El Sunderland confirma su mal momento mientras que el Tottenham afianza su candidatura al título

Muy mal partido del Sunderland, que sigue dejando dudas a medida que va avanzando la Premier League. Los de Pochettino han pasado por encima de los Black Cats que, gracias a una actuación excelente de Pickford, solo han recibido un gol.

El Sunderland confirma su mal momento mientras que el Tottenham afianza su candidatura al título
Kane tras marcar el gol. Foto: Spurs.
Tottenham
1 0
Sunderland
Tottenham: Tottenham: Lloris, Walker, Dier, Alderweireld, Vertonghen, Wanyama, Dembélé, Sissoko, Alli, Son Heung-min, Kane
Sunderland: Sunderland: Pickford, Denayer, Koné, Djilobodji, Manquillo, Ndong, Kirchhoff, Cattermole, Zanuzaj, Defoe, Pienaar
MARCADOR: 1-0, min.59, Harry Kane
ÁRBITRO: Mike Dean Amonestaciones: Manquillo, amarilla (min. 44) Denayer, amarilla (min. 57) Cattermole, amarilla (min. 62) Ndong, amarilla (min. 65) Davies, amarilla (min. 84) Zanuzaj, amarilla (min. 81), roja (min. 90) Djilobodji, amarilla (min. 90 + 1)

Muy decepcionados han salido hoy de White Hart Lane los seguidores del Sunderland que se han desplazado hasta la capital para ver jugar a su equipo. No está siendo un comienzo fácil en la "era Moyes" y se está notando. El equipo no convence cuando se habían creado muchas expectativas antes del comienzo de la temporada. Sin embargo, la temporada es larga y habrá que ir viendo la evolución del grupo.

Por su parte, el Tottenham se va a dormir como tercer clasificado en la Premier League y además sigue sin conocer la derrota en liga. Tras caer derrotado el miércoles en Champions League, hoy han realizado un partido más que serio, en dónde han tenido el dominio del juego aunque han estado algo imprecisos de cara a gol. También hay que ir viendo la evolución de este equipo que, de momento, pinta muy bien.

Sin duda, dos situaciones muy diferentes para dos equipos que ocupan posiciones bien diferenciadas en la tabla.

Moyes y "su" Sunderland no convencen

No ha empezado bien la temporada el entrenador inglés. Venía prometiendo mucho la incorporación del ex del Everton y United e incluso se hablaba de terminar la temporada en la media tabla. Tras cinco jornadas de liga, los Black Cats solo han sido capaces de sumar un punto de quince posibles, un resultado muy pobre para las expectativas que se habían creado a principio de campaña.

En el partido de hoy, los Spurs se han enfrentado a un equipo de muy bajo nivel. Tácticamente, los visitantes han sido muy inferiores a su rival ya que hemos visto a un Tottenham muy cómodo dentro del campo; tocando y teniendo el control de la posesión y creando ocasiones con extrema facilidad. Además, se ha visto una actitud muy conformista por parte de los de Moyes, que en más de una ocasión hemos podido ver como se han dejado ganar balones divididos o han sido superados con extrema facilidad.

No empieza bien el Sunderland que, si no hay un cambio de la situación actual, parece que seguirá en la tónica de las anteriores temporadas; empezar a arrancar tarde en liga y conseguir la salvación en las últimas jornadas.

Sin duda que Moyes tiene mucho trabajo por delante para tratar de mejorar al equipo. Veremos si consigue sus própositos y de cara al futuro vemos a un Sunderland más ganador.

Tottenham: dominio y la pesadilla de Pickford

Por cómo ha ido el partido y por lo visto en el terreno de juego, los de Pochettino han merecido terminar con un resultado más abultado. Hay que destacar que, a pesar de la multitud de ocasiones, se han encontrado con una auténtico muro, Jordan Pickford; el portero inglés no ha descansado desde que ha empezado el partido y ha desviado todo lo que ha podido. Sin embargo, tras un error defensivo de su equipo, no ha sido capaz de detener a Kane, que ha definido solo a menos de un metro de distancia del arquero.

En cuanto al juego de los Spurs el equipo ha ofrecido muy buenas sensaciones. Se nota que el equipo ha madurado un poco más y tiene más experiencia en partidos de este nivel, en los que antes dejaban escapar puntos y ahora han aprendido a tener el dominio. En ningún momento se han visto amenazados seriamente por el Sunderland aunque de dos fallos en defensa han llegado dos ocasiones de los visitantes que no han materializado.

Muy buena pinta tiene este equipo que, tras conseguir la tercera posición la pasada temporada intentarán ganar el título de liga y llegar lejos en la máxima competición europea, la Champions League, dónde perdieron el primer partido pero aun tienen mucho margen de mejora. Hay que estar atentos a este Tottenham que, si lo gestionan bien, puede haber equipo por muchos años.