El Benfica no consiguió ni la de la honrilla

El conjunto lisboeta no consiguió vencer al FC Basel en lo que era la despedida de los lisboetas de la Champions League de este curso.

El Benfica
no consiguió ni la de la honrilla
El FC Basel consiguió la clasificación tras ganar en Lisboa / Foto: gettyimages
SL Benfica
0 2
FC Basel
SL Benfica: Svilar, Douglas; López, Jardel, Eliseu, Samaris (Almeida, min.73), Carvalho, Pizzi (Gabriel, min. 73), Zivkovic, Gonçalves, Seferovic (Jonas, min. 62).
FC Basel: Vaclik, Sucky, Akanji, Balanta, Lang, Xhaka, Zuffi, Petretta (Riveros, min.75), Steffen (Fransson, min 94), Oberlin (Bua, min 88), Elyounoussi.
MARCADOR: 0-1, min. 5, Elyounoussi. 0-2 min. 65,Oberlin
ÁRBITRO: Gil Manzano (ESP) Amonestó a Xhaka (min. 9), Akanji (min. 63), Samaris (min. 68), Petretta (min. 75)
INCIDENCIAS: UEFA Champions League, Jornada 6. El partido se jugó en el Estadio da Luz (Lisboa)

El último partido. El Benfica se despedía de la Champions League de nuevo otra vez, aunque ya sabían hace semanas que su continuidad en la competición intercontinental había finalizado.

A pesar de eso, el Benfica se disponía a afrontar este último encuentro con el consuelo de conseguir su primera victoria en Champions League este curso ante el FC Basel, equipo que se jugaba todavía las posibilidades de continuar.

Sin embargo, este encuentro seguiría la tónica de la temporada del Benfica en Champions League y caía por sexta vez en este curso ante el conjunto suizo del FC Basel por 0 a 2.

La disposición presentada por Rui Vitoria este martes fue un 4-3-3 con alguna que otra variación dada la intransigencia del choque.

Raphael Wicky, entrenador del Basilea, formó con una formación dedicada para controlar el medio campo. La formación constaba de tres defensas, cuatro mediocentros, dos extremos y un único punta, que sería Oberlín.

Mazazo en forma de gol

Tras el pitido del colegiado, comenzó el Basilea mostrando sus cartas sobre la mesa, que serían buscar la velocidad de sus dos extremos Steffen y Elyounoussi.

La primera del partido la tendría el conjunto suizo con un disparo de falta lejano ejecutado por Balanta que se iría lejos del palo de la meta de Svilar, pero a la segunda sería gol, ya que tras una internada de Lang por banda derecha ponía un centro templado para que Elyounoussi rematar a placer poniendo el 0-1 en el marcador.

A partir del minuto 20 de encuentro, el Benfica se repuso del gol y comenzó a atacar la meta suiza aprovechando centros ejecutados por la banda derecha. Primero Jardel cabeceó un corner que saldría desviado y luego Gonçalves con un disparo desde larga distancia empezarían a mostrar dominio de la águilas.

En el minuto 29 sucedió el gran susto del partido. Tras un corner, López y Balanta chocan cabeza con cabeza y López queda conmocionado. Tras unos minutos de cierta inquietud, López pudo reincorporarse al partido sin ninguna secuela.

Seguía el dominio de los portugueses y esta vez era Seferovic quien realizaba un buen disparo que obligó a Vaclik a estirarse para realizar una gran parada.

Los suizos salían continuamente a la contra, y en una de ellas, Steffen ponía un pase de la muerte a Oberlin que quedaba frente al portero, pero esté anduvo rápido y un defensa del Benfica se la rebaño en el último instante.

Un minuto antes del descanso, el Benfica tuvo la última gran ocasión en botas de Pizzi que quedó solo frente al portero, pero tras un mal control, un defensa suizo se la robó.

Así acababa una primera parte, que aunque dominase el Basilea en el marcador, en el campo daba otra impresión diferente.

Lang y Elyounoussi tras el 0-1 / Foto: gettyimages
Lang y Elyounoussi tras el 0-1 / Foto: gettyimages

Contragolpe como estilo de juego

Tras el paso por vestuarios, el Basilea intentó jugar algo más el balón entre los mediocentros con pases cortos, pero el dominio del Benfica seguiría estando latente con un disparo alto de Carvalho y un remate de Seferovic que se fue cerca del poste izquierdo.

El Basel volvió a buscar balones largos aprovechando que el Benfica había dado muestras de ataque, como por ejemplo metiendo dos delanteros con la entrada de Jonas. En uno de esos contragolpes, Akanji se internaría por banda y centraría hacía Oberlin para sentenciar el partido con el 0-2.

El gol dejó KO al Benfica que no supo reponerse al golpe que supuso el 0-2. Hasta el minuto 93 no pudimos ver una jugada de peligro de ambos equipos, solo en el 93, Steffen hizo una carrera por banda izquierda que casi acaba en gol por poco.

Con el pitido del árbitro la felicidad era suiza, ya que tras ganar el partido sabían que se habían clasificado para la fase de eliminatorias de la UEFA Champions League ya que necesitaban, a parte de la victoria, que el CSKA de Moscú no venciera al Manchester United, cosa que ocurrió.

Por su parte el Benfica pone candado a una muy triste temporada en la Champions League, ya que todos sus partidos se cuentan con derrotas, suponiendo la última plaza de grupo y la eliminación de toda competición europea.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images