1975/1976: Cuando el Saint-Étienne casi alcanza la gloria en Europa

Bayern Münich - Saint-Étienne | Copa de Campeones 1975/76 | miércoles 12 de mayo | Estadio: Hampden Park | La final de la Copa de Europa de la temporada 1975/76 se presentaba en el Hampden Park de Glasgow, situado en Escocia. Dos grandes equipos de sus respectivas ligas se enfrentaban para tocar la gloria más alta a nivel europeo. El Bayern Münich, comandada por Dettmar Cramer se llevaría el codiciado premio tras un gol en el descuento.

1975/1976: Cuando el Saint-Étienne casi alcanza la gloria en Europa
Plantilla del Saint-Étienne temporada 1975/1976. Foto: Getty Images.
Bayern Münich
1 0
Sain-Étienne
Bayern Münich : Sepp Maier; Johnny Hansen, Schwarzenbeck, Beckenbauer, Horsmann; Dürnberger, Roth, Kapellmann; Rummenigge, Gerd Müller, Uli Hoeneß.
Sain-Étienne: Ćurković; Repellini, Piazza, Lopez, Janvion; Bathenay, Santini, Jean-Michel Larqué, Revelli; Revelli, Sarramagna (Rocheteau, min. 63), Herbin.
MARCADOR: 1-0, min. 57, Franz Roth.
ÁRBITRO: Károly Palotai
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la final de la Copa de Europa de la temporada 1975/1976.

En aquella ocasión, tanto el Bayern Münich como el Saint-Étienne eran dos equipos que ejercían poder y dominio en sus respectivas ligas. El equipo bávaro, por su gestión dentro y fuera de la cancha, ha seguido dominando no solo a nivel nacional, sino en el fútbol continental. Mientras que "los verdes" poco a poco fueron cayendo hasta llegar a ser un equipo de "mitad de tabla", como muchos suelen llamarles por equivocación. 

Y es que el Saint-Étienne es uno de los equipos con más éxito del fútbol frances, junto a equipos como el Marsella o el Nantes. Acumulan un total de diez títulos ligueros y otros de competiciones domésticas.

Pero fue en aquella temporada del año 1976 cuando los de Robert Herbin casi tocaban la gloria a nivel continental. Los franceses disputaban la entonces llamada Copa de Europa, pasando por equipos como el Rangers, donde ganó tres por uno en los octavos de final de la competición. Tras su pase a la siguiente fase, se enfrentaban a un Dynamo Kiev que les plantó cara en el partido de ida, venciendo al Saint-Étienne dos por cero en casa. En el partido de vuelta, los locales pudieron empatar en el marcador global y el partido tuvo que irse a la prórroga. Unos minutos que permitieron a los Sainté pasar a la semifinal de la Copa.

Semifinales reñidas

En estas instancias ya se podían predecir quienes serían los posibles finalistas e incluso, quién podría ser el próximo campeón de Europa. Siendo el equipo bávaro el campeón de las últimas dos ediciones de la Copa de Europa. Un completo dominio continental. El Bayern, quien en ese entonces lo capitaneaba Franz Beckenbauer, se enfrentaba ante un Real Madrid que contaba con nombres como Vicente Del Bosque y Paul Breitner, quien también disputó por varias temporadas en el club alemán. El resultado final fue de tres por uno global, permitiendo al Bayern pasar a la final de la Copa.

En la otra semifinal disputada, el Saint-Étienne se enfrentaba ante el PSV Eindhoven. En ambos encuentros solamente hubo un gol, dejando a los Sainté poder disputar la final de la Copa de Europa frente a un Bayern Münich favorito de cara al partido.

La gran final

La gran final había llegado. Era momento para el Bayern Münich de conseguir su tercer título consecutivo u oportunidad para el Sainté escribir historia en Europa. El primer tiempo del partido se vio bastante gris en cuanto a goles. El Saint-Étienne dominaba el partido y creaba diferentes oportunidades de gol. Pero a esto, una gran actuación del portero Sepp Maier evitaba que los de Francia se fueran por delante en el marcador. Los primeros 45 minutos terminaron cero por cero.

El segundo tiempo  decidió todo. Fue en el minuto 57 del complementario cuando Piazza comentió una falta al mítico delantero Gerd Müller y el árbitro húngaro, Károly Palotai, pitaba un tiro libre directo que llevaba demasiado peligro. Franz Beckenbauer sería el encargado de cobrar esta falta. Y, en lugar de disparar directo a portería, este decidió rematar con dirección a su compañero Franz Roth para que este rematara al arco rival. De esta manera y sin fallar de cara al arco, el Bayern Münich se fue por arriba del marcador. Un resultado que fue imposible de remontar para los de Herbin. Bayern Münich, campeón de la Copa de Europa 1975/76.

La Copa de Europa se la llevaba una vez más el club que dominaba el fútbol europeo. El Bayern Münich seguía escribiendo su propia historia, plagada de éxitos. Mientras que el Saint-Étienne, pese a ser dominador en su país, no pudo levantar la deseada Copa y estuvo cerca de tocar la Gloria en Europa.

Alineaciones oficiales

     

Partido Bayern Münich - Saint-Étienne:

https://www.youtube.com/watch?v=DGEDBzXieZQ&app=desktop