Altidore manda a Toronto a la final

Un solitario gol del delantero estadounidense, sirvió para superar a un Columbus Crew que planteó un partido muy serio en defensa, pero en ataque no tuvo apenas protagonismo. Esta será la segunda final consecutiva para la franquicia canadiense.

Altidore manda a Toronto a la final
@TorontoFC
Toronto FC
1 0
Columbus Crew SC
Toronto FC: Bono; Zavaleta (Delgado, min. 46), Moor, Mavinga; Beitashour, Osorio (Hagglund, min. 81), Bradley, Vázquez, Morrow; Giovinco, Altidore (Cooper, min. 68).
Columbus Crew SC: Steffen; Afful, Mensah, Williams, Abubakar (Manneh, min. 73); Trapp, Abu (Jahn, min. 80); Pedro Santos (Jimenez, min. 85), Higuaín, Meram; Kamara.
MARCADOR: 1-0, min. 61, Altidore.
ÁRBITRO: Ismail Elfath (USA). Amonestó a Bradley (min. 78), Mensah (min. 86).
INCIDENCIAS: Vuelta Final de Conferencia Este MLS Cup PlayOff´s 2017. Este encuentro se disputó en el BMO FIeld (Toronto, ON). 30.391 espectadores.

El Toronto FC logró una importante victoria que le permitió clasificarse para su segunda final consecutiva de la MLS Cup. En la primera mitad, los visitantes buscaron dar la sorpresa en los primeros minutos, pero no lograron llegar con peligro sobre la portería canadiense. Estos fueron poco a poco sintiéndose protagonistas con el balón, pero el planteamiento táctico de su rival, les impidió tener claras ocasiones. Sólo un penalti que Steffen se encargó de detener. En la segunda mitad, el Toronto FC fue siendo cada vez más protagonista, hasta que Altidore logró anotar el que a la postre, fue el gol de la victoria. A partir de ese momento los visitantes insistieron para buscar un gol que les diese la clasificación, pero apenas consiguieron generar acciones manifiestas de gol.

Falta de puntería

El equipo de Columbus Crew salió con la clara idea de conseguir un gol en los primeros minutos, que les permitiese coger ventaja en un partido que se afrontaba muy difícil. Durante muchos minutos insistió sobre la portería de los locales, pero sus acciones apenas consiguieron poner en problemas a la defensa rival.

Poco a poco conforme creció el control sobre la pelota del conjunto canadiense, estos fueron acercándose poco a poco a la portería visitante, mientras que las acciones de estos sobre a suya, fueron reduciéndose. Durante unos minutos el Toronto FC pudo marcar el ritmo del partido a su antojo, teniendo mucha circulación de balón para tratando de crear espacios.

Pero poco le duró este planteamiento ya que su rival comenzó a imprimirle mayor intensidad a su juego, provocando que se viesen constantes llegadas en ambas porterías. Un intercambio de golpes en el que los dos equipos se acercaban a las inmediaciones del área, pero en ningún caso lograron realizar un disparo claro sobre portería.

Mediada la primera parte, el conjunto local tuvo la oportunidad de haber decantado la eliminatoria a su favor. Moor fue derribado en el interior del área cuando se disponía a rematar un saque de esquina. Víctor Vázquez trató de transformar la pena máxima, pero el héroe del equipo visitante volvió a volar para detener el balón. Steffen detuvo su séptimo penalti de la temporada.

@ColumbusCrewSC

En los minutos posteriores a esta ocasión errada, el Crew buscó sorprender a un rival que parecía muy tocado, pero llegar con peligro sobre la meta canadiense, estaba convirtiéndose en una misión imposible.

Poco a poco, y hasta los minutos finales, el conjunto canadiense continuó insistiendo sobre la portería rival, pero la intensa presión que estos ejercían sobre sus dos delanteros, les hacía prácticamente imposible, darles opción de entrar en juego. El Crew continuó buscando a la contra crear ocasiones, pero el marcador no se movió, y la eliminatoria quedó para ser decidida en los últimos 45 minutos.

Una ocasión y basta

La segunda parte comenzó bastante más igualada, con ninguno de los dos equipos logrando imponer su juego sobre el rival. Esto generó que continuasen sin verse acercamientos de peligro sobre ninguna de las porterías. Durante esos minutos, el conjunto local estuvo a punto de quedarse sin su delantero titular, Jozy Altidore, a causa de un golpe en el tobillo. Finalmente el estadounidense regresó la terreno de juego.

Este hecho dejó el partido muy parado y con mucho juego en el centro del campo y sin apenas llegadas. Sin embargo, el jugador que estuvo a punto de dejar el partido por una lesión, se convirtió en el héroe del equipo. En una acción por el carril central, Altidore aprovechó un balón al espacio para superar al portero y poner en ventaja a los canadienses.

@mls

Comenzó a partir de ese momento un partido completamente diferente a lo que se vio hasta el momento, con un Columbus Crew completamente volcado al ataque. De manera constante trataba de llegar con peligro sobre el área de su rival, pero sin embargo eran estos os que realmente conseguían crear ocasiones. Aprovechaban los espacios que los visitantes dejaban en defensa para salir a la contra.

La cercanía al final del partido y el resultado en contra, llevó al entrenador visitante a dar entrada a jugadores de refresco en el ataque, con los que dar un punto más y tratar de igualar el resultado.

El asedio del Columbus Crew era total, y por más que lo intentaron, sus delanteros no estuvieron acertados de cara a puerta, y eso que tuvieron alguna ocasión en la que sólo tenían que empujar el esférico a gol. Sin embargo, por más que lo intentaron, los nervios por conseguir anotar hizo que los visitantes cometiesen muchos fallos, provocando que no llegasen ocasiones de gol y dejando en bandeja el partido a su rival.

Con esta victoria, los canadienses lograban revalidar su título de campeón de la Conferencia Este y entrar en la final de la MLS Cup por segunda ocasión consecutiva tras un increíble año.