Chapecoense: el cielo acoge a los héroes

El Chapecoense y todo el mundo del fútbol no podrán olvidar este día. El equipo brasileño ha sufrido esta pasada noche un accidente de avión cuando se desplazaban a jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional, en dicho suceso han perdido la vida un total de 75 personas, entre futbolistas y personal del club.

Chapecoense: el cielo acoge a los héroes
Chapecoense: el cielo acoge a los héroes . Foto: VAVEL.

En la memoria de todos los amantes del fútbol siempre quedará el recuerdo de este 29 de noviembre de 2016. Un grupo de futbolistas se desplazaban hasta Medellín para disputar el partido más importante de sus vidas, la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional. El Chapecoense, después de hacer historia colándose en su primera final internacional, tenía ante sí la gran oportunidad de conseguir un hito para su club y para todos sus aficionados. Esta pasada noche se ha confirmado la peor noticia para todo el mundo del fútbol, su avión se estrellaba poco antes de llegar al aeropuerto José María Córdoba de la ciudad colombiana de Medellín. La cifra de fallecidos asciende a 75 muertos y seis personas han conseguido sobrevivir ante tremenda fatalidad. El sueño de unos amigos amantes del fútbol se esfumaba a escasos kilómetros de la gloria.

La historia de este modesto club comenzaba hace 43 años, el 14 de mayo de 1973 el Chapecoense veía la luz tras la fusión del Atlético de Chapecó e Independente. El fútbol en la ciudad de Chapecó empezaba de nuevo después de unos años un tanto decepcionantes. Su primera plantilla estaba formada por futbolistas de la misma ciudad. Su primer partido se saldó con victoria por uno a cero ante el São José. No tardaron mucho en conquistar su primer título, en 1977 se proclamaron campeones del Campeonato Catarinense tras derrotar al Avaí por uno a cero.

A partir de este título comenzaba la primera época dorada del Chapecoense. Hasta el año 2001, donde el club sufrió su primera crisis, lograron otro campeonato más del Catarinense. En el mencionado año las deudas hicieron mella en el equipo y dos más tarde la Associação Chapecoense de Futebol pasó a denominarse Associação Chapecoense Kindermann/Mastervet; nombre debido al marketing con el que la ley brasileña protege a los clubes. A lo largo de este tiempo, hasta el año 2004, el club acabó con todas las deudas. Ahora solo quedaba crecer futbolísticamente.

Dos años más tarde, en el 2006, el Chapecoense logró la Copa Santa Catalina. Después de perder la final del Campeonato Catarienense, el club se preparó para iniciar la campaña en la Serie D del fútbol brasileño. A partir de este momento, salvando su descenso en el año 2010 aunque logró permanecer en la categoría por la pérdida de la licencia del Clube Atlético Hermann Aichinger, el ascenso meteórico del Chapecoense en el fútbol brasileño ha sido extraordinario. En el año 2012 consiguieron el ascenso a la Serie B, además de este logro también fue considerado uno de los mejores 40 clubes más importantes de Brasil.

Un año después, los Verdão lograron ascender a la división de oro del fútbol brasileño después de un partido agónico ante Bragantino. Después de alcanzar este hito histórico para un club de corta edad, solo quedaba seguir creciendo. Esta temporada ha sido la de la culminación al trabajo realizado a lo largo del tiempo. Después de una Copa Sudamericana para enmarcar, el Chapecoense se plantaba en la gran final que tenía que disputar este miércoles ante Atlético Nacional.

Toda la ciudad se vestía de gala para presenciar este histórico partido, los jugadores y el cuerpo técnico partían con destino a Colombia para afrontar el encuentro de sus vidas. El destino no ha querido ser justo con un grupo de amigos que partido tras partido defendían los colores de su club. La final de la Copa Sudamericana ha sido suspendida antes de que Chapecoense pudiera hacer historia, pero seguro que los integrantes de este equipo presenciaran desde allá donde estén los triunfos de los suyos.