Wenger: “Es la Champions más abierta en años”

El entrenador del Arsenal tomó la palabra antes del trascendental encuentro de su equipo ante el Paris Saint Germain. De ganar, accederán a la siguiente fase como primeros de grupo, con todas las ventajas que eso les puede dar. Habló sobre el camino de su equipo en la competición, de su rival y de la renovación de Bellerín. Por otro lado, actualizó el parte de bajas y contestó a todos aquellos que habían valorado la posibilidad de que el entrenador francés había forzado a Alexis en el partido ante el Manchester United.

Wenger: “Es la Champions más abierta en años”
Wenger, junto a Ospina, en la rueda de prensa previa al encuentro ante el PSG | Fotografí: Arsenal

Posiblemente, el Arsenal esté ante el partido más importante de noviembre, y eso que ya se han medido al Tottenham y al Manchester United anteriormente en la Premier League. El equipo de Wenger recibe al Paris Saint Germain en el quinto encuentro de la fase de grupos de la UEFA Champions League con un deseo: ser primeros de grupo. Algo que a priori se antojaba complicado al inicio del curso está en la mano de los ingleses. Con el billete a la siguiente ronda ya sacado, los gunners esperan ocupar la primera plaza para evitar a los grandes equipos que se clasifiquen como líderes y, además, disputar el encuentro de vuelta en el Emirates Stadium. El equipo francés llega a la capital inglesa entre dudas. No están arrollando como en temporadas pasadas y parece que el proyecto de Emery no termina de cuajar en un equipo que dominaba la Ligue 1 y tenía como única cuenta pendiente dar un paso más en el torneo europeo.

En el encuentro de la primera vuelta disputado en París, el Arsenal logró sacar un punto gracias a un gol de Alexis Sánchez y a una increíble actuación de Ospina. Ahora esperan poder conseguir los tres puntos y tomar el último partido ante el Basilea como un enfrentamiento menor en la vorágine de compromisos de diciembre. Wenger, en declaraciones antes del encuentro, tiene claro que “ambos equipos ya han hecho su trabajo”, pues ambos están en lo más alto de la tabla del Grupo A con diez unidades, pero ahora queda “terminar el trabajo en casa” para disfrutar más que el año pasado, cuando se clasificaron en el último partido de la fase de grupos de forma agónica.

"El PSG tiene la ventaja de manejar sus partidos. Jugaron contra el Nantes al ochenta, noventa por ciento"

Por otro lado, el técnico francés tiene ganas de que su equipo demuestre que puede ganar “ante cualquier estilo de juego”. Eso es lo que destaca de un Paris Saint Germain que se plantaba en la UEFA Champions League como uno de los candidatos a suceder al Real Madrid en el trono. “Queremos demostrar que podemos ganar a cualquier estilo de equipo. Es lo que hemos hecho desde el comienzo de la temporada. Jugamos ante un equipo con un estilo diferente, un equipo que juega una posesión lenta y rápida. Tenemos que demostrar que podemos hacer frente a eso, ya que poseen el balón y de repente juegan rápido con Cavani o Lucas Moura”, especificó Wenger. Antes de terminar con el rival, valoró la posible ventaja que puede tener el conjunto parisino por disputar una liga menos competitiva que la Premier League: “El PSG tiene la ventaja de manejar sus partidos. Jugaron contra el Nantes al ochenta, noventa por ciento. Nosotros jugamos contra el Manchester United y no tuvimos tiempo para dar un uno por ciento menos”.

En cuanto a la competición, Wenger ve preparado a su equipo para hacer algo grande ante un panorama más abierto que el de los últimos años: “Es la Champions más abierta en años. Debo decir que he visto al Real Madrid contra el Atlético de Madrid el sábado y me quedé impresionado por ellos. Son los más peligrosos”. Finalmente, no cree que los clubes ingleses estén tan lejos de los grandes conjuntos europeos como sucedió en temporadas anteriores.

A nivel individual, tres han sido los nombres que se han puesto sobre la mesa en lo que a actualidad se refiere. En primer lugar, el de Héctor Bellerín, un jugador que ha renovado con el Arsenal y que pone fin de esta forma a todos los rumores que le vinculaban con equipos como el FC Barcelona. Precisamente, a este aspecto ha hecho referencia Wenger cuando le preguntaban por la renovación del español: “Significa que los medios de comunicación tendrán que encontrar otro nombre para decir que quiere dejar el club”. Profundizando aún más sobre este tema, se remonta a la educación que reciben los futbolistas cuando llegan al Arsenal para explicar el motivo por el que quieren quedarse en el club gunner: “En general, demuestra que los jugadores educados aquí están comprometidos, y eso es lo que se desea. Cuando das posibilidades y educas a los niños, cuando les das la oportunidad de jugar en el primer equipo, lo que quieres es que se comprometan con este club”. Acepta, además, que esta es “una cualidad importante” del Arsenal.

Bellerín celebra un gol junto a Walcott | Fotografía: Arsenal
Bellerín celebra un gol junto a Walcott | Fotografía: Arsenal

En segundo lugar aparece Debuchy, un jugador ligado a Bellerín ya que podría ser su sustituto sobre el terreno de juego. El francés parece volver a entrenarse con el equipo y empieza a coger minutos en partidos con el filial gunner. Wenger ha desvelado que “disputó setenta minutos” en el último encuentro del Arsenal Sub-23 y que duda en la inclusión en la convocatoria, pues aún necesita “una o dos semanas”. No obstante, no tiene dudas sobre la actitud del defensor, pues admite que "es un gran competidor” y no se amilana ante la gran competencia que hay en el equipo por ese puesto.

"Los que sugieren que le empujé a jugar cuando no estaba apto están completamente equivocados"

El tercer nombre ha sido el de Alexis Sánchez, el jugador chileno que está brillando con luz propia esta temporada. Tras su convocatoria con Chile para los encuentros clasificatorios para el Mundial de Rusia, el delantero llegó tocado y, aunque disputó el partido ante el Manchester United del pasado sábado, podría necesitar un descanso. Wenger acepta que sigue “las instrucciones del personal médico y del jugador” y, en base a eso, toma una decisión. Por otro lado, y en respuesta a algunas acusaciones que se habían venido vertiendo sobre él, deja claro que nunca ha forzado a un jugador: “Nunca en mi vida he forzado a un jugador para que juegue. Nunca he exigido que se infiltre a nadie. Si el jugador dice que está al cien por cien, tomo la decisión y veo si puede jugar o no. Los que sugieren que le empujé a jugar cuando no estaba apto están completamente equivocados”.

Antes de acabar, siguió con el tema de las lesiones para aclarar varios asuntos. Por un lado, sorprendió no ver en el entrenamiento del martes a Walcott y Ramsey. Muchos pensaban que podría ser por alguna lesión de los atacantes del Arsenal, pero Wenger recalcó que “deben estar bien” para el partido ante el Paris Saint Germain. El que sí volvió a entrenar, aunque fuera del grupo, fue Lucas Pérez, el delantero que ha estado de baja menos tiempo que esas seis semanas que se preveían. Por otro lado, el técnico francés tuvo que valorar el momento por el que pasa Santi Cazorla, el centrocampista español que parece recuperarse pero que no termina de entrar en los planes de Wenger: “Me da la impresión que está progresando, pero el tiempo en el que un jugador no entrena con el equipo me dificulta hacer valoraciones y establecer objetivos. No es una gran lesión para su futuro, pero es una inflamación en la parte posterior de su tendón de Aquiles y siempre es complicado dar plazos sobre inflamaciones”.