'Gigi Buffon e basta'

El capitán de la selección "azzurra" puso fin a 20 años de lealtad y entrega por defender la portería de su país con una de las maneras más crueles en el mundo del fútbol.

'Gigi Buffon e basta'
'Gigi Buffon e basta'. Fotomontaje: Martín Velarde (VAVEL)

Así es el fútbol, y probablemente estos sucesos sean lo bonito de este deporte. Todo lo que ganas y disfrutas puede ser arrebatado en cuestión de segundos, de la manera más cruel posible. La noche del lunes en Milán se vivió una imagen más, uno de esos momentos más amargos que deja el fútbol; le tocó a Italia, ante su público y en uno de los estadios más emblemáticos de su país, Giuseppe Meazza. Después de 60 años, los "azzurri" no solo no fueron capaces de batir a Suecia, sino que no fueron capaces de hacer un gol en 180 minutos a la selección de Jan Andersson. Sin embargo, por encima de numerosos jugadores emblemáticos que disputaban su último partido, y de Ventura -el gran señalado de la eliminatoria- o de la propia selección de italiana, destacaba un nombre propio por encima de todo y de todos, no podía ser otro que el de Gianluigi Buffon.

Buffon en su partido homenaje. Foto: selección italiana
Buffon en su partido homenaje. Foto: selección italiana

Dos décadas de alegrías y sufrimiento

A muchos le sonará el nombre de Gianluca Paglialuca, mítico y magnífico portero de Italia y el Inter o Bologna (entre otros), durante muchos años. Indiscutible del arco italiano en la década de los noventa, hasta la llegada de un tal Gianluigi Buffon, que un 29 de octubre de 1997 puso la primera piedra de la muralla histórica que es hoy día. Pese a no disputar ni un solo minuto en el Mundial de Francia en 1998, con tan solo 19 años ya había vivido este gran torneo. A partir de ese año, Gigi iba a empezar a vivir las primeras alegrías como internacional italiano, siendo un referente para la meta "azurra" y donde iba a disfrutar de momentos inigualables. No iba a vivir una nueva gran alegría hasta 2006, ya que hasta entonces, Italia no iba a llegar lejos en ninguna competición internacional.

Recibió tan solo dos tantos en todo el Mundial

Tras todos estos años de insatisfacciones, Italia y Buffon iban a hacer historia convirtiéndose campeones del mundo en Alemania. En una fatídica tanda de penaltis se decidió el torneo más importante del planeta y con Gianluigi Buffon como protagonista. Rompió récords, ya que recibió tan solo dos tantos en todo el Mundial y dejó la portería imbatida durante 470 minutos. Números solo al alcance de un mito. El universo futbolístico comenzaba a hacerse eco de un cancerbero de muy buenas cualidades y jerarquía, que estaba pasando a ser un portero de moda a ser una leyenda. 

Buffon debutó con 19 años. Foto: FIFA
Buffon debutó con 19 años. Foto: FIFA

Pese a que el idilio de Gigi han sido con los Mundiales, la Eurocopa de 2008 iba a ser el primer gran torneo donde el meta nacido en Carrara entraría en el selecto club de capitanes italianos. Una lesión de Cannavaro obligaría a Buffon portar el brazalete de la selección italiana. Desde entonces hasta el 13 de noviembre de 2017, este estatus no se iba a perder. Capitanía que ha demostrado una y otra vez, sin prepotencia y con mucha humildad. Muchas son las imágenes del arquero italiano aplaudiendo el himno rival, cuando es pitado por sus propios aficionados, o sus continuas señas de respeto a las aficiones que representa y haciendo gala de su "Fair Play" en el terreno de juego.

Se estaba gestando un mito, ejemplar tanto en el césped como fuera, un referente para todos los niños que quieren formar parte de este deporte. El actual capitán de la Juventus pasó a ser un ejemplo mundial en el fútbol hace muchos años ya, algo que ha ido manteniendo a lo largo de su carrera. 

