Joe Allen da los primeros tres puntos al Stoke

Allen hizo los dos goles en la victoria del Stoke City sobre el Sunderland. Los de Hughes, que fueron muy superiores durante la gran parte del encuentro, lograron mantener una ventaja que empezó en el minuto 8 con el primer tanto.

Joe Allen da los primeros tres puntos al Stoke
Joe Allen, durante una acción del encuentro. | Foto: @SunderlandAFC
Stoke City
2 0
Sunderland AFC
Stoke City: Grant, Bardsley (Adam, min 64), Shawcross, Martins Indi, Pieters; Whelan, Cameron, Shaqiri, Allen (Muniesa, min 75), Arnautovic, Bony (Walters, min 75).
Sunderland AFC: Pickford, Manquillo, O’Shea, Djilobodji, van Aanholt (Jones, min 38); Rodwell (Anichebe, min 80), Ndong, McNair (Piennar, min 54), Watmore, Khazri; Defoe.
MARCADOR: Joe Allen 1-0 (min 8), 2-0 (min 45).
ÁRBITRO: Mike Jones amonestó a Arnautovic (min 54) y Jones (min 90+2).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la octava jornada de la Premier League, disputado en el bet365 Stadium de Stoke-On-Trent, con 27.702 espectadores.

Mark Hughes suma su primera victoria esta temporada gracias a los tantos de Joe Allen. El exjugador del Liverpool se encargó de marcar los dos goles que dieron estos tres necesitados puntos a los locales. El Sunderland, que sigue sufriendo, esta vez también se dejó por el camino a Patrick van Aanholt, lesionado durante la primera mitad.

La efectividad de Joe Allen

Los primeros minutos en el Stadium Of Light sirvieron a los dos conjuntos para tantear la situación. Con un Sunderland más atrevido con el balón, los de Stoke-On-Trent esperaban a que aparecieran los errores de sus rivales. Así llegó el primer gol del partido. Un robo de Shaqiri cerca de la frontal del área, sirvió para que Arnautovic apurara la línea de fondo y con la izquierda pusiera el centro atrás, done apareció la cabeza de Joe Allen para adelantar a los locales. Sin llegar a los primeros 10 minutos y con muy poco control del balón por parte de los de Hughes, cambiaba la situación del encuentro.

Así se liberaron un poco de la presión los locales, que contaban con ventaja en el marcador. Sin embargo, tan necesitados estaban los de Moyes de puntos como lo de Hughes, así que el Sunderland trató de reponerse y hacerse de nuevo con el control del balón en campo contrario. Pero cada pequeño error en la posesión les costaba un espacio que el Stoke estaba dispuesto a aprovechar.

Paddy McNair durante un lance del juego. | Foto: @SunderlandAFC
Paddy McNair durante un lance del juego. | Foto: @SunderlandAFC

Jermaine Defoe dio sus primeros pasos en el partido tras un cuarto de hora de juego con una aparición de Khazri por la izquierda que remató el delantero inglés. Shawcross estuvo más rápido que el 18 del Sunderland y taponó perfectamente el remate peligroso. Este aviso sirvió también para que se igualaran los periodos de posesión. Sin el balón, el Stoke se arriesgaba a que las llegadas de sus rivales terminaran costándoles un gol, por lo que buscaron mantener la el balón en sus dominios.

El Sunderland, si no tenía demasiados contratiempos con el marcador en contra, se encontró con la lesión de Patrick van Aanholt antes del minuto 25 de la primera mitad. El lateral se batió en carrera con un atacante del Stoke y en la caída sufrió una lesión. Por suerte, el holandés pudo recuperarse para regresar al terreno de juego. En los minutos del parón mientras atendían al lateral, los de David Moyes tuvieron una oportunidad que bien pudo ser el empate. Khazri apareció de nuevo, esta vez por la izquierda, y filtró un pase entre los centrales para Defoe. Tras hacer un recorte ante Shawcross y Martins Indi, el disparo se le marchó muy desviado. Respondió Bony con un intento de disparo que salió junto al palo izquierdo de la portería de Pickford. El encuentro estaba abierto y el gol parecía que podía llegar en cualquiera de los dos conjuntos.

Sobrepasada la media hora de partido en el Stadium of Light, volvieron a desaparecer las ocasiones. Si no había espacios para Wahbi Khazri, el Sunderland no tenía ningún peligro. Sin Arnautovic y Shaqiri conectados en ataque, lo mismo ocurría con el Stoke. Por suerte para Hughes, el austríaco tenía mucha presencia en todas las jugadas ofensivas.

Defoe se lamenta durante la primera mitad. | Foto: @SunderlandAFC
Defoe se lamenta durante la primera mitad. | Foto: @SunderlandAFC

Finalmente, tras pasar 20 minutos con molestias, Patrick van Aanholt tuvo que dejar el terreno de juego por lesión. Así obligó a la primera sustitución del partido y a Manquillo a pasar a la banda izquierda, donde dejó de enfrentarse con Arnautovic para encontrarse con Shaqiri. Ni había estado cómodo en su banda natural, ni lo estaría a pierna cambiada.

