Robles detiene la racha de Toronto

Toronto FC ha visto cortada su racha de victorias consecutivas con la sexta, tras no poder superar a un conjunto como el neoyorkino, que tuvo en su portero a la figura más destacada del partido.

Robles detiene la racha de Toronto
Robles detuvo un penal || Imagen: taiwannews.com.tx
New York Red Bulls
1 1
Toronto FC
New York Red Bulls: Robles; Murillo, Perrinelle, Long, Lawrence; Muyl (Verón, min. 83), Felipe, Kljestan, (Grella, min. 60); Gulbrandsen (Davis, min. 46), Wright-Phillips.
Toronto FC: Bono; Zavaleta, Moor (Cheyrou, min. 61), Mavinga; Beitashour, Delgado (Edwards, min. 67), Bradley, Vázquez, Morrow; Altidore, Ricketts (Hamilton, min. 90+1).
MARCADOR: 1-0, min. 38, Wright-Phillips. 1-1, min. 70, Cheyrou.
ÁRBITRO: Robert Sibiga (USA). Amonestó a Bradley (min. 37), Murillo (min. 69), Kljestan (min. 81), Altidore (min. 82), Robles (min. 89).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el Red Bull Arena (Harrison, NJ). 21.025 espectadores.

El New York Red Bulls consigue un punto muy importante que a pesar de parecer poco, el conseguirlo ante el mejor equipo de la competición les permite coger confianza de cara a los siguientes enfrentamientos. En la primera mitad el juego de ambos equipos estuvo muy igualado, pero fueron los locales los que lograron adelantarse en el marcador. La segunda parte estuco más disputada, con los dos equipos teniendo continuas llegadas a la portería del rival. Sin embaro fue el conjunto canadiense el que consiguió anotar, y a punto estuvo de haber dado al vuelta al marcador, sino llega a ser porque el portero local detuvo un penal.

Respeto y pocas ocasiones

Clara idea del equipo visitante, que desde el inicio del encuentro se hizo con los mandos del mismo y controló durante muchos minutos la posesión del balón. Consiguió llevar la iniciativa, pero la buena defensa que su rival le planteó, le dejó pocas posibilidades de generar n disparo sobre la portería.

Los neoyorkinos sin embargo tuvieron claro que en los primeros minutos debían de buscar en el contraataque su mejor arma. En cuanto recuperaban el balón buscaban jugarlo en largo. Esto hizo que la primera acción de peligro cayera de su lado cerca de minuto 15 cuando Wright-Phillips habilitó a Gulbrandsen, dejándolo sólo frente al portero, pero su disparo se llegó manso a las manos de este.

Wright-Phillips anotó de chilena el gol de su equipo (Imagen: @NewYorkRedBulls)

Poco a poco el equipo local fue adquiriendo mayor importancia en el partido, consiguiendo hacer su juego y disputándole el control del balón a su rival. Esto hizo que el centro del campo de los dos equipos pasase a cobrar mayor importancia, dejando a los porteros muy lejos de la acción.

En los minutos previos al final de la primera mitad, el conjunto ‘taurino’ consiguió aprovechar la indecisión del equipo rival para ponerse por delante en el marcador. En un saque de falta un futbolista local realizó una dejada al segundo palo en donde Wright-Phillips, de chilena, anotase el primer gol del partido y pusiese a su equipo por delante en el marcador.

En los instantes finales el conjunto de Toronto FC apretó para llegar al descanso en igualdad de condiciones, pero al defensa que los locales estaban realizando, impidió que estos pudiesen ni tan siquiera generar un disparo bajo los tres palos.

La ruleta rusa

La segunda mitad tuvo un inicio claramente diferente a lo que se vio hasta el momento, ya que el control del balón y el juego elaborado quedaron de lado y convirtió el encuentro en un constante ir y venir de una portería a otra. En esta alternancia de golpes tuvo en los locales a las más peligrosas, ya que fueron los que consiguieron tener mayor presencia en el área rival.

Aunque poco a poco los cambios realizados el New York Red Bulls fueron cobrando importancia, ya que con la entrada de Davis, acumuló mayor cantidad de futbolistas en la zona de creación, permitiéndole tener mayor control sobre la pelota. Esto provocó que los canadienses comenzasen a ponerse nerviosos y su juego no fuese efectivo.

Disputa de balón en el encuentro ( Imagen: usatoday.com)

A pesar de ellos trataron de percutir la portería de su rival, la cual consiguieron conquistar a falta de 20 minutos para el final del partido. De nuevo fue a balón para como los canadienses llevaron el empate al marcador, tras rematar Cheyrou en el segundo palo un saque de falta lateral de su compañero.

Este tanto hizo que los visitantes ganasen ese punto de confianza que les permitió volver a llevar peligro sobre la meta de los neoyorkinos. Y tras unas acciones en las que se aproximaron con bastante peligro, llegó la oportunidad más clara para haber dado la vuelta al marcador. Altidore trató de cobrar un penalti cometido sobre Ricketts, pero su disparo fue detenido por Robles.

A partir de ese momento comenzó un festival de llegadas sobre ambas áreas, que cerca estuvo de haber puesto por delante a cualquiera de los dos equipos. Aquí volvió a aparecer el guardameta local para sacar dos manos que permitieron a su equipo romper la racha triunfal de los visitantes, quedándose con un punto en un encuentro muy disputado.


Share on Facebook