Costa Rica se vistió de gloria en Fortaleza

Con un segundo tiempo soñado, Costa Rica remontó un 1-0 adverso y terminó doblegando 1-3 a una pálida Uruguay que jamás encontró la reacción necesaria para, al menos, empatar el marcador. "La Sele" se quita el mote de "Cenicienta" y se muestra como rival fuerte y peligroso para italianos e ingleses.

Costa Rica se vistió de gloria en Fortaleza
Duarte (6) celebra con sus compañeros el segundo gol tico. // (Foto de es.fifa.com)
Uruguay
1 3
Costa Rica
Uruguay: MUSLERA; PEREIRA, LUGANO, GODIN, CÁCERES; AREVALO RÍOS, GARGANO (GONZÁLEZ, MIN.58), CR. RODRIGUEZ (A.HERNANDEZ, MIN.75), STUANI; FORLÁN (LODEIRO, MIN.58), CAVANI
Costa Rica: KEYLOR NAVAS; GONZALEZ, UMAÑA, DUARTE, GAMBOA; BOLAÑOS (BARRANTES, MIN.88), DÍAZ, TEJEDA (CUBERO, MIN.73), BORGES; RUIZ (UREÑA, MIN.82); CAMPBELL
MARCADOR: 1-0, CAVANI (min.22) 1-1, CAMPBELL (min.53) 1-2, DUARTE (min.56) 1-3, UREÑA (min.85)
ÁRBITRO: FÉLIX BRYCH (ALE) Amonestó a: Lugano (min.49) Gargano (min.55) Cáceres (min.80) Expulsó a: Pereira (min.93)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 1 del Grupo D de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Así como David noqueó a Goliat con tan solo una honda y una piedra, así, un equipo tico inspirado fue capaz de despedazar a un combinado charrúa sin alma, sin brillo y sin la grandeza que debe caracterizar a un equipo con su historia y tradición. Esta noche, el equipo considerado "el rival más débil" del Grupo D, tomó cuenta de su rival ahogándole sus ideas y matándolo a latigazos fulminantes comandados por un excelso Joel Campbell. Costa Rica, con buen fútbol y una propuesta acertada, derrotó 1-3 a Uruguay y dio la sorpresa mayúscula en la primera jornada del "Grupo de la Muerte".

El inicio esperado y la mejor versión de Uruguay

El partido arrancó con dos ideas bien delineadas en el terreno de juego. Costa Rica, rompiendo lo hecho en las eliminatorias hacia el mundial y los últimos amistosos, plantó una línea de 5 en el fondo con tres volantes y dos hombres en punta. Por su parte, Tabárez mandó al campo su 4-4-2 típico con Forlán retrasándose unos metros para dejar solo en punta a Cavani. 

Era claro que el primero que arriesgaría sería el equipo charrúa.

Los planteamientos dejaron también la sensación de encontrarnos con el partido que se esperaba. Uruguay, consciente de lo importante que era hacerse con los tres puntos, salía a dominar el balón y moverlo de tal forma que la defensa tica quedara descolocada. Por su parte, Costa Rica salía a presionar a los volantes charrúas y buscaba un robo rápido de balón para una contra fulminante. Sobre los primeros diez minutos, una internada peligrosa de Cavani y un cabezazo desviado de Ruíz eran todo lo emocionante del partido. Sin embargo, era claro que el primero que arriesgaría sería el equipo charrúa.

Las emociones mejoraron cuando, al 14', luego de un cobro de tiro de falta, Cavani peinara el balón para encontrar bien ubicado a Lugano de frente a Keylor Navas. El central empujó el balón que salió bombeado hacia el fondo de la red pero el juez de línea decretaba un fuera de lugar existente. Apenas un minuto después, Cavani, tras otro balón largo al área, encontraba el rebote dejado por la defensa tica pero su derechazo se iría flojo y totalmente desviado. Uruguay presionaba y Costa Rica no podía encontrar chances al contragolpe por el  buen trabajo de Gargano y Ríos en la zona media.

La presión y el encierro uruguayo sobre "La Sele" daría sus frutos al 23' cuando, tras una falta sancionada dos minutos atrás por un agarrón evidente de Junior Díaz sobre Diego Lugano, el árbitro alemán decretaría la pena máxima. El penal, el primero en ser bien sancionado en lo que va del mundial, fue transformado en gol de manera magistral por Edison Cavani. El delantero del PSG disparó rasante sobre la base del poste izquierdo de un Keylor Navas que adivinó la trayectoria del balón pero le fue imposible contenerlo. Cavani ponía el 1-0 en el marcador y Uruguay respiraba con tranquilidad.

Cavani ponía el 1-0 en el marcador y Uruguay respiraba con tranquilidad.

Sin embargo, la tranquilidad que el 1-0 daba poco a poco se iría diluyendo. En un principio, Costa Rica pareció acusar el impactó del gol y quedó desorientado por breves minutos. En ese lapso, Christian Rodríguez colocó un centro venenoso al área rival pero Díaz alcanzó a rechazar antes del cierre de Cavani. Pero Costa Rica despertó a tiempo. Poco a poco, los dirigidos por Jorge Luis Pinto fueron quitándose el dominio celeste y establecieron sus condiciones de juego. Su primer aviso llegó al 27' con un zurdazo de larga distancia de Joel Campbell que se fue apenas desviado de la puerta de Muslera.