No le sentó nada bien el cambio a los visitantes, que se vieron arroyados sobre el campo. Aparte de un posible penalti de O’Shea no se señaló, Pieters tuvo un mano a mano muy claro contra Pickford que el joven portero inglés detuvo con fortuna. En el saque de esquina posterior el balón terminó en la frontal del área, en la bota de Joe Allen, que culminó el buen momento de su equipo con el segundo tanto del partido. Crecían los problemas para Moyes durante una primera parte que no admitía ninguna lectura positiva. Incluso pudo ser mayor la diferencia para el Stoke, si hubiera podido aprovechar un claro contragolpe dirigido por Arnautovic.

La posesión del Stoke asegura la victoria

Jermaine Defoe no se cansa y lo demostró al comienzo del segundo tiempo. En menos de dos minutos ya había llegado al área rival, aunque sin fortuna. Pero eso fue todo lo que pudo hacer el inglés. Los locales se volcaron, siempre con el control de la pelota, a controlar el partido desde el gran resultado obtenido gracias a Allen. Arnautovic era el hombre más activo cuando trataban de encontrar resquicios en la defensa que planteó David Moyes. El austríaco fue el encargado de poner un balón al espacio para Pieters, que apareció dentro del área para ceder atrás, donde Bony remató pegado al palo. Hasta allí llegó la manopla de Pickford, que volvía a salvar a los ‘black cats’. Ahí no quedó la jugada, porque el rebote alcanzó a Allen y con un disparo más ajustado que potente buscó acertar de nuevo con las redes del bet365 Stadium. Esta vez, no estuvo tan acertado.

Watmore pelea por la posesión. | Foto: @SunderlandAFC
Watmore pelea por la posesión. | Foto: @SunderlandAFC

El vendaval que se venía encima del Sunderland no había forma de pararlo. Con Bony apareciendo entre los centrales, con Allen desatado detrás del costamarfileño y Arnautovic buscando todos los espacios de remate posibles, el tercer gol de los locales parecía más que factible.

Quizá por la entrada de Pienaar, o quizá por el mensaje que significaba una sustitución tan temprana (antes del minuto 55), el Sunderland dio un cambio. Aunque sufrían para mantener la posesión, encontraron espacios en la defensa del Stoke que quisieron aprovechar. Una combinación de Jones con Watmore, dejó a este último solo dentro del área, donde no tuvo la posibilidad de rematar entre los tres palos. Pero cuando atacaban los de Moyes, siempre tenían algo preparado los de Hughes. Una larga posesión de los locales llevó la pelota a Bony dentro del área, que se giró, cedió de cara para Allen, este hizo lo propio con Arnautovic y su disparo salió despejado cerca de la portería.

La lesión de Bardsley provocó la primera sustitución en los locales, dando entrada a Charlie Adam. El centrocampista se colocó junto a Whelan, mandando a Cameron a la posición de lateral derecho. Sus minutos fueron efectivos en el partido, ya que la primera vez que contactó con la pelota sirvió para que Arnautovic anotara un gol, aunque anulado por fuera de juego.

Cada vez le queda menos tiempo al Sunderland para una reacción que no llegaba nunca. Mientras, los jugadores del Stoke se divertían teniendo toda la posesión en el encuentro, moviéndose con mucha libertad sobre el terreno de juego y aprovechando los minutos para alejar los miedos de un posible empate. Para ratificar su poderío ofensivo y dar descanso a algunas de sus piezas clave, Muniesa y Walters entraron para sustituir a Joe Allen y Wilfried Bony. Así, Cameron recuperó su posición en el centro del campo, mientras el defensor español se colocaba en el lateral derecho y Walters ocupaba el mismo puesto que Bony.

Djilobodji lamenta una acción del encuentro. | Foto: @SunderlandAFC
Djilobodji lamenta una acción del encuentro. | Foto: @SunderlandAFC

Cuando nada iba bien en el Sunderland, Khazri seguía siendo el único que quería mover el partido. De una falta que él provocó, buscó un lanzamiento directo que detuvo con alguna complicación Grant. Cuando nada iba bien, nada de nada funcionaba.

La última opción de Moyes fue dar entrada a Anichebe para jugar con dos puntas, junto a Defoe. Pero el ex del West Brom tampoco tuvo su mejor tarde y sus dos primeras acciones terminaron en falta favorable al Stoke. El que sí salió a disfrutar al terreno de juego fue Charlie Adam. Aunque se ocupó del trabajo de contención que no podían hacer Whelan y Cameron, también pudo disfrutar de los espacios cerca de la frontal del área de Pickford. Así encontró un baló suelto para soltar la pierna y de un disparo seco se encontró con el larguero. Se salvó esta vez el Sunderland, aunque no tuvo que sufrir mucho más en los minutos de descuento. 

Primer triunfo para Hughes que hunde más a Moyes

Al fin llegaron los primeros tres puntos para el Stoke. En el octavo partido de Premier, los ‘potters’ suman ya seis puntos y superan al Swansea en la tabla para salir momentáneamente de la zona de descenso. Por el contrario, el Sunderland sigue siendo último en la clasificación sumando dos puntos de 24 disputados. Malos tiempos para David Moyes, que no consigue sacar ningún resultado positivo.