Wenger sobre Alexis: “Cuando parece que está muerto, sigue vivo”

El entrenador francés se mostraba contento y satisfecho con el rendimiento de un equipo que volvió a la senda del triunfo tras ver tres empates consecutivos. Se deshizo de un correoso Bournemouth que plantó batalla hasta que Alexis hizo su segundo tanto en el tiempo de descuento. Fue Walcott el que devolvió la ventaja a un equipo que vio como los de Eddie Howe le empataban tras un penalti discutido de Monreal. Los peores minutos llegaron tras la lesión de un Debuchy que volvía a la alineación un año después.

Wenger sobre Alexis: “Cuando parece que está muerto, sigue vivo”
Arsène Wenger en rueda de prensa | Fotografía: Arsenal

Vuelta a la senda del triunfo tras la victoria por 3-1 ante el Bournemouth. El Arsenal se benefició del gran momento de forma de un Alexis Sánchez que, con dos goles, dejó los tres puntos en el Emirates Stadium. Theo Walcott fue el otro autor de uno de los tantos gunners mientras que Callum Wilson materializó un penalti de Monreal bastante discutido. No fue tan fácil el triunfo de los locales como el marcador puede indicar. De hecho, los cherries tuvieron opciones de ponerse, incluso, por delante en el luminoso. La lesión de Debuchy, que volvía a una alineación más de un año después, desconcertó a un Arsenal que en ese momento llevaba ventaja en el marcador. Sobre la lesión del francés, la importancia de Alexis y el estado de forma de los jugadores que aportan desde el banquillo, habló Wenger tras el partido.

En primer lugar, el técnico gunner no se mostró sorprendido con lo realizado sobre el terreno de juego por parte de los dirigidos por Eddie Howe. El Bournemouth se mostró valiente dominando grandes tramos de un encuentro que el Arsenal no cerró hasta que marcó el tercer tanto ya en el tiempo de descuento. De los del Vitality Stadium, Wenger resalta su capacidad de “mantener la pelota” y la posibilidad de “estar en problemas” si no estás bien organizado sobre el terreno de juego. En cuanto a su equipo, vio “nerviosismo” cuando el empate campeaba en el marcador, algo que puede ser fruto de “los tres empates consecutivos” que llevaban los del Emirates Stadium. En el tiempo de descanso, desvela que instó al equipo a “calmarse y centrarse en el partido” algo que les llevó a “crear muchas ocasiones de gol en la segunda mitad”.

"Elegí a Gabriel porque es un defensor y es muy rápido. Se adaptó bien"

Mucha importancia tuvo la lesión de Debuchy en el despertar del Bournemouth. El equipo de Wenger dominaba 1-0 el marcador cuando el francés no pudo continuar sobre el terreno de juego aquejado de un dolor en la parte trasera de su pierna. Tuvo que ser sustituido por un Gabriel que no dio demasiadas garantías en ese lateral derecho. Más contento con el brasileño parece su entrenador, que se decantó por él tras “ver algunos vídeos de su etapa en el Villarreal”. “Elegí a Gabriel porque es un defensor y es muy rápido. Se adaptó bien. Vi vídeos de él jugando con el Villarreal donde, en dos o tres partidos, jugó como lateral izquierdo y una vez como lateral derecho. Jugaba ahí en Brasil y tengo que decir que no estaba muy convencido, pero hoy lo ha hecho bien”, matizó el entrenador. La entrada de Gabriel fue uno de los tantos cambios con los que contaba la alineación del Arsenal. Poco o nada se parecía el equipo del encuentro ante el Bournemouth al que se enfrentó al Paris Saint Germain el pasado miércoles en la UEFA Champions League. Hasta siete hombres nuevos dio entrada un Wenger que ve “jugadores de primera calidad en el banquillo”.

Uno que sí jugó el encuentro ante el equipo francés en la máxima competición europea a nivel de clubes fue Alexis Sánchez, un futbolista que ha vuelto a ocupar la posición de delantero centro ante los cherries. Abrió y cerró el marcador siendo el más listo dentro del área. En el primer tanto aprovecha una mala cesión de Cook a su guardameta, mientras que en el último se anticipa a la línea defensiva para cerrar el partido. Fue ese último gol el que llevó a Wenger a decir que “incluso cuando parece que está muerto, sigue vivo”, argumentando que “siempre encuentra los recursos para hacer algo especial”. Estas actuaciones del chileno llevan a una pregunta casi obligada sobre su renovación. Una ampliación de contrato que aún no se ha efectuado y que, según ha comentado Wenger, tampoco “se va a llevar a cabo esta noche” porque “hay tiempo por delante”.

Además de la lesión de Debuchy, el Arsenal se marcha con la preocupación de Olivier Giroud. El delantero francés entró junto a Aaron Ramsey mediada la segunda mitad y, poco después, ya se llevaba la mano a su muslo en una clara indicación de molestia. Aunque acabó el partido, Wenger no está del todo tranquilo por el estado físico de un jugador que le comunicó que “sentía un tirón en la parte posterior de la pierna”. Queda por ver si es de la partida en el encuentro de Copa de la Liga del Arsenal ante el Southampton en los cuartos de final.