Louisville City se lleva la USL Cup

El equipo local se llevó la USL Cup en un partido en el que fue muy superior a su rival, y tuvo que esperar hasta los minutos finales para conseguirlo. El Swope Park apenas consiguió realizar su juego, quedándose muy lejos del equipo que maravilló en temporada regular.

Louisville City se lleva la USL Cup
uslsoccer.com
Louisville City FC
1 0
Swope Park Rangers
Louisville City FC: Ranjitsingh; Totsch, Craig, Morad; Smith, Williams, DelPiccolo, Jimenez; Ownby (Kaye, min. 74), Spencer (Lancaster, min. 67), David IV.
Swope Park Rangers: Zendejas; Storm, Didic, Barnathan (Rugova, min. 90+1), Maher; Musa, Duke (Felipe Hernández, min. 71); Belmar, Oliveira, Selbol; Moloto.
MARCADOR: 1-0, min. 88, Lancaster.
ÁRBITRO: Jose Carlos Rivero (USA). Amonestó a Musa (min. 17), Didic (min. 24), Kaye (min. 90+3).
INCIDENCIAS: USL Cup 2017. Este encuentro se disputó en el Slugger Field (Louisville KY). 14.465 espectadores.

Un nuevo campeón en la USL, después de que el Louisville City FC tuviese que llegar a los minutos finales para lograr el gol de la victoria. En la primera mitad, los locales tuvieron mayor control sobre la pelota y las mejores ocasiones, frente a un rival que en ningún momento se encontró cómodo. En la segunda mitad se vio mucha igualdad entre ambos equipos, lo que generó que los porteros pasasen a tener un papel secundario. No fue hasta los minutos finales cuando el partido acabó declinándose hacia los locales.

Insistencia local sin premio

Inicio a la altura de un partido tan importante como el que se estaba jugando. Pese a que el Swope Park era el equipo que más posesión de balón tuvo a lo largo de la temporada, fueron los locales los que comenzaron el encuentro llevando la iniciativa y creando las mejores ocasiones de peligro. Tanto fue así, que antes de los diez minutos llevó la alegría a las gradas con un gol, pero el colegiado lo anuló por un fuera de juego del jugador que finalizó la acción.

A los visitantes les costó bastantes minutos resarcirse de la presión a la que les estaba sometiendo el equipo rival, y no logró pisar área contraria hasta pasado el minuto diez. Fue a partir de ese momento cuando su juego empezó a ser protagonista, dejando a su rival con opciones de realizar contras que apenas llegaban con peligro a su portería.

En el ecuador de la primera mitad, el Swope Park Rangers había conseguido superar el intenso inicio de su rival, aumentando su control del balón en campo de estos, aunque sin apenas lograr ocasiones de peligro. La buena defensa local impidió cualquier disparo sobre su portería, gracias a una poblada defensa.

@SwopeRangers

Conforme los minutos pasaban, la igualdad entre los dos equipos volvió a aparecer, con constantes cambios de posesión entre los mismos, que dejaron mucho juego en el centro del campo y apenas llegadas en ambas áreas.

Según se acercaba el final de la primera mitad, el Louisville City volvió a coger las riendas del partido, y con unas transiciones muy rápidas entre al defensa y el ataque, se presentó varias veces en la portería rival con opciones de anotar. Gran parte de esto fue a causa de la escasa presión que realizaron los visitantes en el centro del campo, facilitando estas transiciones.

En los minutos finales, el equipo local intensificó su juego sobre la portería de su rival, logrando varias ocasiones de peligro, pero no consiguieron que ninguna de ellas finalizase en el esperado gol. Esto llevó al partido a un empate momentáneo sin goles.

Final épico

La segunda mitad tuvo también un inicio bastante disputado en la que ninguno de los equipos consiguió tener superioridad sobre el otro. El centro del campo en el que se vio un constante cambio en la posesión del balón, hizo que los porteros comenzasen a tener un papel de espectador dentro de la final.

No fue hasta os primeros 15 minutos cuando se vio la primera llegada a portería por parte de ambos equipos. Fue el incombustible Ownby el que gozó de la oportunidad más clara hasta el momento, pero su disparo se marchó ligeramente fuera. Este aviso apenas tuvo reacción en el equipo visitante que necesitó e varios minutos más para tener su primer disparo a puerta.

Sobre el ecuador de los segundos 45 minutos, la cercanía del gol hizo que el Louisville City realizase varios cambios con la intención de buscar otra visión en el ataque. Dio entrada a nuevos delanteros que ofreciesen diferentes opciones, con la intención de no facilitar el trabajo defensivo a su rival.

uslsoccer.com

El Swope Park Rangers fue poco a poco cogiendo las riendas del partido, aprovechando su mayor capacidad para tener el balón controlado. Este cambio le permitió volver a tener el balón cerca del área rival, aunque las ocasiones de peligro fuesen más bien escasas.

En los minutos finales el partido se volvió algo bronco, en el que las constantes faltas hicieron que no se viese continuidad en el juego. Esta circunstancia afectó sobre todo al conjunto visitantes que sin ella continuidad, su juego era muy poco eficaz.

Sin embargo, el equipo local comenzó un asedio en este tiempo que le llevaría a tener constantes llegadas de peligro, hasta que a falta de dos minutos para el final del encuentro, obtuvieron la recompensa al buen partido realizado. Un centro desde la banda derecha fue rematado por Lancaster al fondo de la red, lo que ponía prácticamente el título en manos del Louisville.

En el tiempo que restó hasta que el colegiado señalase el final, los visitantes tuvieron una gran número de acercamientos sobre la portería rival, más que los logrados hasta el momento. Pero la necesidad y las prisas hicieron que fallasen y no lograran ni tan siquiera disparar a puerta.

Esto hizo que el Louisville City se proclamase campeón de la USL Cup, en su tercer año en la competición, después de un partido en el que fue muy superior a su rival.