Un seguro para la portería del Galaxy

La franquicia californiana continúa reforzándose para lo que será una importante temporada en la MLS. Tras un período como guardameta del North Carolina, Brian Sylvestre, vivirá su segunda aventura en la máxima competición del soccer estadounidense.

Un seguro para la portería del Galaxy
@LAGalaxy

La renovación de Los Angeles Galaxy está siendo prácticamente completa y a todos los niveles. La posición que se ha visto cambiada por completo ha sido la de la portería. Tras la salida de los guardametas de la pasada temporada, esta semana se anunció la incorporación de David Bingham y en el día de hoy, la llegada de otro portero.

Se trata del estadounidense Brian Sylvestre, que vuelve a la MLS después de algunos años jugando en la United Soccer League (USL) para North Carolina FC.

mlssoccer.com

“Brian tiene un gran potencial y es una buena incorporación para darle profundidad a nuestra plantilla”, dijo el entrenador de LA Galaxy, Sigi Schmid. “Tiene un gran futuro y esperamos que se desarrolle en nuestro equipo”.

Brian Sylvestre, de 25 años, se formó en la residencia del Vancouver Whitecaps FC en donde estuvo hasta el 2011. Esta temporada firmó su primer contrato como profesional con el primer equipo de la franquicia canadiense aunque combinó convocatorias con los U-23, sumando un total de cinco partidos.

En 2013, la falta de minutos en los Whitecaps FC le llevó a buscar una salida en un equipo de la USL como los Harrisburg City Islanders. Apenas disputó partidos con el equipo ya que su rol de portero suplente le llevó jugar pocos minutos. Fue a partir de 2015 cuando las cosas cambiaron y la progresión del guardameta comenzó a ser exponencial.

Ese año firmó por los Carolina Railhawks de la North American Soccer League (NASL), aunque al poco de empezar la temporada fue cedido al Philadelphia Union de la MLS para ocupar el puesto de portero, debido a la gran cantidad de bajas que los ‘Zolos’ tenían en esta posición. Tras doce encuentros con los ‘emeleseros’ volvió al conjunto de Carolina para jugar un total de 48 partidos.

Cuando comenzó a despuntar en la residencia de los Whitecaps FC, fue convocado para un partido del combinado estadounidense U-20.