El Borussia Dortmund hizo sus deberes y logra el pase a los octavos de final. Un duelo donde el AC Milán tuvo la opción de no ponerse por delante en el encuentro, pero no la aprovecho y estuvo al remolque el resto del encuentro. 

El encuentro comenzó con una clara oportunidad para que el AC Milán se pusiera por delante en el marcador. El árbitro señaló penalti para el conjunto ‘Rossoneri’ por una mano de Nico Schlotterbeck. Giroud fue el encargado de lanzar la pena máxima, pero apareció Kobel para negar el gol con una buena intervención. 

Antes de llegar a los diez minutos, otro penalti, esté en la otra portería y cometido por un error de marcaje del defensa Calabria. Sin embargo, Marco Reus transformó el penalti para colocar al Borussia Dortmund con un lanzamiento perfecto e inalcanzable para el guardameta Maignan. 

El cuadro alemán a pesar de la ventaja no cedió y pudo aumentar la ventaja en el marcador con una buena jugada de Bynoe-Gittens, donde el extremó se fue de Calabria, pero su disparo se fue por encima de la portería. Intentó reponerse con un disparo de Pulisic, que sacó Kobel. En la siguiente jugada otra ocasión peligrosa para el Dortmund, pero apareció Maignan para tapar el chut. 

Chukwueze se inventa un golazo para hacer creer en San Siro

Un encuentro de ida y vuelta totalmente con muchas ocasiones. Giroud seguía buscando su gol, pero esta vez su remate mordido fue fácil a las manos del guardameta. En la recta final de la primera parte, Samu Chukwueze en una buena jugada individual, se sacó un latigazo hacía el palo largo, para colocar el empate a uno en el marcador. Tras el gol los de Pioli fueron superiores y pudieron irse con ventaja al descanso, primero con un remate de Adli, que tocó en un defensor y después, en el tiempo de descuento con el cabezazo de Calabria, que se fue desviado por poco. Al descanso, empate a uno en el marcador. 

Chukwueze celebrando el gol del empate. Foto: Getty Images
Chukwueze celebrando el gol del empate. Foto: Getty Images

Jarro de agua fría para los italianos

La segunda parte salió con un AC Milán en busca de los tres puntos. La primera ocasión fue precisamente para los italianos con una tijera de Pulisic, pero tocó en un defensa y se fue a córner. Aunque a los seis minutos llegó un duro problema para los de Pioli, ya que Thiaw en una carrera sintió molestias y tuvo que ser sustituido. Este fue reemplazado por Krunic, fuera de su posición habitual.  

Antes de llegar a la hora de partido, el Borussia Dortmund, volvió a ponerse por delante en el marcador con una jugada colectiva, que acabó con un disparo sutil y ajustado de Jamie Bynoe-Gittens al que no pudo hacer nada el guardameta Maignan, a pesar de la estirada. Un jarro de agua fría, cuando estaba en un buen momento para los italianos. Giroud intentó lograr el empate con un cabezazo, que fue centrado a las manos de Kobel. Aunque lo que sí llegó poco después fue el tercer gol del equipo alemán, tanto de Adeyemi, que llegó a sacar Maignan, pero el VAR confirmó, que ya estaba el esférico dentro de la portería. En la recta final, Marco Reus se tuvo que ir del terreno de juego lesionado y fue reemplazado por Brandt. 

En la recta final, el equipo italiano buscó anotar un gol para meterse en el encuentro. Tuvieron dos claras ocasiones, primero Pulisic con un disparo que sacó Kobel y después el propio estadounidense estrelló el esférico en la madera. Aunque, después fue Füllkrug el que estuvo cerca de firmar la goleada, pero su remate violento se estrelló contra el larguero.

Adeyemi celebrando su gol en San Siro. Foto: Getty Images
Adeyemi celebrando su gol en San Siro. Foto: Getty Images

El Dortmund a octavos el AC Milán con pie y medio fuera

Con esta victoria y el resultado del otro grupo, el Borussia Dortmund logra billete para los octavos de final, y con un empate le valdría para ser primero de grupo. Mientras que los italianos jugarán en la última jornada frente el Newcastle United, pero aún ganando podrían quedar fuera si el PSG logra la victoria. 

VAVEL Logo
Sobre el autor