El gigante de Baviera no decepciona ante el Hannover 96

El conjunto dirigido por Jupp Heynckes volvió a la senda de la victoria ante el Hannover 96 en un partido bastante bien planteado por el conjunto visitante.

El gigante de Baviera no decepciona ante el Hannover 96
Imagen: Bundesliga.
Bayern Múnich
3 1
Hannover 96
Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Boateng, Hummels, Rafinha; Javi Martínez, Vidal, James, Coman, Müller; Lewandowski.
Hannover 96: Tschauner; Sorg, Sané, Anton; Korb, Schmiedebach, Bakalorz, Ostrzolek; Benschop, Klaus, Füllkrug.

El líder de la Bundesliga no falló ante la visita del Hannover 96, equipo recién ascendido que estuvo muy cerca de dar la sorpresa en la tarde de hoy en el Allianz Arena de Múnich. El conjunto dirigido por Jupp Heynckes volvió a la senda de la victoria en casa, en un partido que los muniqueses podrían haber sentenciado bastante antes de no haber sido anulado el 2-0 de Lewandowski rondando la media hora de juego.

Novedades en la convocatoria local

El conjunto local llegaba a este encuentro con buenas noticias desde la enfermería. Thomas Müller volvía a la titularidad tras una lesión en el muslo que le ha tenido apartado de los terrenos de juego las últimas 6 semanas. Por otro lado, la reaparición del veterano Franck Ribéry, que regresó al verde del Allianz Arena en el minuto 86 con la ovación de todo el público. David Alaba también regresó para demostrar que no ha perdido la forma en los días que se ha mantenido al margen del grupo.

El partido arrancó con un Bayern volcado sobre la portería visitante y con un Hannover muy valiente, presionando la salida de balón de los locales y dejando pocos espacios. Pese a ello, las ocasiones de gol del Bayern Múnich no tardaron en llegar. Thomas Müller y Arturo Vidal fueron los hombres más activos del cuadro de Jupp Heynckes en el primer acto. Hasta un total de tres ocasiones necesitó el chileno Arturo Vidal para lograr abrir la lata en Múnich. Tras una estirada de Tschauner y un palo, un cabezazo muy ajustado de Vidal tras un centro de Müller adelantó al gigante de Baviera pasado el primer cuarto de hora de partido. El dominio local continuó y siguieron jugando en el campo del Hannover 96. Pasados los primeros 20 minutos, el Hannover comenzó a estirarse.

Anécdotas con partido roto

El Hannover 96 no se dejó intimidar ante los constantes ataques del Bayern y comenzó a enseñar sus garras. Klaus y Benschop tuvieron sus oportunidades para equilibrar la balanza en Múnich, pero se encontraron con el muro local y con Sven Ulreich, quien realizó una gran actuación en la primera mitad del encuentro. En el siguiente acercamiento del Bayern se produjo la acción de la polémica. Müller centró hacia el área pequeña, y tras un fallo del portero visitante, Lewandowski aprovechó para empujar el balón al fondo de la red. Tras la celebración del gol, el VAR decretó que Lewandowski se encontraba en posición ilegal y el colegiado anuló el gol.

Tan solo 20 segundos después, en un contraataque veloz del Hannover, Füllkrug regateó a Sven Ulreich y este cometió penalti al golpearle con los pies. Benschop transformó la pena máxima, pero tuvo que repetir el penalti ya que jugadores de ambos equipos entraron en el área antes de que Benschop hubiera golpeado el cuero. En la repetición del penalti, Ulreich adivinó las intenciones del atacante rival y desvió el penalti para que la defensa del Bayern mandara el esférico a saque de esquina. A Benschop le bastaron poco más de 5 minutos para poner tablas en el marcador cabeceando un saque de esquina ejecutado por Klaus desde el lado izquierdo.

Imagen: GettyImages

Un Bayern sin piedad

Al comienzo de la segunda parte, se pudo observar a un Bayern muy precavido, manteniendo la posesión del balón en campo visitante y con la portería entre ceja y ceja. James Rodríguez fue el futbolista más destacado en las filas del Bayern Múnich en los primeros compases del segundo acto, ensanchando el campo y disparando un total de tres veces en apenas 10 minutos buscando la escuadra de la portería defendida por Tschauner. Poco a poco, el Hannover fue dejando espacios por banda, de ello se aprovecharon Kingsley Coman y Thomas Müller en las salidas al contraataque. Fue en el minuto 67 cuando y centro del propio Müller cayó en las botas de Coman en el interior del área grande, que disparó a la media vuelta con el pie izquierdo ante la presencia de dos centrales y la envió al fondo de la red.

Era el momento de Kingsley Coman, sin duda alguna el jugador más destacado del partido. En un nuevo contraataque dirigido por él mismo, se plantó delante de Tschauner, pero su disparo potente y centrado lo desvió a saque de esquina el meta del Hannover. Coman sería el encargado de provocar el penalti que daría lugar al 3-1, que transformó Robert Lewandowski engañando por completo al meta rival.

Imagen: Bundesliga.

Con esta victoria, el Bayern Múnich amplía su ventaja respecto al RB Leipzig y al Schalke 04, ya que Hoffenheim venció por 4-0 al Leipzig y Bayer Leverkusen y Borussia Dortmund empataron 1-1. La próxima cita del Bayern será una de las más difíciles de la temporada, nada más y nada menos que ante el París Saint-Germain de Unai Emery, al que todavía tiene la posibilidad de disputarle la primera plaza en el grupo B de la Liga de Campeones. Vuelve la Liga de Campeones el próximo martes al Allianz Arena con uno de los partidos con más nivel de todo el mundo en la actualidad.