Fiabilidad alemana para el 'Philly'

Philadelphia Union ha sido otro de los clubes que se ha reforzado en este último período de la temporada con la incorporación del mediocentro alemán, Kevin Kratz, que llega procedente del FV Sandhausen con la carta de libertad.

Fiabilidad alemana para el 'Philly'
Fiabilidad alemana para el 'Philly' || Imagen: broderlygame.com

El Philadelphia Union ha sido uno de los pocos equipos que ha decidido reforzar su plantilla en su última oportunidad, donde sólo los jugadores sin contrato tenían la posibilidad de incorporarse. Tras la salida de Nogueira al fútbol europeo, el centro del campo unionista quedaba un poco ‘cojo’ pese a la incorporación del internacional por Estados Unidos, Alejandro Bedoya.

El elegido para cubrir este puesto es el mediocentro alemán Kevin Kratz, que llega con la ‘carta de libertad’ desde el FV Sandhausen, club donde ha jugado las últimas dos temporadas. En este período ha sumado un total de 22 participaciones, siempre en la 2. Bundesliga.

Kratz jugando con el Braunschweig (Imagen: kicker.de)

“Kevin nos proporciona una gran variedad de posiciones en nuestro centro del campo”, dijo el Director Deportivo, Earnie Stewart. “Su experiencia en el fútbol europeo y su mentalidad son una buena adición a nuestro grupo”, añadía.

Kevin Kratz, de 29 años, ha desarrollado la totalidad de su carrera deportiva en el fútbol alemán, desde que comenzara a formar parte del Bayer Leverkusen en 1997, con apenas 10 años. No fue hasta el año 2006 cuando firmó su primer contrato como futbolista profesional, en el momento en el que se incorporó al equipo reserva del Bayer Leverkusen.

En el Alemania Aachen comenzó su andadura en el fútbol profesional

Tres temporadas estuvo en el segundo equipo, llegando a disputar 89 partidos en los que anotó 12 goles. Sus buenas actuaciones le llevaron a que algunos equipos de la segunda división alemana se fijaran en él, siendo finalmente el Alemania Aachen el club que se hiciera con sus servicios. Con Die Alemannen, Kratz también jugó tres temporadas, en las que continuó demostrando la calidad que guardaba.

En el verano de 2012 llegaría su mejor oportunidad, cuando firmó por el Eintracht Braunschweig. En esa primera temporada, el equipo lograba el ascenso a la Bundesliga después de finalizar en el segundo puesto que le daba el ascenso directo. Este fue un hito para los ‘leones’, ya que desde 1984 no participaban en la máxima competición del fútbol alemán. Tras descender en la siguiente campaña a su ascenso, el futbolista fue traspasado al FV Sandhausen, en donde jugó en su paso previo a la MLS.