La segunda parte le vale al PSG para seguir sumando de a tres

Partido discreto en la primera parte del PSG ante un Toulouse muy serio que le aguantó al líder 68 minutos. Los parisinos piensan ya en el Real Madrid.

La segunda parte le vale al PSG para seguir sumando de a tres
Foto: PSG
Toulouse
0 1
PSG
Toulouse: Lafont; Yago, Diop, Amian, Sylla; Blin, Cahuzac, Imbula; Jean, Gradel, Sanogo.
PSG: Areola; Yuri, Marquinhos, Kimpembe, Alves; Rabiot, Lass, Lo Celso; Di María, Mbapé, Neymar.
MARCADOR: 0-1, min. 68, Neymar;
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la jornada 25 de la Ligue 1. Encuentro que se ha disputado en el Stade de Toulouse, en la ciudad de Toulouse.

Partido nada fácil el que se le presentaba al PSG, líder indiscutible de esta Ligue 1, en Toulouse ante un rival con calidad pero que está metido de lleno en los puestos de descenso y que ya comienza a sentir una gran presión por eludirlo.

Unai Emery dejaba en casa a Cavani de car al duelo ante el Real Madrid del próximo miércoles y también reservaba en el banquillo a Verratti y a Thiago Silva. Por lo demás, un once muy parecido al que podremos ver en el Santiago Bernabéu con la duda de Di María, que podría relevar a algún componente de la 'NMC' tras su fantástica actuación en el primer mes de competición de este año.

Mbappé y poco más

El partido comenzó como no podía ser de otra forma, con un PSG muy dominador sobre el conjunto local que esperaba salir a la contra y coger despistado al equipo que hoy vestía de amarillo. Un Mbappé muy participativo y que se movía con gran rapidez entre la defensa morada era el gran peligro del equipo visitante pero las bazas del Toulouse iban a jugar un papel fundamental.

El objetivo del cuadro local era el de desgastar psicológicamente al PSG fortaleciéndose en la zona defensiva y que el cuadro parisino se desesperase a la hora de no encontrar huecos para definir. Al principio, el PSG buscaba con ahínco la portería del joven Lafont pero sin encontrar fortuna. 

El Toulouse tuvo una clara ocasión a los quince minutos de partido, con un cabezazo del ex-gunner Yaya Sanogo tras una gran jugada individual del costamarfileño Gradel que tuvo que precisar una gran actuación de Areola. La respuesta del PSG no se haría de esperar y Mbappé, tras un recorte al defensa, dispara fuera por muy poco desde dentro del área. Neymar estaba un poco desaparecido en el encuentro pero el astro brasileño, con muy poco, creaba magia en el juego de su equipo.

Los locales apenas mantenían la posesión y le dejaban la pelota al PSG, una táctica que podría ser peligrosa más aún con la calidad que posee el equipo de París en tres cuartos de campo hacia adelante. Muchas imprecisiones en los amarillos que parecían tener la mente más puesta en la Champions que en el encuentro de hoy, todo esto a la media hora de juego. En ocasiones la presión muy alta del Toulouse metía en problemas al PSG a la hora de sacar el balón jugado desde atrás.

El juego se volvió espeso y apenas se veían ocasiones de gol en ambos equipos. Dani Alves sufría cada vez que era encarado por Gradel en la banda derecha y Mbappé era el único que ponía algo de luz al ataque parisino. Rabiot no hizo acto de presencia en la primera mitad, actuación muy discreta la suya. 

La ocasión más clara hasta ese momento del partido llegaría con un centro de Mbappé muy peligroso que remata Neymar JR y Lafont realiza una parada antológica con el pie derecho. Dos minutos después, un precioso taconazo de Mbappé sirvió para que Neymar disparase con calidad pero el balón se marcharía por encima de la portería de Lafont. Acto seguido, córner botado por Di María que coge un efecto sorprendente y golpea en el larguero en lo que parecía ser el gol del año en Francia. Esta jugada sería el colofón a una primera parte sin goles.

Neymar sí apareció

La segunda mitad siguió la senda de los anteriores 45 minutos. El PSG estaba impreciso y provocaba las contras del Toulouse que apenas causaban algún tipo de peligro. En unas de esas contras fallidas del conjunto violeta, Mbappé le roba la pelota a Imbula y se la pasa rápido a Neymar que no logra contactar con la portería y el balón se pasea por el área. Fue el primer acercamiento con peligro del PSG en los primeros diez minutos de segunda mitad. Fue también un partido marcado por la dureza. Entradas duras de Gradel, Lass o Sanogo que terminaron en tarjeta amarilla. 

Primer cuarto de hora sin ocasiones reseñables en el terreno de juego. Un PSG que no estaba muy acertado y que no encontraba en Neymar, su máximo exponente, la calidad necesaria para resolver un encuentro muy atascado para los parisinos. Con eso, Unai Emery dio entrada a Verratti en el medio campo en sustitución de Lass Diarra para dar consistencia al mismo, aunque el partido del francés ha sido más que bueno.

Con el paso de los minutos, el PSG le metió un ritmo más al encuentro a sabiendas que se le estaban escapando dos puntos importantes a pesar de su distancia en la clasificación. Los hombres de amarillo comenzaban a cercar el área local en busca del gol que les diese la tranquilidad definitiva, ya que en defensa apenas estaban sufriendo dada la inoperancia atacante del Toulouse.

En uno de los pocos contragolpes de los parisinos en el día de hoy, Di María realiza un cambio de juego magnífico hacia Neymar que, dentro del área, amaga por dos veces a Yago y dispara a portería, con la fortuna de que el tiro rebota en un rival y se mete, aunque parecía que no desviaba la trayectoria del balón. Como bien decíamos, muy poco necesitaba el astro brasileño para hacer gol y así ha sido.

Ya el encuentro tenía un claro acento parisino y no parecía que el PSG sufriera hasta el final del mismo. Muy cómodo desde el gol Neymar que ya se movía con mayor libertad y, por supuesto, clave la entrada de Verratti para darle al PSG lo que le faltaba, dinamismo. El brasileño tuvo el segundo gol en sus botas pero el disparo raso golpeó en la cepa del poste de la portería local. Neymar JR estaba desatado y una fantástica jugada del brasileño termina con un tiro lejanísimo que termina en el larguero. Estaba de dulce el ex del Barça en la segunda mitad de los últimos 45 minutos.

Dominio arrollador ahora sí de los parisinos en el partido que ya en los minutos finales parecía finiquitado a pesar de los peligroso del resultado, que era la victoria visitante por la mínima. Areola no participó en ninguna acción del segundo tiempo, lo que habla de la buena labor que se hizo en materia defensiva por parte del PSG. El Toulouse ya se mostraba resignado y parecía acusar cierto cansancio de lo derrochado en la primera mitad para contener al PSG.

El PSG pudo aumentar la ventaja al final con un disparo de Draxler que detuvo Lafont pero finalmente los tres puntos se marchan a la capital francesa en la previa del partido más importante de la temporada para el PSG. Por su parte, el Toulouse se queda en una posición muy peligrosa y deberá mejorar en exceso para salvar la categoría.