Pordenone Calcio: el equipo que sueña con la mayor gesta de su historia

El Pordenone venció al Cagliari en los dieciseisavos de la Coppa Italia y se enfrentará al Inter de Milán en el Giuseppe Meazza en los octavos con la intención de conseguir una gesta difícilmente repetible.

Pordenone Calcio: el equipo que sueña con la mayor gesta de su historia
Fuente: Pordenone Calcio

Quizás, casi seguro, es la primera vez que leéis algo del Pordenone Calcio. Y es que, hasta hace poco, no era más que un equipo de la Serie C -la tercera liga de fútbol de Italia, equivalente a la Segunda División B en España- y sigue siendo un equipo de dicha categoría, pero, ¿qué lo hace tan especial a día de hoy para que llene las portadas de la prensa italiana y suscite interés en los apasionados del balompié? 

En la tarde del martes 28 echó a andar la Coppa Italia de nuevo. Uno de los enfrentamientos trajo consigo la primera sorpresa del curso copero. El Cagliari perdió por 1-2 ante el Pordenone Calcio y llevó a la eliminación del equipo de Luis Diego López. Fue el primer equipo de la Serie A en caer eliminado -esa misma tarde también lo haría el SPAL ante la Associazione Sportiva Cittadella-. El Pordenone podría hacer historia esta temporada firmando su gesta más importante.

Foto: Pordenone Calcio
Foto: Pordenone Calcio

Pordenone  es una ciudad de 50.538 habitantes y se ubica en la región Friuli-Venecia Julia

Corría el año 1920 cuando el Pordenone fue fundado bajo el nombre de Football Club Pordenone. No ha tenido una historia brillante y tornar la situación está en sus manos. Desde su fundación, ha competido en categorías amateur del fútbol italiano hasta que consiguieron su primer ascenso a la Serie D al finalizar la temporada 07/08. 

Proezas anteriores

El fútbol está lleno de gestas memorables. Al fin y al cabo es lo que hace único a este deporte. La imagen de Morgan levantando el título de la Premier League para el Leicester City o el tanto de Charisteas en Lisboa que daba su primera Eurocopa a Grecia ante la anfitriona son los ejemplos más señalados a nivel internacional. 

Pero en las competiciones coperas, los ejemplos son más abundantes y los equipos menores dan mucho que hablar. En España se recuerda el famoso alcorconazo, donde el Alcorcón le endosó cuatro goles al Real Madrid de Pellegrini en una temporada en la que el equipo alfarero militaba en la Segunda División B; el Mirandés consiguió alcanzar las semifinales de la Copa del Rey en 2012 tras eliminar a Villarreal, Racing y Espanyol; y como un Sabadell se plantó en la final copera ante el Sevilla 1935.

Italia también guarda hazañas anteriores. En la primera edición de la Coppa, 1922, el Valdo, un equipo de Segunda División venció al Udinese en la final. Un margen entre esta edición y la siguiente de catorce años y hasta 1936 no se disputó la Coppa de nuevo. Para volver a ver un nuevo campeón de categoría inferior hubo que esperar hasta 1962 donde un Napoli de la Serie B pudo con un SPAL que a punto estuvo de descender de la Serie A. 

El Alessandria se quedó a un paso de la final de la Coppa

Pese a no llegar a ser campeón, el Alessandria guarda un lugar especial en la historia de la Coppa. En la campaña 15/16, los grigi consiguieron ser uno de los equipos que representarían a la Serie C en la Coppa y consiguieron escribir la historia. En los octavos de final eliminaron al Genoa por 1-2 en la prórroga. En los cuartos de final esperaba el Spezia, quien eliminó a la Roma previamente. Un equipo de Serie B contra un equipo de Serie C se disputarían un puesto en las semifinales. Llegase quien llegase sería meritorio, pero si ganaba el Alessandria sería todo mucho más maravilloso. El equipo 'menor' volvió a vencer por 1-2 por ende, se ganó un sitio en las semifinales. Allí esperaba el Milan. Aunque la historia no acabó de la mejor forma -el Milan venció por un global de 0-6- el Alessandria demostró que el fútbol es más que categoría.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Una vez en la vida

