Aprovechando el maravilloso encuentro de este domingo entre el Milan y el Nápoles que tendrá lugar a las 20:45 en el Giuseppe Meazza vamos a rememorar uno de los encuentros más míticos entre estos 2 equipos, el Nápoles-Milan de la temporada 88/89.

Contexto

El duelo se disputó el 27 de noviembre del año 1988, día en el que se jugaba la jornada número 7 de la liga italiana. La escuadra milanesa venía como la séptima clasificada y en su último partido perdieron por 1 tanto por 2 que le convirtió la Atalanta en su propio campo. Por su parte, el equipo napolitano venía de ganar por 3 goles a 5 en el campo de una poderosísima Juventus de Michael Laudrup, dirigida por Dino Zoff.

iyiortagololur.blogspot
iyiortagololur.blogspot

El Milan , todo o nada

El equipo rossonero llegaba en una situación muy complicada, ya que necesitaba sacar un triunfo del San Paolo si quería reengancharse a la lucha por el campeonato y tenía argumentos suficientes, los cuales tienen nombre propio y apellidos tales como Paolo Maldini, Frank Rijkaard, Franco Baresi y Marco van Basten (el holandés Ruud Gullit no pudo participar por una lesión ). Por su parte, el conjunto que vestía de azul contaban con un tal Diego Armando Maradona. 

TGCOM24
TGCOM24

 

Comienzo del choque

El encuentro comenzó y a los 10 minutos de juego ya se podía apreciar que iba a ser un partido antológico, pues el ritmo de juego que llevaban ambos equipos era frenético y muy poco habitual, sobre todo en un fútbol italiano de los años ochenta que destacaba por la dureza de las defensas y numerosa cantidad de entradas y faltas que se cometían en cada encuentro. Hasta el minuto 42 de la primera mitad no había goles en el San Paolo, pero Diego Maradona volvió sorprender al mundo una vez mas con un remate de cabeza precioso que superó a Galli, el cual no pudo hacer nada para evitar el tanto del astro argentino.

Nos
Nos

¿Creen en la magia?

No sé si ustedes creerán en el mundo de la magia y las artes oscuras, pero lo que se vio aquel día en Nápoles entra en la categoría de mágico, extraordinario e irrepetible. Cada balón que pasaba por las botas de Diego Armando Maradona era sinónimo de peligro, cada acción de juego era digna de la categoría de arte y los testigos de aquello aquel domingo lo recordarán por siempre. Diego propició una asistencia maravillosa ,anticipándose por arriba a Franco Baresi ni más ni menos, a su compañero Careca que define para poner el segundo en el marcador. El tercer tanto de los jugadores dirigidos por Ottavio Bianchi tardó 3 minutos en llegar con respecto al segundo, recibe el Pelusa que saca conduce hacia atrás y saca de posición hasta a 3 jugadores y pasa  para que Andrea Carnevale se plante solo ante Galli y Francini aproveche para aumentar hasta 3 la ventaja del Nápoles frente al conjunto de Arrigo Sacchi. El Milan gozó de una oportunidad par recortar distancias con un penalti que convirtió Virdis, que de poco sirvió pues 13 minutos después Careca firmaba su doblete a pase de Antonio Carannante y ponía el definitivo 4-1 en el luminoso. 

abc deportes
abc deportes

Efecto Maradona en la prensa

Después del choque de titanes que tuvo lugar en el estadio del club napolitano, la prensa nacional tildó a Maradona de extraterrestre, fenómeno e incluso llegaron a usar el término Dios para referirse al exjugador del FC Barcelona. El impacto de la actuación de Diego fue estelar y ya no quedaba nadie que no le reconociera en su momento como el mejor jugador de todo el planeta Tierra. Su partido cobra más mérito aun sabiendo que esa misma temporada el AC Milan se proclamó campeón de Europa jugando un fútbol espectacular y totalmente novedoso con partidos memorables como una manita al Real Madrid en semifinales. 

VAVEL Logo
Sobre el autor
Guillermo Ruiz Cañizares
estudiante de periodismo umu