Guardiola: “Nunca voy a cambiar la forma en la que quiero jugar al fútbol”

El catalán dejó claro en la sala de prensa que su equipo debería haber ganado un partido en el que crearon más ocasiones que un Everton que consiguió un punto de una plaza siempre complicada como el Etihad Stadium. Pensando ya en el FC Barcelona, quitó importancia a los dos penaltis fallados y, aunque éste sea su tercer tropezón seguido, ve mejoras en sus jugadores.

Guardiola: “Nunca voy a cambiar la forma en la que quiero jugar al fútbol”
Guardiola durante el partido ante el Everton | Fotografía: Manchester City

Un nuevo tropiezo del Manchester City, y ya van tres de forma consecutiva. El equipo de Guardiola no pasa por su mejor momento de forma tras empatar ante Celtic y Everton y perder frente al Tottenham en la que es la única derrota del curso citizen. Igualados a puntos con el Arsenal de Wenger, los de Manchester ya ven como sus rivales se acercan peligrosamente en la clasificación de la liga inglesa. Ante el cuadro toffee no consiguieron materializar las ocasiones creadas y, con dos penaltis fallados, tuvieron que igualar el tanto inicial de Lukaku. En la rueda de prensa posterior al encuentro, el técnico catalán reconoció no estar frustrado con el resultado y aceptó que “a veces jugando mal se gana y otras pasa esto”.

Fiel a su idea de juego, Guardiola dejó claro que no iba a cambiar un ápice de los automatismos que está implantando en el conjunto del Etihad Stadium: “Mi equipo será juzgado, pero nunca voy a cambiar la forma en la que quiero jugar al fútbol, es la única forma que tengo. Mis equipos juegan como yo quiero”. Tiene claro que estos tropiezos forman parte “del proceso” por el que está pasando el equipo tras el cambio de entrenador y recuerda todo lo que han mejorado tras los últimos tropiezos en Champions League y Premier.

"No tengo tiempo para practicar todo lo que quiero practicar"

Desde luego, uno de los puntos débiles que está teniendo este Manchester City es la poca rentabilidad que está sacando a los disparos desde los once metros. Ante el Everton fueron dos penas máximas las erradas. En primer lugar fue Kevin De Bruyne el que no consiguió materializar y, ya en la segunda parte y con 0-1 en el marcador, fue Agüero el que erró su lanzamiento. Cuestionado por ello en la sala de prensa, Guardiola se mostró contundente: “No tengo tiempo para practicar todo lo que quiero practicar. Podríamos practicar penaltis, pero no hay presión. Los penaltis en momentos cruciales son penaltis”.

En cuanto al partido, el técnico catalán valora la gran cantidad de ocasiones creadas por sus jugadores, algo que, según él, tendría que haberles llevado a “ganar el partido”. “Encontramos espacios en los primeros treinta minutos, llegamos por banda, pero nadie remataba. Hemos creado suficientes ocasiones como para ganar el partido. Ellos tuvieron una oportunidad y fue una gran acción de su delantero. Lo hicimos todo”, sentenció Pep Guardiola. En cuanto a los dirigidos por Koeman, ensalza “la gran presión arriba, casi hombre a hombre” con la que se plantaron en el Etihad Stadium, algo que, sin lugar a dudas, complicó mucho al cuadro citizen.

Planteamiento similar se puede encontrar el próximo miércoles cuando visite al FC Barcelona en la fase de grupos de la UEFA Champions League. El equipo de Luis Enrique intentará incomodar al que puede ser el rival directo por la primera plaza del grupo. Deshaciéndose en halagos hacia su antiguo club, Guardiola reconoce que le “encanta su forma de jugar” y espera un FC Barcelona “que domine el balón”. Desde luego, otra piedra en el camino del de Sampedor en un Manchester City que parece atravesar un momento complicado de la temporada.