Ahora el turno de hacerse un hueco en la memoria futbolera es del Pordenone. Ese equipo cuyo escudo mezcla los colores del Sassuolo y la forma de la Juventus. Un club italiano para los italianos -todos sus jugadores, excepto tres, son ítalos-. La historia está llena de situaciones de ensueño y los ramarri tienen argumentos y motivos de sobra para disfrutar del momento. .

El Pordenone fue refundado en dos ocasiones: 1928 y 2003

La ilusión que genera la Coppa va más allá del estado anímico. Enfrentarse al Inter en el Giuseppe Meazza es más que una oportunidad deportiva. Es una ocasión para comenzar a escribir el capítulo más importante de la historia del Pordenone. De esas que solo pasan una vez en la vida. Dar un golpe sobre la mesa y que esto se traduzca a la competición liguera. Una lección de vida.

Leonardo Colucci, el artífice

Colucci sabe lo que es el fútbol. Hasta su retirada en 2011 jugaba como mediocentro. Nunca encontró la estabilidad necesaria para un futbolista y ahora desde la banda espera hacerlo. 

Después de pasar por el Cesena, las categorías inferiores del Bologna y Reggina, el verano pasado estampó su firma con el Pordenone. El equipo quedó tercero el curso anterior y Colucci llegó para intentar el ansiado ascenso a la Serie B, pero ha conseguido algo más importante.

Foto: Pordenone Calcio
Foto: Pordenone Calcio

No tuvo una labrada carrera como jugador ni destacó en los equipos por los que pasó. Una fama que nunca le llegó. Está ante la primera oportunidad de alcanzar la gloria en su carrera deportiva y no la querrá desaprovechar. Primero fue el Cagliari y ahora, ¿el Inter?

Presencia española

Uno de los pocos extranjeros del Pordenone es español. Nacido en Cantabria, pasó por los filiales del Racing de Santander, Barcelona y Real Betis hasta que decidió marcharse a Italia. Él es Miguel Ángel Sainz-Maza. 

Nació el 6 de enero de 1993 en Santoña

Consiguió debutar en Segunda División con el Barcelona B de la mano de Eusebio Sacristán. Su escasa participación y la posibilidad de frenar su proyección le abrieron las puertas a una cesión al Betis Deportivo, en Segunda División B. Tampoco consiguió la regularidad que quería y dejó la capital andaluza con ocho partidos a sus espaldas.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Tras ello, el Reggina preguntó por él y decidió probar fortuna en el calcio. Su única temporada con el equipo amaranto se resume en 11 partidos, cuatro de ellos como titular. Al verano siguiente fichó por el Foggia y comenzó a recobrar su mejor nivel. En su primer año disfrutó de 22 partidos  y en el segundo firmó 26 encuentros anotando tres goles con los satanelli. Los números fueron en aumento y en su última temporada -la pasada- realizó 30 partidos volviendo a anotar tres tantos. 

Su buen estado hizo que Colucci preguntara por él en verano. Ambos coincidieron en el Reggina y el técnico italiano no le perdió la pista. Ahora se encuentra como cedido en el Pordenone pero los neroverdi querrán retenerlo. Se ha convertido en una pieza importante actuando desde la banda o por detrás del delantero. Fue protagonista en la eliminatoria ante el Cagliari, pues hizo el 0-1 que daba ventaja a los suyos en el marcador.

Foto: Pordenone Calcio

El Pordenone es un ejemplo de superación, de nuevas oportunidades y de casta. La eliminatoria ante el Inter de Milán será más que especial para ellos y puede que para que el deporte rey. Esto no termina aquí, la historia acaba de comenzar.