Un fichaje criado en casa

La pretemporada está a la vuelta de la esquina y las franquicias de la Major League Soccer ultiman sus fichajes para reforzar el equipo. En este caso Chicago Fire ya tiene entre sus filas al defensa Grant Lillard para sumar activos a la defensa.

Un fichaje criado en casa
Un fichaje criado en casa // Chicago Fire

La pretemporada está a la vuelta de la esquina y las franquicias de la Major League Soccer ultiman sus fichajes para reforzar el equipo. En este caso Chicago Fire ya tiene entre sus filas al defensa Grant Lillard para sumar activos a la defensa.

Chicago Fire Soccer Club anunció el miércoles que el club ha contratado al defensor Grant Lillard como jugador de homegrown. Lillard tiene firmado un contrato para las temporadas 2018 y 2019. "Es un sueño hecho realidad para mi firmar con el club de mi ciudad natal. Después de mudarme durante mis años de instituto, aquí es donde me propuse como objetivo llegar a jugar. Es una experiencia increíble hacer que se convierta en realidad", dijo Lillard. "Poder jugar para Chicago Fire al máximo nivel y frente a la afición local es un honor increíble".

Lillard se une a Chicago después de una destacada carrera universitaria en la Universidad de Indiana, donde fue capitán de los Hoosiers en la final de la Copa Universitaria en su temporada senior. En 2017, Lillard durante los 25 partidos que disputó obtuvo numerosos elogios ya que su equipo únicamente permitió siete goles a sus rivales. Lillard fue elegido como uno de los diez mejores defensas del año y estuvo también en la alineación de los mejores jugadores de la temporada.

"Grant siempre fue un jugador muy apreciado por el club y es agradable ver que su progresión bajo Todd Yeagley en la Universidad de Indiana ha permitido esta firma", dijo el gerente general de Chicago Fire, Nelson Rodríguez. "Tiene muy buenas cualidades y, con experiencia y refinamiento, tiene la oportunidad de ser un jugador determinante". En cuatro años en IU, el jugador de 22 años jugó 86 partidos como titular, anotó 14 goles y dio 9 asistencias, números más que suficientes para poder llegar al primer equipo.