Tim Cahill da la FFA Cup al Melbourne City

El Melbourne City se ha proclamado campeón de la FFA Cup tras vencer por la mínima al Sydney. El único gol del partido lo ha marcado el veterano australiano Tim Cahill. Los de Schip logran su primer título.

Tim Cahill da la FFA Cup al Melbourne City
Tim Cahill celebrando con sus compañeros el gol del triunfo. | Foto: FFA Cup.

La tercera edición de la FFA Cup ha tocado a su fin. Melbourne City y Sydney se enfrentaban en la gran final del torneo en el que han participado un total de 704 conjuntos. El AAMI Park albergaba el partido definitivo entre dos equipos que están muy parejos en la A League, son los primeros clasificados del torneo doméstico. Los que ejercían de locales se presentaban a este duelo después de eliminar en semifinales a Melbourne Victory, campeón de la edición del año pasado. Los visitantes, por su parte, llegaban después de dejar en la cuneta al Canberra Olympic, equipo de la National Premier League.

Los hombres del entrenador holandés Schip enseguida se hicieron con el control del partido y fruto de ello llegaron las primeras ocasiones de cierto peligro sobre el marco rival. El veterano australiano Tim Cahill, de remate de cabeza, y el argentino Brandan mandaron sus disparos fuera cuando lo tenían todo a favor para inaugurar el marcador. El Sydney, líder de la A League, tardó en despertar pero lo hizo con una oportunidad que Ryall no supo materializar. Con el empate a cero inicial los dos equipos se marchaban a los vestuarios con todo por decidir.

Un gol de Tim Cahill desniveló la final

Los segundos 45 minutos empezaron con una clara ocasión en las botas del jugador visitante Brosque. Poco después, en el minuto 53, el que no iba a perdonar era Tim Cahill. El centrocampista de 36 años remataba de cabeza al fondo de las mallas un precioso centro desde la derecha de Franjic. A partir de este gol, Sydney se lanzó en busca del empate y estuvo muy cerca de lograrlo con un tiro del delantero brasileño Bobo que no encontró el premio del tanto. Los últimos minutos fueron un quiero y no puedo de los visitantes en busca del milagro que finalmente no se produjo.  

Con el pitido final se desencadenó la fiesta en todos los integrantes y aficionados del Melbourne City, que conquistan su primera FFA Cup. El Sydney tendrá que esperar a la próxima edición para añadir a su palmarés este título. Ambos conjuntos, tras este duelo, tienen entre ceja y ceja levantar al A League y será una dura batalla entre estos dos grandes favoritos.

Tim Cahill, autor del gol del triunfo