Victoria del Atlético para disipar cualquier duda

El Atlético de Madrid ha conseguido hoy en su estadio y con el apoyo de su afición una victoria que le ha servido no sólo para hacerse con los tres puntos, sino para asegurar el primer puesto de su grupo en Champions (D) e inyectar a sus jugadores un plus de moral tras el bache por el que estaba pasando después de dos derrotas consecutivas ligueras, frente a la Real Sociedad (2-0) y la dura derrota en el derbi contra el Real Madrid (0-3).

Victoria del Atlético para disipar cualquier duda
Griezmann y Tiago celebran juntos el segundo tanto del Atlético | Foto: Atlético de Madrid

Hoy se ha visto al Atlético de Madrid que tanto sus aficionados como los espectadores al fútbol están acostumbrados a ver en los últimos años. Dos tantos de la dupla francesa Griezmann-Gameiro en el segundo período del encuentro le ha permitido al conjunto del Cholo Simeone clasificarse como primeros a falta de su visita al Allianz Arena, convirtiéndose además en el único momento capaz de ganar sus cinco partidos en esta edición de la Champions League.

Se ha presenciado en el Vicente Calderón un encuentro en el que el Atlético ha sido el equipo que ha llevado la manija del encuentro a lo largo del partido. En la primera mitad, el equipo dirigido de Philip Cocu ha apostado, como viene siendo común desde que llegará al banquillo del PSV, por ser un equipo de mucho toque, ordenado tácticamente, pero sin mucha profundidad y sin causar muchos problemas la meta ocupada por Jan Oblak.

El técnico holandés apostó por concentrar muchos jugadores en el centro del campo e intentar llegar con rapidez por las bandas con jugadores como Alexander Zinchenko, jugador muy técnico y con muy buena zurda colocado en el extremo derecho, y Steven Bergwijn, con unas características técnicas más diferenciadas y un mayor desequilibrio por el extremo derecho. Pero como se ha hecho mención con anterioridad, hoy se ha visto a un PSV muy plano con muy poca verticalidad, lo que ha provocado que el equipo rojiblanco estuviese muy cómodo sobre el campo sin tener que emplearse a fondo en el aspecto defensivo.

El Atlético fue el que quiso ganar el partido

Cuando ha comenzado la segunda mitad, los del Cholo han salido con la misma idea que hasta el descanso, llevando el peso del partido y las jugadas ofensivas, pero esta vez le ha imprimido una marcha más que le ha permitido adelantarse en el marcador gracias a una buena jugada combinativa de la ‘Doble G’ que ha finalizado con un tiro cruzado de Kevin Gameiro que ha golpeado en el poste izquierdo de la portería de Zoet y se ha colado en la red para poner el 1-0. Este gol ha supuesto un jarro de agua fría para el conjunto holandés, que ha visto como conforme iban pasando los minutos en el marcador más cómodos se encontraba el Atlético sobre el terreno de juego y más problemas defensivos se iban encontrando.

Y aunque se esté acostumbrado a ver al Atlético como un equipo bien plantado atrás, sin dejar muchos espacios y permitiendo que el rival tenga la pelota de medio campo hacia atrás, también tiene otras variables como es la presión en momentos determinados del encuentro. Y así ha llegado el segundo gol, gracias a un buen robo de Tiago en tres cuartos de campo que le ha servido un genial pase interior a Antoine Griezmann para que éste anotase a placer el segundo y definitivo tanto del encuentro.

El Atlético es un equipo que cuanto más lo dan por muerto, más peligro tiene. Y así ha sido, aunque haya habido un poco de tensión en la primera parte porque no se terminaban de materializar las ocasiones, en la segunda se ha visto la mejor cara del Atlético, que ha sido el único equipo que ha habido sobre el terreno de juego.

El arma principal del Atlético, su solidez defensiva, es la que le ha permitido conseguir todo lo que ha conseguido hasta ahora y meterse en octavos con seis goles menos a favor (siete a favor) que el Bayern de Münich, pero con cinco goles menos en contra (uno en contra). Con la finalización de esta jornada europea, el Grupo D del Atlético de Madrid queda de la siguiente manera: Atlético de Madrid en cabeza con 15 puntos (pleno de victorias), segundo el Bayern con nueve puntos (también clasificado), tercero el Rostov con cuatro puntos y último el PSV con un punto.

La próxima jornada de Champions, el Bayern recibirá al Atlético, ambos ya clasificados como segundo y primeros de grupo, y el PSV recibirá al Rostov con la posibilidad de que si los holandeses ganan puedan al menos poder tener acceso a la Europa League como terceros de grupo.