Gisdol quiere parar la mala racha del Hamburgo

Gisdol dijo ayer jueves que necesitan ganar este partido para parar esta crisis que ha llevado al Hamburgo hasta la décimoctava posición la clasificación de la Bundesliga.

Gisdol quiere parar la mala racha del Hamburgo
Gisdol en un partido liguero | Foto: Bundesliga.com

El Hamburgo sorprendentemente lleva sólo un punto de dieciocho posibles ya que llevan disputado seis partidos de Liga. ¿Cómo podría Gisdol remediar esta ruina? Para él esta claro el asunto: hay que dar un gran estímulo a los jugadores.

Mañana se mide el Hamburgo (como visitante) contra el Borussia Monchedglabach. Es un partido muy difícil ya que éste ha ganado 16 partidos y ha empatado y perdido uno de los últimos dieciocho encuentros disputados en casa. En caso de que el Hamburgo pierda sería su peor registro de los últimos ¡54 años!. Gisdol opinó lo siguiente: "Yo me hago fuerte en las situaciones difíciles. Creo que todo el mundo piensa que vamos a perder este sábado a lo que yo les respondó: ¡Ni lo penséis!. Estoy convencido de que cuando disputemos el partido contra el Gladbach tenemos posibilidades de hacerles mucho daño". Sea o no cierto lo que diga Gisdol una cosa está clara: está tratando de transmitir señales positivas y ánimo a sus aficionados. Diecinueve días lleva Gisdol como nuevo entrenador del Hamburgo SV y pide lo siguiente: "Espero que la afición tenga calma ya que de momento sólo me ha dado tiempo a evaluar algunas cosas y pido por favor que se me de más, en todos los entrenamientos hago evaulaciones individuales y en grupo".

A pesar de la posición del Hamburgo en la tabla de clasificación de la Bundesliga como últimos, el ex-entrenador del Hoffenheim declara lo siguiente: "Estoy parcialmente tranquilo porque sé que nuestro equipo puede manejar esta situación y cualquier otra. Tengo una actitud totalmente positiva hacia el equipo y el club. Esta es la base para todo. No quiero promesas únicamente trabajo duro y convincente". Esto es un claro mensaje tranquilizante no sólo dirigida a los aficionados sino también al equipo directivo del Hamburgo.