Máxima tensión

Tanto las declaraciones de Rui Vitória como las de Sérgio Conceição demuestran que lo que se va a disputar en el Estádio do Dragao no es cualquier partido, se trata de un clásico.

Máxima tensión
Sergio Conceiçao declaraba en la rueda de prensa previa al partido. Imagen: fcporto.pt

Entrenadores de Benfica y Porto han dado ya sus últimas declaraciones previas al partido de los partidos. Un choque que puede decidir quién merece ser líder de esta liga: Porto es líder, con 32 puntos, mientras que el conjunto de Rui Vitoria es tercero tan solo a tres puntos del liderazgo. El Sporting de Portugal está de por medio con 30 puntos, por lo que se respira máxima tensión en los alrededores del Estádio Do Dragao. Es un clásico, está claro, y tal y como están las cosas, parece que solo vale ganar, pero ambos conocen las circunstancias y la dificultad de este partido y prefieren ser precavidos.

Todo por decidir

Tanto Conceição como Vitória saben perfectamente que es pronto para hacer futuras suposiciones. “Es prematuro hablar de decisiones porque en la 13.ª jornada nada es definitivo. Claro que es importante, muy importante, pero no creo que sea decisivo” eran las palabras del técnico del Porto en este sentido. Unas palabras que reflejan la necesidad de que un empate tampoco sería una derrota en el clásico.

Asimismo, Vitória hacía hincapié en que los benfiquistas deben salir satisfechos de Dragao sabiendo que su equipo se va a dejar la piel por los tres puntos, aunque también aclaraba que el adversario va en busca de los tres puntos y queda mucho campeonato para decir que una victoria es sinónimo de título. Pero, para evitar equivocaciones en la interpretación de sus declaraciones, era claro: “Vamos a Porto a ganar”.

No será fácil

En cuanto a la estrategia del partido, los técnicos han hecho los deberes estudiando los puntos débiles del rival. Así buscaba encontrarse Sérgio Conceição a su plantilla en la noche de hoy: “Espero un FC Porto igual al que ha sido durante estos cuatro meses: un equipo agresivo, con intensidad y con muchas ganas de llegar a la portería, permitiéndole poco al adversario”.

Es cierto, por otra parte, que Porto parece ser el favorito para llevarse los tres puntos, pero el Rui Vitória no se daba por vencido y también tiene su estrategia para ganar: Tenemos que percibir cuando podemos atacar, cuando tenemos que sufrir y cuando podemos contraatacar. Queremos ganar, sabiendo lo que hay que hacer.” Ni los locales quieren ser los favoritos ni los visitantes quieren ser las víctimas. Todos a ganar.

No es un partido, es un clásico

Un clásico siempre despierta emociones entre los aficionados y está claro que es un partido especial, pero la motivación, como declaraba el técnico benfiquista, siempre estará presente en su equipo. Vitória volvía a apelar en este sentido al apoyo recibido por sus aficionados y les decía que disfruten de este encuentro, que con estos dos equipos en el campo, un gran encuentro está asegurado.

Sérgio Conceição parecía querer olvidarse de favoritismos teóricos y afirmaba: “No podemos saber cómo va a ser el partido del Benfica. Tenemos que saber lo que nosotros vamos a hacer y es así como preparamos este partido.” Ambos conjuntos están preparados para dar esta noche un gran despliegue de calidad y técnica en el Estádio do Dragao y es que un clásico no se juega todos los días. Habrá que ver qué equipo ha hecho mejor los deberes en los entrenamientos.