánchez posando como nuevo jugador del Chelsea. Fuente: Twitter Chelsea

Además de estos fichajes, se han sumado a la plantilla vueltas de cesiones como la del prometedor Levi Colwill que ha firmado un contrato hasta 2029 tras su paso por el Brighton, llegando a disputar 17 partidos de Premier League a sus 20 años. Asimismo, se sumarán jugadores del filial como el italiano Cesare Casadei (20 años), Ian Maatsen (21 años) o Lewis Hall (18 años). La última llegada se oficializaba el pasado martes 8 de agosto, se trataba del Deivid Washington, delantero de 18 años procedente del Santos FC, quien ya despertó el interés de grandes clubes como FC Barcelona y Real Madrid, el club londinense pagaba 15 millones de euros por la joven perla brasileña.

Bajas del equipo

En cuanto a las salidas en Stamford Bridge, ha sido un verano ajetreado y las principales figuras que conformaron el campeonato de la Champions League de 2020-2021 han abandonado el proyecto. Los pilares fundamentales del Chelsea ganador de Tuchel han dejado el club, pero por una buena cantidad de dinero. Kai Havertz ha fichado por el Arsenal de Mikel Arteta por una cantidad de 75 millones de euros, Mason Mount se ha marchado al Manchester United por 64,20 millones de euros, Mateo Kovačić ha fichado por el Manchester City de Pep por 29,10 millones de euros y Christian Pulisic ha optado por un movimiento al Milán por una cantidad de 20 millones de euros.

Mason Mount y Kai Havertz celebrando un gol. Fuente: Twitter Premier League
Mason Mount y Kai Havertz celebrando un gol. Fuente: Twitter Premier League

Hay otros que se han dejado llevar por ofertas irrechazables de Arabia Saudí, como ha sido el caso de Edouard Mendy, que se ha marchado al Al-Hilal por 18,50 millones de euros, y con él también ha ido Kalidou Koulibaly, que se unió al conjunto ‘blue’ hace una temporada. El senegalés ha abandonado el club por 23 millones de euros, que teniendo en cuenta los 32 años que tiene, se trata de una operación lógica. Otras dos salidas dolorosas, pero no menos importantes por salir a coste cero, han sido las de los capitanes César Azpilicueta y N’Golo Kanté. El navarro dejaba atrás 11 años en el club de su vida, convirtiéndose en una leyenda que ha conseguido todos los títulos posibles con un club.

 

Otra estrella que dejaba el Chelsea era Kanté, tras siete años en Londres, el que enamorase a los ‘blues’ desde el Leicester, se marchaba al Al-Ittihad para compartir vestuario con Karim Benzema y Fabinho. A su vez, Pierre-Emerick Aubameyang abandonaba el club como agente libre. Las últimas salidas y no por ello menos importantes, eran las de Ruben Loftus-Cheek por 16M al AC Milán y la de Ethan Ampadu, que tras varias cesiones al RB Leipzig, Sheffield United, Venezia y Spezia, el Chelsea decidía hacer caja con el galés e ingresaban 8,10 millones por su venta al Leeds United.

El balance desde la temporada pasada es claramente negativo: Los ingresos por venta de jugadores han llegado a las 320 millones de euros, mientras que el gasto en fichajes ha ascendido a los 818,40 millones de euros.

Seleccionador y sistema táctico

Mauricio Pochettino ha llegado para crear un proyecto desde cero, por eso han dejado el club futbolistas que se consideraban leyendas o iban camino de ellas. Su legado en el Tottenham mostrará el camino a Stamford Bridge, un estadio exigente pero que es consciente de la situación del club. De acuerdo con los tres primeros equipos del argentino, Southampton, Espanyol y Tottenham, siempre se caracterizaron por jugar un fútbol ofensivo y de cara, con transiciones claras, gracias a los dos mediocentros que respaldaban al mediocentro ofensivo en el 4-2-3-1 o en el 4-3-3.

En el caso de los Spurs se acostumbró y le funcionó muy bien la pareja que se posicionaba delante de la defensa, ya fueran Winks y Sissoko en la última etapa o Dembelé y Dier en los primeros años. No obstante, la parte ofensiva jamás cambió, alternaba entre la banda y el mediocentro ofensivo a Dele Ali y Eriksen, mientras que Son, Kane y Lucas eran fijos, el brasileño en los últimos años. Pochettino tiene muy interiorizado el sistema 4-2-3-1, tan interiorizado que en los cinco partidos que ha disputado de pretemporada, los cinco los ha planteado con el mismo sistema.

Foto once inicial del Chelsea durante la pretemporada. Fuente: Twitter Chelsea
Foto once inicial del Chelsea durante la pretemporada. Fuente: Twitter Chelsea

Posible once

Tras la lesión confirmada de Cristopher Nkunku, al entrenador argentino se le han trastocado los planes de este inicio de temporada. En principio, de acuerdo con los movimientos planteados y realizados durante la gira del Chelsea en Estados Unidos, el exentrenador del PSG posiblemente salga con el siguiente once: El portero titular de la pretemporada ha sido Kepa Arrizabalaga, por lo que no parece que Pochettino vaya a hacer cambios de última hora.

En cuanto a la defensa de cuatro, Reece James en el lateral derecho, Thiago Silva central derecho, Levi Colwill o Trevoh Chalobah como acompañante del brasileño, y en el lateral izquierdo lo más seguro es que sea Ben Chilwell, aunque sin descartar a Marc Cucurella. En la sala de máquinas seguramente confíe en Enzo Pérez y Connor Gallagher. En banda izquierda jugará con Raheem Sterling o Mykhaylo Mudryk, en banda derecha con Noni Madueke como ‘10’ jugaría Nkunku, pero como se ha lesionado de la rodilla, no dejemos pasar que Lesley Ugochukwu podría entrar como titular y que Gallagher pasara a apoyar a los atacantes. Como punta referencial, todo apunta a que sea Nicolas Jackson, que ha sido el delantero que más ha probado el técnico argentino.

Objetivo de temporada (23/24)

El objetivo de la entidad es claro, cualquier objetivo del 'Big Six' es entrar en Liga de Campeones, todo lo que no sea eso será considerada una mala temporada para un club con la exigencia del Chelsea, pero, en cualquier caso, el objetivo es claro, competir por la Premier League y si no, entrar en puestos de Champions. La competencia ha subido el nivel, y el nivel medio alto de la liga ha aumentado, por lo que la exigencia de los mejores clubes de Inglaterra tiene que subir, de lo contrario, habrá problemas para mantener el 'Big Six'.