Dybala despierta a la Juventus

El equipo piamontés comenzó perdiendo el partido ante el Udinese, pero el delantero argentino sacó a relucir su calidad y conseguía un doblete para remontar el partido en favor de la 'Vecchia Signora'.

Dybala despierta a la Juventus
Dybala celebra uno de sus goles anotados ante el Udinese | Foto: Juventus FC
Juventus
2 1
Udinese
Juventus: Buffon; Evra, Benatia (Bonucci, min. 70), Barzagli, Lichtsteiner; Lemina, Hernanes, Alex Sandro, Cuadrado; Dybala (Sturaro, min. 82), Mandžukić (Higuaín, min. 66).
Udinese: Karnezis; Samir (Ali Adnan, min. 46), Felipe, Danilo, Wague; Kums, Jankto (Heurtaux, min. 75), Fofana, De Paul (Perica, min. 55); D. Zapata, Théréau.
MARCADOR: 0-1, min. 30, Jankto. 1-1, min. 43, Dybala. 2-1, min. 51, Dybala pen.
ÁRBITRO: Claudio Gavillucci (ITA). Amonestó a Wague (min. 45+1), Perica (min. 59) y Hernanes (min. 66).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de Serie A entre la Juventus y el Udinese. El encuentro se disputó en el Juventus Stadium.

La Juventus consiguió vencer en su propio estadio y aumentar su ventaja en la clasificación gracias a la victoria de la Roma frente al Nápoles. Los de Massimiliano sufrieron para ganar a un rival a priori menor como el Udinese, pero sacaron los tres puntos gracias a un gran Paulo Dybala, que anotó ambos goles del conjunto bianconero.

Rotaciones y el debut de Delneri con los friulanos

Massimiliano Allegri se veía obligado a realizar rotaciones por las varias bajas con las que llegaban los bianconeri y por el partido de Champions League que los italianos disputarán ante el Olympique de Lyon. Así pues, el entrenador transalpino daba la titularidad a Hernanes en el centro del campo y salía con cuatro jugadores de banda como Evra, Lichtsteiner, Cuadrado y Alex Sandro, con estos dos últimos más adelantados que el francés y el suizo. Así mismo, el extécnico del Milan utilizaba un sistema con cuatro defensas y no con tres, como acostumbra a usar.

Por su parte, Luigi Delneri debutaba en el banquillo del Udinese después de que el equipo friulano cayese derrotado en el Dacia Arena ante el Lazio y Giuseppe Iachini fuese despedido. El veterano entrenador, además, se estrenaba contra uno de sus exequipos.

Dybala y Mandžukić perdonan, Jankto marca el 0-1

El encuentro se pudo poner de cara para la Juventus a los dos minutos de juego, pero el disparo de Dybala se marchaba rozando el pelo. Sin embargo, a partir de ahí los chicos de Luigi Delneri irían de menos a más. Con Sven Kums llevando la batuta del juego, el Udinese aumentó la presión sobre la Vecchia Signora y empezó a incomodar a los turineses.

Los compañeros de Jankto celebran con él su gol | Foto: Udinese Calcio
Los compañeros de Jankto celebran con él su gol | Foto: Udinese Calcio

Dybala no se lo pensó y mandó el balón a la escuadra para hacer empatar el encuentroA pesar de la buena actitud de los de Údine, Mandžukić tuvo una oportunidad de oro para anotar el primer gol del encuentro. El delantero croata se hacía con un balón rebotado y se quedaba solo con la portería vacía, pero mandaba inexplicablemente la pelota por encima del travesaño. El atacante balcánico la tuvo y el Udinese no perdonó en la siguiente ocasión. Hernanes erraba un pase en la construcción del juego y el balón le llegaba a Jankto, que disparaba a gol. El balón no parecía demasiado complejo, pero Buffon falló en su intercepción y los friulanos daban la campanada en el Juventus Stadium.

Dybala remonta él solo para la Juventus

El tanto del centrocampista checo no hizo más que espolear a la Juventus. Lichtsteiner pudo empatar a uno tan solo cinco minutos después, pero el destino parecía estar escrito para que otro jugador le diese la vuelta al partido. Ese era ni más ni menos que Paulo Dybala. El argentino se echó al equipo a sus espaldas y obra suya fueron los dos goles con los que la Vecchia Signora.

En las postrimerías del primer tiempo, Felipe hacía una falta en la frontal del área y Dybala acudía rápidamente a alcanzar la pelota. El ex del Palermo no se alteró con nada, ni siquiera con el altercado que hubo entre Evra y Jankto en la barrera. Dybala no se lo pensó y mandó el balón a la escuadra, imposible para el guardameta del Udinese.

Cuadrado, Lemina y Dybala celebran con el argentino el tanto del 2-1 | Foto: Juventus FC
Cuadrado, Lemina y Dybala celebran con el argentino el tanto del 2-1 | Foto: Juventus FC

La segunda mitad tendría un guion totalmente diferente al de la primera. La Juventus dominó totalmente el juego excepto en los minutos finales, cuando el Udinese arrinconó a los bianconeri en busca del ansiado empate. El 1-1 no duró demasiados minutos en el segundo tiempo. Rodrigo de Paul cometía un grave error y derribaba claramente a Alex Sandro en el área. El árbitro no dudaba y señalaba el punto de penalti. Dybala, con una tranquilidad pasmosa, transformaba la pena máxima en gol y ponía el 2-1 en el marcador.

Victoria sufrida, pero merecida

A partir de ahí, los de Massimiliano Allegri intentaron hacerse con el control del juego en detrimento de un Udinese que se encontraba perdido después del gol de la Joya. Delneri movió el banquillo rápidamente e introdujo en el campo a Perica, pero el cambio no resultó productivo. Por su parte, el entrenador de la Juventus modificó el esquema y terminó jugando con una defensa de cinco, con Lichtsteiner y Alex Sandro en las bandas, Evra como defensa central y Cuadrado con libertad de movimientos por la media punta.

El partido no dio mucho más de sí, tan solo en los minutos finales con la persistencia del Udinese para intentar empatar el partido. Buffon intervendría de manera magistral un cabezazo de Felipe y evitaba que los de Luigi Delneri consiguieran el tan ansiado empate. La Juventus se ratifica como líder y deja a cinco puntos a la Roma, su más inmediato perseguidor. Por otro lado, el Udinese deja muy buenas sensaciones con la llegada de Delneri, pero puede acabar esta jornada en descenso.