La injusticia no dio lugar a la historia

Llegaron el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. En ambos torneos, tanto el meta como su selección tuvieron suertes diferentes. En Sudáfrica, una inoportuna lesión de espalda y que el conjunto "azzurri" no fue capaz de pasar de grupo ante rivales asequibles hicieron un año para olvidar. Sin embargo, dos temporadas después, Italia se iba a plantar en la final de la Eurocopa de Polonia y Ucrania. Una selección muy compacta y vertiginosa en ataque, al más puro estilo de Cesare Prandelli, tan solo un combinado como aquella selección española iba a ser capaz de batir a los italianos. En el aspecto individual, Buffon fue clave en la mayoría de las eliminatorias. Concretamente ante Inglaterra, donde en la tanda de penaltis iba a parar a Ashley Cole un lanzamiento desde los 11 metros, siendo decisivo para el pase a cuartos. 

Buffon fue decisivo ante Inglaterra en la Euro 2012. Foto: UEFA
Buffon fue decisivo ante Inglaterra en la Euro 2012. Foto: UEFA

La presencia de Buffon en Brasil fue su quinta participación en mundiales

Sin embargo, el Mundial de 2014 iba a ser muy especial para Buffon y no precisamente por el rendimiento de La Nazionale. No pasaron de la fase de grupos, dejando un nivel muy bajo durante el torneo. No obstante, pese al desastre colectivo, sería muy especial para Gigi. La presencia de Buffon en Brasil fue su quinta participación en Mundiales, entrando en la historia de dicha competición internacional como el jugador con más participaciones, junto con el guardameta mexicano Antonio Carbajal y el centrocampista alemán Lothar Matthäus. Tras finalizar la Eurocopa de Francia 2016, siendo eliminados en cuartos ante Alemania, Italia afrontaría su última clasificación para una gran competición con Gianluigi Buffon bajo palos.

Le tocó en la fase de grupos un duro rival como es España y no iba a ser capaz de superarla. Por ello, fue enviado a la repesca ante Suecia. Pese a perder la ida en Solna, todo apuntaba que en Milán se iba a gestar una remontada a la italiana. El final iba a ser bien distinto al esperado: una defensa férrea de los suecos, dando una dosis de "catenaccio", iban a conseguir eliminar a una Italia indolente. Pero la noticia triste no era solo que Italia no estaría en un Mundial 60 años después, sino que un mito como Buffon no iba a hacer historia.

Un hito que merecía un jugador de su altura. “Es una lastima. No por mí, sino por el movimiento, por la gente que ha venido. Hemos fallado algo que podía ser muy importante”, explicaba abatido el capitán italiano. Posteriormente, habló de su sensación personal: “Es una pena que mi último partido con la selección coincidiera con una no clasificación", destacó en el justo momento que terminó a romperse entre lágrimas.

Buffon, tras ser eliminado del Mundial 2018. Foto: FIFA
Buffon, tras ser eliminado del Mundial 2018. Foto: FIFA

Para muchos, jugar con su combinado nacional es lo máximo a lo que aspira un jugador. Buffon no solo ha logrado eso, se ha convertido en el jugador italiano que más veces se ha enfundado la elástica "azurri" y ser un referente no solo en Italia, sino en todo el mundo.

Una vez que se confirmó su injusto final, todas las personalidades del deporte y aficionados de todo el mundo se han volcado con el guardameta con muestras de apoyo. Ese cariño y esa admiración, envueltos en el recuerdo de sus numerosas tardes de gloria y sufrimiento, han hecho que un tal Gianluigi Buffon, que debutó por Paglialuca hace 20 años, se haya convertido en una leyenda para todos los aficionados al fútbol. Quizás nunca jugará su sexto mundial, pero el universo futbolístico ha hablado y ha aclamado al cielo con un sonoro: 'Gigi Buffon e basta' ('Gigi Buffon es suficiente').