Festín de futbol en el feudo del Newcastle que se acabó llevando los tres puntos tras verse remontado del tempranero gol de Isak. Los magpies lograron remontar el partido con un tanto de Isak y un doblete de Barnes que volvió a ser el del Leicester.

El Newcastle saltó al césped tratando de resarcirse de su mala racha adelantándose pronto en el luminoso. Así lo hizo, cuando no se había cumplido el minuto tres Gordon cayó en el área por una patada de Coufal. El colegiado señaló la pena máxima pero el VAR revisó algún fuera de juego previo.

Finalmente se lanzó el penalti. Disparó Isak, toco en el palo y entró engañando a Areola. Tras el gol tuvieron que sustituir a Lascelles que se hizo daño en una disputa con Antonio. El partido perdió ritmo y el Newcastle comenzó a tener dudas. Dudas que aprovechó el West Ham.

  • Paquetá hizo magia para el empate

Recibió en el medio del campo  se giró y dio un pase a la espalda de la defensa del Newcastle para Michail Antonio que definió a la perfección e hizó el empate.

Segundo partido del jamaicano anotando. A partir de ahí el encuentro perdió algo de ritmo, hubo ocasiones aisladas para ambos equipos pero no fueron muy claras. El partido comenzó a coger algo de ritmo cuando quedaban menos de diez minutos para el final de la primera mitad. Kudus a punto estuvo de hacer otra jugada maradoniana pero no pudo con el último defensor.

  • Paquetá tiro de picardía.

En los diez minutos de descuento de la primera mitad en la zona de tres cuartos de campo Robert Jones señaló una falta a favor del West Ham. Tras la falta un jugador del Newcastle se quedó en el suelo pero Paquetá sacó rápido para Bowen que ya dentro del área dejó el pase atrás para que Kudus cruzase el disparo al poste más largo. el disparo lo tocó Dúbravka pero acaba entrando tras dar en el larguero. 

El ghanés esta en un gran nivel de forma, suma tres goles y una asistencia en los últimos tres partidos. El West Ham se marchó con ventaja al descanso.

En la segunda mitad parecía que el cuadro de Eddie Howe había salido mejor pero fue un espejismo. Un córner a favor del Newcastle acabó con el tercero del West Ham, le cayó a Kudus en la frontal de su área, se marchó de dos oponentes y le dio el balón en largo a Bowen que estaba solo por el carril central. El inglés condujo hasta el área donde le cruzó el disparo a Dúbravka y marcó el tercero.

15 goles de Bowen esta campaña que le sitúan como el tercer máximo goleador de la Premier League.

El partido estaba muy mal para el Newcastle quién llevaba dormido desde el primer gol del West Ham, además a lesión de Lascelles se sumó la de Almirón, gracias a eso entró el salvador del Newcastle, Barnes. David Moyes metió a Phillips para defender el resultado.

  • Cuando más lo necesitaba, volvió a aparecer Gordon

Un barullo en el área donde Fabianski rechazó el balón que iba a despejar Phillips, entonces Gordon metió el pie en medio y el pivote del West Ham cometió penalti. Segundo penalti provocado de Gordon en el encuentro. 

Isak no falló desde los once metros engañando al meta polaco que había entrado en el descanso por una lesión de Areola. El sueco prendía la chispa de la remontada

Isak celebrando su gol/ Fuente: Getty Images
Isak celebrando su gol/ Fuente: Getty Images
  • Barnes, el héroe de St James' Park

Con el tanto de Isak, se creció la hinchada de los magpies que quería el empate que no tardó en llegar, recibió Isak entre líneas y filtró un pase para Barnes que hizo el desmarque hacía el medio y batió por debajo de las piernas a Fabianski.

Se desató la locura en St James' Park que quería más. El partido se convirtió en un asedió al área del cuadro de David Moyes. La tuvo Longstaff en un disparo al segundo palo que llegaba Barnes a empujar. Rozaba los tres puntos el Newcastle.

Entonces volvió a aparecer el mismo futbolista que igualo el encuentro. Barnes que recibió el la frontal se quitó a Phillips con el control y disparo con rosca al palo largo culminando la remontada. Con este gol el Newcastle se pone a tan solo un punto del West Ham.

En lo restante de partido expulsaron a Gordon que vio la segunda amarilla por perder tiempo. Intentó el West Ham empatar de nuevo y la tuvo en un centro Soucek que no remató bien. Los tres puntos se quedaron en casa.