El Milan vuelve a respirar el olor a Champions

Los "rossoneri" conquistan tres puntos contra el Chievo Verona gracias a Kucka, Niang y un autogol, y vuelven a la tercera posición después de cinco años. Montella sonríe: "Ahora podemos pensar en la calificación europea". Y el próximo sábado llega la Juve...

El Milan vuelve a respirar el olor a Champions
El Milan celebra el gol de Kucka (foto AC Milan)
AC Chievo Verona
1 3
AC Milan
AC Chievo Verona: Sorrentino; Cacciatore, Gamberini, Dainelli, Gobbi; Castro, Radovanovic, Izco (De Guzman, min. 65); Birsa; Inglese (Meggiorini, min. 60), Floro Flores (s.t. Pellissier, min. 76).
AC Milan: Donnarumma; Abate, Paletta, Romagnoli, De Sciglio; Kucka, Locatelli, Bonaventura; Suso (Poli, min. 81), Lapadula (Sosa, min. 70), Niang (Bacca, min. 88).
MARCADOR: 0-1, min. 45, Kucka. 0-2, min. 46, Niang. 1-2, min. 75, Birsa. 1-3, min. 94, autogol Dainelli.
ÁRBITRO: Rocchi (ITA). AmonestÓ a Dainelli, Locatelli, Paletta, Meggiorini, Cacciatore
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de Serie A.

Vincenzo Montella ahora tiene algunas de las respuestas que estaba buscando: “su” Milan funciona y puede aspirar a un sitio entre los “grandes”. Los tres puntos conquistados en el campo del Chievo Verona han permitido el alcance de la tercera plaza junto con la Roma y la conciencia de volver a ser un equipo capaz de honrar el escudo que lleva sobre la camiseta.

Eran seis años que el Milan no ocupaba la tercera posición después de 8 jornadas y ahora no se puede esconder más. El próximo sábado por la noche, los “rossoneri” jugarán en “San Siro” contra la Juventus, con la posibilidad de acercarse a 2 puntos de distancia a los campeones de Italia. No será fácil y para conseguirlo Montella intentará transmitir equilibrio y confianza en sus jugadores.

Vincenzo Montella (foto AC Milan)

Un Milan de dos caras

En el estadio “Bentegodi” de Verona, llegó el quinto partido seguido sin perder (4 victorias y un empate) a través de una prestación “double face”. El Milan cometió demasiados errores técnicos pero supo como arreglar situaciones negativas con las ganas de no rendirse y de no dejar la posesión de la pelota a los adversarios. A causa de la grave lesión sufrida por Montolivo, el sitio de mediocampista central tocó al joven Manuel Locatelli (18 años), mientras que de delantero Montella prefirió Lapadula a Bacca, no al máximo de la condición física después de los partidos con la selección colombiana.

El Chievo se presentó como una de las sorpresas positivas de este principio de temporada, capaz de convertir su campo en una arma. Antes de ayer, había encajado sólo 2 goles en 3 partidos. Contra el Milan, el equipo de Maran jugó una buena primera parte, pero bajó mucho de nivel en la segunda. A pesar de la derrota, los venetos se quedan a 7 puntos arriba de la antepenúltima plaza.

Niang y Cacciatore (foto AC Milan)

Un buen Chievo, protagonista de la primera parte

La primera parte fue muy equilibrada. El Chievo no quiso simplemente defenderse, sino intentó a poner en dificultad los adversarios sobre todo con tiros desde fuera del área. El Milan resistió a los ataques y poco antes del descanso consiguió marcar con un gran gol de Kucka. El 0-1 fue lo que cambió totalmente el partido porque, en la segunda parte, los “rossoneri” jugaron 45 minutos casi perfectos. Algunos segundos después del descanso, Niang marcó su tercer gol de la temporada con un disparo izquierdo con el pie izquierdo tras una jugada individual. El Milan siguió al ataque y Lapadula (el año pasado "pichici" de la Serie B con la camiseta del Pescara) estuvo muy cerca de realizar su primer gol en la máxima serie italiana pero sin conseguirlo.

El Chievo se despertó y al minuto 29 encontró el "gol de la esperanza” con un perfecto tiro de falta del esloveno Birsa. El once de Montella no se dejó sorprender otra vez y llegó a marcar el tercer gol con un tiro fortunoso de Carlos Bacca desviado por el defensa Dainelli.

Bonaventura, Bacca y Abate (foto AC Milan)

La satisfacción de Montella: "Tres puntos merecidos"

Los 13 puntos conseguidos en los últimos cinco partidos dejan muy satisfecho el entrenador Vincenzo Montella: “En la primera parte no estaba contento, pero por lo que hemos hecho en los 90 minutos merecemos la victoria. Ahora podemos pensar en una calificación europea. El sábado jugaremos contra la Juventus, uno de los mejores equipos de Europa. Nosotros tenemos que ser humildes y seguir jugando de esta manera”. 

Italia