Gibbs: “Cuando tenemos la pelota, podemos ser más peligrosos. Es decepcionante”

El lateral izquierdo del Arsenal sustituyó a Monreal y se midió a un Paris Saint Germain que sacó un empate con sabor a victoria, pues se colocan en lo más alto del Grupo A de la UEFA Champions League. Crítico con el nivel del equipo, Gibbs espera ganar ante el Basilea para llevar la lucha por el liderato hasta el último momento.

Gibbs: “Cuando tenemos la pelota, podemos ser más peligrosos. Es decepcionante”
Gibbs da órdenes durante el partido | Fotografía: Arsenal

Sorprendió Wenger al situar a Gibbs en el lateral izquierdo del Arsenal. Nacho Monreal, habitual integrante de esa posición, permaneció en el banquillo durante los noventa minutos. Se desconoce que sea por algún problema físico, por lo que todo apunta a una decisión técnica ante un partido exigente como pocos en defensa. El Paris Saint Germain llevó el susto al cuerpo de los jugadores y aficionados del Arsenal en más de una ocasión, pues los parisinos lograron imponerse por fases en el partido hasta el punto de situarse por delante en el marcador. En declaraciones posteriores al encuentro, Gibbs aseguró que fue “decepcionante” el partido porque “era una buena oportunidad para acabar primeros de grupo”. Esa decepción, además, la focaliza en el “rendimiento” de un equipo que logró parecerse a ese Arsenal veloz en muy pocas ocasiones.

“El empate fue, probablemente, lo merecido”

“Cuando tenemos la pelota podemos ser mucho más peligrosos de lo que hemos demostrado esta noche. Sabemos que tenemos esa calidad y seguiremos intentándolo”, añadió el inglés. A nivel defensivo, Gibbs reconoce que “no es fácil estar cerca de ellos porque tienen muchos jugadores peligrosos en la delantera”, además de aceptar que “la presión les dio la oportunidad de crear más oportunidades”. En definitiva, deja claro que “el empate fue, probablemente, lo merecido” al final de un partido que les deja en la segunda posición del Grupo A.

Resulta complicado pensar que esa tabla vaya a cambiar, más aún sabiendo que el equipo de Emery recibe al Ludogorets en casa y es el Arsenal el que tiene el desplazamiento más complicado a Suiza para jugar ante el Basilea. Mostrándose optimista, Gibbs sabe que no se van a fijar en ese tipo de asuntos y que van a intentar “ganar el partido” y luego ver cómo han quedado clasificados. Antes de ese encuentro, deberán centrarse en su enfrentamiento ante el Bournemouth para no perder la cabeza del tren liguero.