Empate a todo, empate a nada

Resultado gafas entre LA Galaxy y Seattle Sounders en partido correspondiente a la vigesimoprimera jornada de la Major League Soccer 2017. Pocas ocasiones claras y poco fútbol por parte de ambos conjuntos.

Empate a todo, empate a nada
Empate a todo, empate a nada // Imagen: LA Galaxy
LA Galaxy
0 0
Seattle Sounders FC
LA Galaxy: Rowe; Anholt (Diallo, min. 71), Steres, Van Damme, Cole; Pedro, Jones; Alessandrini, Dos Santos (García, min. 89), Boateng (Jamieson, min. 77); Zardes.
Seattle Sounders FC: Frei; Leerdam, Torres, Marshall, Tolo (Morris, min. 66); Sevensson, Roldan; Lodeiro, Dempsey, Jones; Bruin (Evans, min. 80).
ÁRBITRO: Armando Villarreal (USA). Amonestó a Jermaine Jones (min. 42), Diallo (min. 80), Joevin Jones (min. 83) y Alessandrini (min. 83). Expulsó a Jelle van Damme por doble cartulina amarilla (min. 46 y min. 86).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el StubHub Center ante 25.667 espectadores.

LA Galaxy y Seattle Sounders empataron a ceros en uno de los encuentros más flojos de toda la jornada en la Major League Soccer. Tras una primera parte soporífera, en la que no hubo prácticamente tiros a puerta ni mucho menos ocasiones de gol, el partido cogió ritmo. Sin embargo, ninguno de los dos equipos estuvo acertado de cara a portería y, al término de los 90 minutos, ambos debieron conformarse con el reparto de puntos.

En el caso de los locales, se podría decir que son buenas noticias. Cortan de golpe la sangría defensiva de la que estaban siendo víctimas en las últimas fechas y suman un puntito. Por su parte, los Sounders logran puntar fuera de casa, lo que siempre es positivo, y continúan en puestos de PlayOff. ¡Todos contentos!

Para echarse a dormir

Por lo general, la MLS ofrece puro espectáculo cada fin de semana. Suelen darse encuentros muy dinámicos, de muchas alternativas y con ocasiones de gol en ambas porterías. No obstante, de vez en cuando, se da un encuentro soso, aburrido, de esos que hacen replantearse el por qué de la pasión por el soccer. El choque entre los Galaxy y los Sounders, por desgracia, fue uno de estos. Al menos en la primera parte.

Desde el pitido inicial se pudo ver a dos conjuntos agarrotados, demasiado temerosos de descuidar sus labores defensivas para irse al ataque en busca del tanto que "abriese la lata". El cuero no circulaba con fluidez y lo cierto es que no se puede decir que los más de 25.000 espectadores que asistieron en la madrugada del domingo al StubHub Center se lo estuvieran pasando en grande… Más bien todo lo contrario.

En resumen, los primeros 45 minutos se caracterizaron por una ausencia total de oportunidades claras para perforar las metas defendidas por Brian Rowe y Stefan Frei. Y es que los tiros lejanos ni siquiera inquietaron a los guardametas.

Algo de alegría

Con el inicio de la segunda mitad, el choque pareció animarse un poco. Por lo menos llegaron las tan ansiadas ocasiones de gol que, al fin y al cabo, son la "salsa" del fútbol. La primera después de un error de comunicación entre Rowe y David Steres que a punto estuvo de aprovechar Will Bruin para poner por delante a los Sounders. Solo la pésima definición del ariete de Missouri pudo evitar el descalabro angelino.

Inmediatamente reaccionarían los Galaxy por medio de Romain Alessandrini. El extremo galo remató con potencia desde el interior del área pero el cuero salió repelido por la zaga visitante. A Kevin Leerdam aún le debe de doler el pelotazo…

Alessandrini lo intentó con escasa fortuna // Imagen: LA Galaxy
Alessandrini lo intentó con escasa fortuna // Imagen: LA Galaxy

Intercambio de golpes

Como en todo buen combate de boxeo, el choque entró en una fase de intercambio de golpes. Las llegadas, ninguna de ellas excesivamente clara, se sucedían en ambas porterías y por fin el público empezaba a vibrar con lo que los 22 protagonistas ofrecían sobre el césped. Clint Dempsey se animó incluso a probar fortuna con una chilena. Lástima que el remate se marchase finalmente muy desviado.

En la recta final, Emmanuel Boateng,  Gyasi Zardes, por partida doble, y Giovani dos Santos gozaron de las más claras para el cuadro galáctico. Por desgracia para su hinchada, el marcador no se movería.

La nota negativa la dio Jelle Van Damme que, a falta de cinco minutos para el final, fue expulsado por doble cartulina amarilla. Una vez más el aguerrido defensor belga pecó de dureza y tomó el camino de los vestuarios antes que el resto de sus compañeros. La entrada sobre Nico Lodeiro no ofrece discusión posible. Durísima. De no haber visto la amarilla previamente, debería haber sido expulsado con roja directa.

Major League Soccer