Bournemouth y una fiesta de goles ante Hull City

Los 'cherries' vapulearon por seis a uno a Hull City y el Vitality Stadium fue una fiesta. Daniels, Cook, Gosling y Stanislas en dos ocasiones fueron los encargados de darle la victoria al conjunto de Howe. Ryan Mason marcó el tanto de los 'Tigers'.

Bournemouth y una fiesta de goles ante Hull City
Stanislas pone el 3-1 desde el punto penalti. Foto: Premier League.
Bournemouth
6 1
Hull City
Bournemouth: Boruc; Cook, Francis, Smith, Daniels; Surman, Wilshere, Stanislas, Ibe, Arter; Wilson.
Hull City: Marshall; Elmohamady, Davis, Maguire, Robertson; Livermore, Mason, Clucas; Maloney Snodgrass, Keane.
MARCADOR: 1-0, min. 5, Daniels. 1-1, min. 34, Mason. 2-1, min. 41, Cook. 3-1, min. 45, Stanislas (pen). 4-1, min. 65, Stanislas. 5-1, min. 83, Wilson. 6-1, min. 88, Gosling.
ÁRBITRO: Lee Mason.
INCIDENCIAS: Encuentro por la octava fecha de Premier League disputado en el Vitality Stadium, Bournemouth.

Bournemouth recibió a Hull City en el Vitality Stadium y se despachó con una contundente goleada por seis a uno, en lo que fue el primer encuentro entre estos dos conjuntos en la máxima categoría del futbol inglés. Los de Eddie Howe sumaron su tercera victoria consecutiva como local, mientras que los Tigers de Mike Phelan recibieron su cuarta derrota en fila y parecen estar en caída libre.

El arranque de primera parte fue casi un monólogo del conjunto de Eddie Howe. Los cherries aprovecharon la localía e impusieron las condiciones del partido desde el comienzo, pudiéndola plasmar en el marcador cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de juego. Stanislas se encargó de cobrar un tiro libre muy cercano al área rival. Su disparo dio en el palo y encontró a Daniels, quien tomó el rebote y con un zurdazo frontal al arco puso el 1-0 para Bournemouth.

El gol le permitió a los locales controlar el partido con más claridad, obligando a Hull City a jugar en los últimos metros de cancha e impidiendo que los Tigers salieran con claridad con el balón. Los cherries pudieron aumentar la diferencia luego de una gran jugada de Ibe –el ex Liverpool estuvo muy activo en la primera parte- que desbordó y tiró un centro que conecto con la llegada de Wilson, el delantero remató al arco pero el travesaño le negó el gol.

Daniels festeja el primer tanto. Foto AFC Bournemouth.
Daniels festeja el primer tanto. Foto AFC Bournemouth.

El equipo de Mike Phelan fue un fantasma dentro del campo de juego, impreciso y falto de movilidad. Pero a los 34 minutos el ex Tottenham, Ryan Mason, recibió el balón cerca del área contraria luego de una mala salida de la defensa local, y no dudo en rematar. Su disparo se desvió en Cook, quien intentó despejar el balón, y descolocó al arquero Boruc, que nada pudo hacer para evitar el empate de los Tigers.

Sin embargo, el empate a uno no duró demasiado. A los 41 minutos de esa primera etapa, Stanilas ejecutó un tiro libre de larga distancia, Elmohamady perdió la marca de Cook, el defensor de Bournemouth no perdonó y con un potente cabezazo puso el 2-1 para los locales. Pero esa no fue la última emoción del primer tiempo. A los 44 minutos Snodgrass fue al piso de manera muy imprudente en su propia área y terminó derribando a Wilson. El árbitro Lee Mason no dudó y cobró penalti. Un minuto más tarde, Stanislas se encargó de cambiarlo por gol y poner de esa manera el 3-1 para los cherries.

Mason le dio el empate transitorio a su equipo. Foto: Hull City.
Mason le dio el empate transitorio a su equipo. Foto: Hull City.

La segunda etapa comenzó con un equipo de Hull City un poco más despierto, y de la mano del centrocampista Mason intentó cambiar la actitud mostrada en los primeros 45 minutos. Sin embargo, los Tigers no pudieron generar peligro en el arco de Boruc y poco a poco Bournemouth fue retomando el control del juego.

A los 65 minutos, luego de un par de cambios en Hull City (Diomande y Huddleston adentro, Robertson y Maloney out) y el ingreso de King por Ibe en los cherries, el conjunto de Howe encontró un nuevo gol. King y Smith se juntaron por la banda derecha, este último fue hasta el fondo y tiró un centro atrás que encontró a Stanislas, el mediocampista no desperdicio la chance y puso el 4-1 para los locales.

Stanislas tuvo una tarde soñada. Foto: AFC Bournemouth.
Stanislas tuvo una tarde soñada. Foto: AFC Bournemouth.

A falta de siete minutos para el final del encuentro Bournemouth volvió a encontrar el fondo de la red de la mano de Wilson. El delantero aprovechó la pasividad de la defensa de Hull City y con un cabezazo puso el 5-1. Pero como si esto fuera poco, a los 88 minutos Gosling amplió aún más la diferencia y sentenciando con un contundente 6-1, dándole al conjunto de Eddie Howe la tercera victoria consecutiva como local en Premier League y proporcionándole una goleada a un equipo de Mike Phelan que no logra levantar cabeza, y que sumó su cuarta derrota en fila.