Meara I, Rey de New York

Red Bulls II se proclamó cameón de la Conferencia Este y por consiguiente disputará la USL ante el Swope Park Rangers. Por tercera vez en estos PlayOff´s, el conjunto ‘taurino’ tuvo que recurrir a los once metros para lograr el pase.

Meara I, Rey de New York
Meara fue el héroe de su equipo || Imagen: sbisoccer.com
New York Red Bulls II
1 1
Louisville City FC
New York Red Bulls II: Meara; O´Toole (Plewa, min. 64), Long, Carroll (Simpara, min. 120+2), Najem (Schmoll, min. 106); Adams (Williams, min. 97), Metcger; Bezecourt, Etienne Jr., Allen; Valot (Bonomo, min. 96).
Louisville City FC: Ranjitsingh (Dobrowolski, min. 54); Smith, Reynolds, Craig, Morad; Abend, Quinn; Dacres (Kaye, min. 71), Rasmussen (Newnam, min. 105+1), Davis IV (Lubahn, min. 81); Hoffman (Lancaster, min. 64).
MARCADOR: 0-1, min. 11, Craig. 1-1, min 75, Valot. 1(0)-(0)1, Lancaster; 1(1)-(0)1, Etienne Jr.; 1(1)-(1)1, Smith; 1(2)-(1)1, Long; 1(2)-(2)1, Quinn; 1(3)-(2)1, Allen; 1(3)-(3)1, Kaye; 1(4)-(3)1, Bezecourt; 1(4)-(3)1, Newnam.
ÁRBITRO: Robert Sibiga (USA). Amonestó a Craig (min. 102). Expulsó a Reynolds (min. 104), Williams (min. 118), Craig (min. 120).
INCIDENCIAS: Final Conferencia Este USL 2016. Este encuentro se disputó en el Red Bull Arena (Harrison, NJ). 2.709 espectadores.

New York Red Bulls II volvió a llamar a la épica para lograr el pase a la final de la USL Cup, teniendo que acudir por tercera vez en estos PlayOff´s al punto de penalti. La primera mitad estuvo bastante igualada, aunque fue el conjunto visitante el que estuvo acertado de cara a gol, pudiendo adelantarse en el marcador. La segunda mitad comenzó con dominio local hasta que consiguió el gol del empate y a partir de ese momento, ambos equipos prefirieron no arriesgar ante una más que posible prórroga. En estos 30 minutos extras ninguno de los dos conjuntos se mostró superior al otro, lo que hizo que fueran los penaltis los que decidieran el campeón.

Lou City borra del mapa a su rival

Buen comienzo del conjunto visitante, que en los primeros minutos consiguió tener el control sobre la pelota, lo que le brindó varias oportunidades para adelantarse en el marcador. Pero la defensa neoyorkina, una de las menos goleadas de la liga, estuvo muy concentrada en estos minutos para rechazar todas las acometidas rivales.

Aunque pasados unos minutos, y cuando parecía que el partido comenzaba a igualarse, el Louisville City aprovechó una acción a balón parado para desequilibrar el resultado a su favor. Quinn sacó una falta lejana que en el primer palo fue desviada levemente por Craig, lo que engañó al portero e introdujo el balón en el fondo de la red.

Tras este tanto, los ‘taurinos’ comenzaron a tener mayor protagonismo en el partido, disputándole la posesión del balón a su rival. Pero poco le duraba el mismo, ya que los visitantes estaban pudiendo completar una gran presión en la zona de creación, lo que continuaba impidiéndoles generar acciones claras de gol.

Disputa de balón en el encuentro (Imagen: uslsoccer.com)

Mediada la primera parte, el conjunto local pareció deshacerse por momentos de la presión a la que su rival le estaba sometiendo, y por lo menos estaba consiguiendo tener algún acercamiento peligroso sobre la meta rival. El Lou City sin embargo, no se olvidaba de la portería contraria, y con contraataques seguía poniendo sobre aviso a la defensa rival de manera constante.

Con el paso de los minutos, los acercamientos a ambas áreas fueron desapareciendo, dando protagonismo al juego en el centro el campo. No fue hasta entrado en el último período a la primera mitad, cuando el Red Bulls II logró su ocasión más clara hasta el momento, con un disparo de Etienne Jr. desde fuera del área, que el guardameta despejó a saque de esquina.

Pero el luminoso del Red Bull Arena ya no se movería, y el equipo visitante llegó al descanso con una pequeña ventaja.

Todo por decidir

El inicio de la segunda mitad conllevó lo que parecía unos nuevos New York Red Bulls II, que salieron al terreno de juego con mucha más intensidad y con la clara intención de igualar el partido. Esto les generó una gran cantidad de oportunidades sobre la portería de su rival. La más peligrosa fue un libre directo de Etienne Jr. desde el borde del área que se marchó ligeramente por encima del larguero.

Pero el equipo visitante no iba a dejar que su rival copara todas las acciones de peligro y cerca de la hora de partido, Paco Craig tuvo la ocasión más clara hasta el momento. Tras deshacerse de un defensa con un gran recorte, se quedó en clara posición para anotar, pero el portero le tapó bien los espacios y su disparo se marchó al lateral de la red.

Etienne Jr. trata de desbordar a su marcador (Imagen: empireofsoccer.com)

El conjunto local continuaba llevando la iniciativa en el partido, con unos ‘citizens’ que cada vez se encontraban más posicionados en campo propio. De hecho, su entrenador realizó algunos cambios en el equipo buscando potenciar la faceta defensiva del mismo, y dio entrada a un delantero con diferentes características, buscando otro modelo de juego ofensivo.

A pesar de ello, las ocasiones de los Red Bulls continuaban llegando, hasta que a 15 minutos del final, lograron la recompensa del gol. Un saque de falta lateral fue rematado en el primer palo por Valot si que ningún defensa le presionase. De esa manera llegaba la igualdad al marcador, con mucho por decidirse.

Con este resultado, los dos equipos se volcaron al ataque aunque sin olvidarse tampoco de la faceta defensiva. Esto hizo que apenas se vieran ocasiones de peligro por parte de ambos, aunque si hubo algunas llegadas que pusieron en apuros a las defensas.  Por lo consiguiente, el marcador no se movería y sería la prórroga o los penaltis, quien decidiera que equipo llegaría a la final de la USL.

De camino a los penaltis

La prórroga fue un mero trámite para los dos equipos, ya que ninguno de ellos quiso arriesgar más de lo necesario. Esto provocó que a lo largo de los 30 minutos, se viera mucho juego en el centro del campo y sólo un par de llegadas peligrosas sobre las áreas. En los minutos previos al descasno de la prórroga, los visitantes se quedaron con un jugador menos por expulsión de Reynolds. La segunda parte apenas tuvo continuidad en el juego, ya que el constante número de faltas impidió que ninguno de ellos se mostrase superior. En los útlimos minutos, ambos equipos se quedarían con un jugador menos por expulsiones de Williams y Craig.

Celebración del pase a la final de la USL (Imagen: uslsoccer.com)

Fue entonces cuando se llegó a la fatídica tanda de penaltis en donde surgen los héroes. Este fue el caso del guardameta de los neoyorkinos, Ryan Meara, que detuvo el primer y el último penalti del Louisville City, dando el pase final a su equipo a la pelea por la USL Cup.