Aaron Cresswell estará disponible ante el Palace

El lateral izquierdo se lesionó en pretemporada y este sábado tendrá la posibilidad de debutar esta temporada si Slaven Bilic lo cree oportuno. Por otro lado, Tore y Byram se unen a Ayew, Carroll y Masuaku en la enfermería.

Aaron Cresswell estará disponible ante el Palace
Aaron Cresswell logró dos goles y cuatro asistencias la pasada temporada. (Foto: Getty Images)

Buenas nuevas para Slaven Bilic desde los servicios médicos del West Ham. Aaron Cresswell se ha recuperado completamente de su lesión en la rodilla que arrastraba desde la pretemporada. El lateral izquierdo de los Hammers podría debutar este sábado en el derby de Londres ante el Crystal Palace si así lo estima Slaven Bilic. El propio entrenador de los del oeste de la capital inglesa se encargó de anunciar su regreso: “Cresswell ya entrena con nosotros y parece en forma. El estará con el equipo este sábado y veremos si tiene algunos minutos”. Junto al defensor de 26 años han vuelto a pisar el césped de Chadwell Health Havard Nordtveit y Jonathan Calleri tras superar las molestias que arrastraron durante la semana.

Para desgracia de Bilic, la enfermería no termina de despejarse. Además de las bajas de larga duración de Andre Ayew, Andy Carroll y Arthur Masuaku, ahora se les suman Gokhan Tore y Sam Byram. El turco ha regresado del parón internacional con una lesión en los cuádriceps y estará fuera entre cuatro y seis semanas, según ha asegurado el responsable médico del club Stijn Vandenbroucke. Además, Byram se lesionó en el muslo durante el último encuentro ante el Middlesborough y, tras someterse a una pequeña intervención para reducir el riesgo de recaer, el lateral derecho pasará un tiempo recuperándose. Para cubrir su baja parece que Nordtveit volverá a ocupar su lugar, aunque el veterano Álvaro Arbeloa podría ser la opción del técnico croata tras los minutos que disputó ante el Boro.

Bilic tendrá que afrontar el encuentro de Selhurst Park como una final ya que el equipo necesita la victoria para, primero, sumar tres puntos que le empiecen a alejar de la zona de peligro y, segundo, que el equipo coja confianza y de la vuelta a una situación que se complica jornada a jornada.