Villalba vuelve a castigar a Orlando

El jugador argentino logró anotar el gol del empate en el tiempo de descuento, después de un partido en el que se mostraron superiores, pero la defensa rival hizo que el resultado no fuese mayor. Es el segundo gol del delantero a los de Florida en una semana.

Villalba vuelve a castigar a Orlando
usatoday.com
Atlanta United FC
1 1
Orlando City SC
Atlanta United FC: Guzan; Wales, Parkhurst (Kratz, min. 76), Gonzalez Pirez, Garza (Ambrose, min. 76); Carmona, Larentowicz; Gressel (Gressel, min. 61), Almirón, Asad; Villalba.
Orlando City SC: Bendik; Sutter, Aja, Spector, Toia; Johnson, Nocerino, Higuita (Laryea, min. 76), Kaka; Larin (Barnes, min. 62), Dwyer (Rivas, min. 72).
MARCADOR: 0-1, min. 40, Kaka. 1-1, min. 90+2, Villalba.
ÁRBITRO: Allen Chapman (USA). Amonestó a Asad (min. 25), Higuita (min. 56), Villalba (min. 56), Johnson (min. 86).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el Bobby Dodd Stadium (Atlanta, GA). 45.006 espectadores.

Empate final en este segundo partido entre ambos equipos en menos de una semana en donde los locales tuvieron que esperar a los minutos finales para lograr llevarse un empate. En la primera mitad el Atlanta United se mostró muy superior, pero fueron los locales los que estuvieron más acertados con un golazo de Kaka. En los segundos 45 minutos, se continuó viendo un partido muy vertiginoso, y sólo los despistes finales de la defensa visitante permitió a su rival acabar su periódo en el Bobby Dodd Stadium con un empate.

Kaka destroza las redes locales

Inicio vibrante entre dos rivales que no querían conceder ni un metro al contrario. Esto llevó en los primeros minutos al equipo visitante a realizar una presión intensa en la zona de inicio de su rival, lo que le permitió tener la primera ocasión de peligro, con un disparo de Sutter que pegó en el travesaño.

Pero este inicio del Orlando fue un espejismo, ya que poco a poco el conjunto local fue adueñándose del control de la pelota y convirtió el partido en un monólogo. Consiguió de esta manera llegar a la portería rival de manera constante, en donde Almirón fue el claro protagonista. El apraguayo era la referencia en el ataque del equipo, y además de generar las acciones, tuvo oportunidades de finalizarlas. En una de ellas, su disparo desde fuera del área se golpeó en el larguero.

Aunque superada la media hora, el control de a pelota volvió a igualarse, lo que ayudó al conjunto visitante a generar más de una ocasión manifiesta de gol. El Orlando City, por más que lo intentaba, se chocaba una y otra vez contra el muro que la defensa rival estaba realizando.

usatoday.com

A falta de cinco minutos para el final del partido, los locales aprovecharon el espacio creado en la defensa rival para recuperar un balón y realizar una contra que a punto estuvo de decantar el resultado a su favor. Fue Miguel Almirón el que volvió a finalizar la jugada y de nuevo su disparo se encontró con la madera.

Sin embargo en la acción inmediata, Larin bajó al piso un saque de línea de fondo del portero, y tras cederle el balón a Kaka, este superó al guardameta con un fortísimo disparo que se coló por la escuadra.

En los minutos finales, los locales buscaron el gol que tanto se les había resistido, pero se fueron al descanso por debajo en el marcador aunque viéndose superiores a un rival que sacaron provecho de sus acciones de peligro.

Justicia local

La segunda mitad tuvo un similar comienzo a su antecesora, ya que los dos equipos salieron con una gran intensidad, lo que provocó que se viese una gran cantidad de ocasiones en las os porterías. Cada vez que un equipo se hacía con el balón, corrían con mucha verticalidad hacia la portería rival, poniendo en constantes problemas a las defensas.

Pero con el paso de los minutos y con algunas sustituciones en el terreno de juego, Atlanta United comenzó a tener mayor protagonismo en el ataque. De manera lograron tener varios disparos a puerta, pero Bendik estuvo muy acertado para detener todos los balones.

Unque poco a poco, los visitantes fueron sacudiéndose de la presión a la que estaban siendo sometidos, lo que le ayudó a poner en apuros a Guzan más de una vez. Fue Kaka el más activo y el que en dos ocasiones, pudo aumentar la distancia de su equipo en el marcador.

usatoday.com

A falta de 15 minutos para el final del partido, Atlanta United cambió su sistema para jugar con una defensa de tres, y de esa manera tratar de tener mayor control sobre la pelota y que esto no beneficiase al juego vertiginoso de los visitantes. De esta manera, logró también no disminuir las llegadas obre la portería rival, que estaba realizando un gran partido defensivo.

En los últimos minutos, la vertiginosidad del partido llevó a que los delanteros de ambos equipos estuviesen muy cansados y apenas participasen en las jugadas, hasta el tiempo de descuento. La conexión sudamericana del equipo local se encontró y tras una jugada elaborada, Asad puso un balón a la espalda de la defensa para que Villalba sólo tuviese que batir al guardameta.

Con este resultado de empate a un gol se llevó al final de los 90 minutos, en un partido en el que los locales merecieron más, pero la buena defensa que su rival realizó, dejó el partido con ese resultado.

Major League Soccer