Columbus sorprende al Fire

El conjunto locla consiguió llevarse una victoria qu le permite mantenerse en los puestos altos de la clasificación, que dan acceso a los PlayOff´s. En un partido que de de más a menos, supieron aprovecharse de las ocasiones que tuvo.

Columbus sorprende al Fire
@MLS
Columbus Crew SC
3 1
Chicago Fire
Columbus Crew SC: Steffen; Mensah, Williams, Abubakar; Afful (Jimenez, min. 46), Artur, Trapp, Francis; Manneh (Martinez, min. 65), Kamara, Meram (Jhan, min. 90).
Chicago Fire : Lampson; Polster, Kappelhof, Meira, Doddy; Schweinsteiger, McCarty; Accam (Campbell, min. 90), De Leeuw, Solignac (Álvarez, min. 60); Nikolic.
MARCADOR: 0-1, min. 13, De Leeuw. 1-1, min. 18, Manneh. 2-1, min. 73, Meram. 3-1, min. 88, Kamara.
ÁRBITRO: Armando Villarreal (USA). Amonestó a Meira (min. 26), Meram (min. 59), Mensah (min. 67), Polster (min. 73), Lampson (min. 89).
INCIDENCIAS: Major League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el MAPFRE Stadium (Columbus, OH). 18.690 espectadores.

El Columbus Crew logró volver a la senda de la victoria después de un partido en el que se mostró más efectivo que su rival en el ataque. En la primera mitad, el partido comenzó con una gran intensidad, lo que propició que el Fire se adelantase en el marcador. A los pocos minutos, los locales conseguirían igualar el partido, y a partir de ese momento el partido fue decayendo hasta llegar al final. En la segunda mitad, los visitantes pusieron algo más de intención para llevarse los tres puntos, pero dos contras de su rival les permitió anotar dos goles, que dejaron la victoria en el MAPFRE Stadium.  

De más a menos

La importancia de este partido se vio desde el primer minuto, ya que el nerviosismo de ambas defensas en algunas acciones, hizo que cometiesen fallos que les pudo costar un gol en contra. La más clara fue una cesión de cabeza de la defensa del Fire a su portero, pero que Artur interceptó, rematando a pocos centímetros de la portería.

Tras esta serie de errores, comenzó un nuevo partido en donde la posesión del balón fue pasando de un equipo a otro de manera alterna, viéndose también acciones de peligro sobre las porterías. La primera ocasión clara fue para los locales en un centro al interior del área que Kamara no supo resolver con éxito.

Sin embargo, el que sí estuvo acertado fue Michael de Leeuw para los visitantes, que en un centro de Schweinsteiger al interior del área sacó provechó de lo mal que tiraron el fuera de juego su rival y de cabeza dio ventaja a su equipo.

@ColumbusCrewSC

Aunque poco tiempo le duro la alegría al Fire, ya que apenas unos minutos después, su rival consiguió poner de nuevo la igualdad en el marcador. Un jugador local disparó desde fuera del área, pero entre una nube de piernas el balón quedó franco para Manneh. EL extremo sólo tuvo que superar al portero con una buena definición para volver a poner el partido como el inicio.

Tras esta serie de acciones, el partido continuó con la misma dinámica, en donde los dos equipos intercambiándose acciones de peligro y llegadas al área. Ninguno de ellos parecía mostrar superioridad sobre el rival, lo que llevó a que el encuentro llegase al descanso con el mismo marcador y con muy pocas ocasiones desde que el ambos equipos consiguiesen anotar.

Hasta el rabo todo es toro

La segunda mitad tuvo un inicio similar al final de los primeros 45 minutos en donde el papel protagonista de los jugadores del centro del campo continuó siendo el mismo, llevando a los porteros a tener un papel casi presencial en este período. La necesidad de sacar los tres puntos llevó a que ninguno de los rivales permitiese los errores que se vieron con anterioridad.

Con el paso de los minutos, el equipo visitante comenzó a cobrar mayor protagonismo, gracias a los cambios que el entrenador realizó, y que imprimó mayor intensidad a su juego. Esto dejó al equipo local encerrado en campo propio y convertido en un frontón que lo único que hacía era rechazar balones lejos de su arco.

A poco más de 15 minutos para el final del partido, en un contraataque, los locales consiguieron sorprender a su rival. Waylon Francis aprovechó el espacio que se creó a la espalda del lateral en la banda izquierda y puso un balón al corazón del área grande. Por esa zona apareció Meram para mandar el balón al interior de la portería.

Comenzó a partir de ese momento un asedio del Fire sobre la portería defendida por Steffen, que sólo la mala puntería de los delanteros les privó de poner de nuevo la igualada en el luminoso. Constantes fueron las acciones, siendo la más clara un disparo de De Leeuw a la salida de un saque de esquina, pero su golpeo a pocos metros de la portería, se marchó fuera.

Bajo esta circunstancia y de nuevo en una contra, el equipo local consiguió anotar el definitivo gol, que les ponía la victoria en las manos. Kamara superó a su marcador en carrera y se quedó solo ante Lampson, pero el portero lo derribó. EL mismo delantero fue el encargado de transformar la pena máxima.

Con este resultado, el equipo visitante trató de buscar la igualada a la desesperada, pero el marcador ya no se movió y el Crew se llevó una nueva victoria.