Al 30', González tendría una clara para los ticos pero su disparo, poco ortodoxo, se desvío en la pierna derecha de Maxi Pereira. Costa Rica se lanzaba por el empate y, aunque sus llegadas llevaba cierto peligro, Uruguay daba muestras de seguridad en su zona baja. Un nuevo susto sobre la puerta de Muslera llegó al 42' cuando el arquero charrúa salió mal en un córner pero Celso Borges no alcanzó a llegar para empujar el balón a la red.

El primer tiempo acabaría con un paradón de Keylor Navas luego de un tiro rebotado en Forlán y que parecía colarse en la parte superior del poste izquierdo pero "El Halcón de la Sábana" se estiró para evitar una caída mayor de su portería. Uruguay cerraba ganando y mostrando que podía trabajar su victoria poco a poco.

La magia tica destapada en el complemento

Los segundos 45 minutos comenzarían de forma totalmente distinta a la primera parte. Con decisión y entrega, Costa Rica salió, desde el pitazo del árbitro, a buscar el empate sobre la puerta charrúa. El 5-3-2 se convirtió en un 3-4-3 en el que Bolaños subía a pararse junto a Ruíz y Campbell apra sumar hombres en ataque. Por su parte, Uruguay salía replegada sobre su campo y esperando por los espacios que su rival le regalara para explotarlos al contragolpe. El partido cambió drásticamente en la segunda parte.

El resultado del empuje tico llegaría al 49', cuando centro de Ruíz encontraba la cabeza de Duarte pero el cabezazo se iba directo al cuerpo de Muslera y Campbell no alcanzaba a pescar el rebote. Pero, al 53', una enorme jugada colectiva entre Ruíz y Gamboa permitió al lateral derecho penetrar en profundidad y enviar un centro al área. Celso Borges buscó el balón en un duelo aéreo con Godín pero, tras no pescar el balón ninguno de los dos, fue Joel Campbell quien conectó un zurdazo impresionante que se coló en la base del poste izquierdo de Muslera. Costa Rica conseguía el empate y la noche caótica de los charrúas apenas comenzaba.

La intensidad tica pareció aumentar con el empate y "La Sele" no se contuvo en su intento por tomar ventaja de una selección charrúa sorprendida y desubicada con el gol en contra. Tres minutos después, tras una falta de Gargano sobre Ruíz en el intento de espacada del delantero centroamericano, fue aprovechada por Bolaños para colgar un centro a segundo poste donde Duarte llegó para cabecear al otro poste de Muslera y colocar el 1-2 en el marcador. En cuestión de minutos, Costa Rica alcanzaba la plenitud de su juego y desmoronada a toda una Uruguay que salió del entretiempo más dormida que despierta.

El 1-2 hundió por completo a Uruguay. Tabárez movió el banquillo e incluyó a Álvaro González y Nicolás Lodeiro por un flojo Forlán y un Gargano vencido por la velocidad tica. Sin embargo, los cambios no mostraron efecto y Costa Rica seguía llegando con peligro. Al 63', Campbell disparaba pero su zurdazo se fue apenas desviado y dos minutos después Celso Borges conectaba de cabeza en el área pero Muslera le negaba el gol. Costa Rica, lejos de replegarse en el fondo para cuidar la ventaja, seguía jugando varios metros adelante de Keylor Navas para asfixiar a Uruguay y no dejarla formular ideas claras de gol. 

El 1-3 tico llegaba con una obra de arte en velocidad y precisión, las dos características que le permitieron a Costa Rica tocar el cielo en Fortaleza.

El único susto charrúa en puerta centroamericana llegó al 69', con un cabezazo colocado de Cavani pero la estirdad impresionante de Navas impidió el empate de la celeste. Uruguay tocaba el balón mientras Costa Rica tapaba espacios y se volvía letal en cada ocasión que intentaba contragolpear. Abel Hernández entraba por "El Cebolla" Rodríguez pero el equipo de Tabárez seguía muerto en la cancha de Fortaleza.

Costa Rica comenzó a tocar el balón y a moverlo de lado a lado para consumir minutos, mientras Uruguay perecía víctima de su propia desesperación. Las variantes de Tabárez no daban resultado y Costa Rica preparaba el golpe final. Éste llegó al 83', con un pase entre líneas de Joel Campbell para un recién ingresado Marcos Ureña. El delantero le ganó la espalda a Godín y definió por debajo de la salida de Muslera con enorme categoria. El 1-3 tico llegaba con una obra de arte en velocidad y precisión, las dos características que le permitieron a Costa Rica tocar el cielo en Fortaleza.

El partido acabó con bronca uruguaya. Pereira le dio una auténtica patada descarada a la figura del partido, Joel Campbell, lo que le valió la expulsión directa. Costa Rica paseó a Uruguay en los últimos minutos y esperó al pitazo final para estallar de alegría. Esta victoria pone a Costa Rica en un lugar diferente al que los pronósticos le daban. Con 3 puntos y dos partidos por enfrentar, "La Sele" aspira a clasificar a Octavos de Final de Brasil 2014 y repetir la hazaña que lograron en Italia 1990. La victoria de hoy significa más que tres puntos. Es historia, es sacrificio, es sorpresa y es realidad. Costa Rica se codeó, este día, con los más grandes del fútbol mundial.