Guía VAVEL Arsenal 2017/2018: una temporada diferente

El equipo dirigido por Arsène Wenger tendrá que hacer frente a una nueva competición, la UEFA Europa League, tras no conseguir clasificarse para la Champions. Con el objetivo de conocer un poco más la historia del conjunto ‘Gunner’, sus máximas estrellas, sus nuevas equipaciones y todo lo que aconteció en la pasada campaña, se elabora esta completa guía.

Guía VAVEL Arsenal 2017/2018: una temporada diferente
Celebración del Arsenal tras la victoria en la FA Cup | Fotografía: Arsenal

Sin disputar la UEFA Champions League por primera vez en más de veinte años, el Arsenal se presenta en el curso 2017/2018 con la obligación de mejorar los resultados de la pasada temporada. Teniendo que hacer frente a un calendario diferente y, quizás, más complejo que si disputaran la máxima competición continental, los Gunners vuelven a contar con Arsène Wenger en el banquillo a pesar de que la última campaña acabó con la incertidumbre de si el francés seguiría siendo el técnico de los londinenses o no. Otra duda que comenzó el pasado año y que se extiende hasta el presente es la que tiene que ver con la continuidad de un Alexis Sánchez que se erige como la máxima estrella de un equipo que ha desembolsado una cantidad de dinero que supera los 50 millones de euros para hacerse con los servicios de un Alexandre Lacazette que ya es el fichaje más caro de la historia del Arsenal.

Cañones centenarios

Al hablar de Premier League, uno de los primeros equipos que se viene a la memoria es el Arsenal. Sin duda, el equipo londinense es un histórico de Inglaterra, sean como sean los resultados más recientes. Lejos queda su fundación en 1886, igual que su entrada en la Football League, cuando se convirtió en el primer equipo del sur de Inglaterra en formar parte de ese organismo. Lo que queda ahora es uno de los clubes más laureados del Reino Unido, así como una reputación mundial que le coloca como una de las entidades deportivas más importantes. De un club que ha ganado 13 campeonatos ligueros y que es el que más FA Cup ha levantado, 13 también, se puede intuir su grandeza.

El Arsenal surgió en una fábrica de armamento en Woolwich

Pero antes de todo eso hubo un duro inicio. Desde una fábrica de armamento en Woolwich, una población al sudeste de Londres, surgiría un club de fútbol que estaba destinado a hacer historia, a pesar de todas las dificultades que se plantearían en un principio. Ser el único equipo del sur provocaba que estuviera aislado del resto de clubes, por lo que sufría bajas asistencias a sus encuentros y, por consiguiente, problemas financieros. El equipo estuvo en la cuerda floja al borde de la desaparición, pero dos empresarios impidieron la caída de la entidad para mantenerla hasta su gran estallido tras la Primera Guerra Mundial.

La llegada de Herbert Chapman al banquillo asentó las bases de un futuro venidero copado de logros. Nueve años a los mandos del equipo londinense bastaron para encender una luz que solo una Segunda Guerra Mundial podría apagar. Aunque la repentina muerte por neumonía de este protagonista fue un varapalo duro, la entidad marcaría una década de los años 30 envidiable llena de títulos. Después de la gran guerra, el club pudo ganar un par de títulos más antes de la gran debacle en las décadas de los 50 y 60.

Herbert Chapman, el inicio de la gloria Gunner | Foto: Arsenal
Herbert Chapman, el inicio de la gloria Gunner | Foto: Arsenal

De la mano de Bertie Mee y Terry Neil volvería a la cima consiguiendo su primer título europeo, la Copa de Ferias, en el año 70 y aumentando su palmarés nacional. Lo mismo sucedió con George Graham, quien, desde el año 86 y durante otros nueve años, emulando a Chapman, logró encumbrar al equipo con más títulos caseros y, sobre todo, con la Recopa de Europa del año 94. La figura de Graham cayó en saco roto cuando se descubrieron sus sobornos con un agente noruego para los fichajes de jugadores. Tras esta etapa llegaría la gloriosa etapa de Arsène Wenger que se prolonga hasta nuestros días, con esa final de Champions como gran espina y que podía haber significado el gran momento de la historia del club. Aún así dejó a The Invincibles y sigue luchando por volver a tener un equipo tan competitivo como el de 2004 después de un período de muchas dificultades con el cambio de Highbury al Emirates Stadium.

La FA Cup, una competición fetiche

Competición Titulos
First Division / Premier League (13) 1930-31, 1932-33, 1933-34, 1934-35, 1937-38, 1947-48, 1952-53, 1970-71, 1988-89, 1990-91, 1997-98, 2001-02, 2003-04.
FA Cup (13) 1929-30, 1935-36, 1949-50, 1970-71, 1978-79, 1992-93, 1997-98, 2001-02, 2002-03, 2004-05, 2013-14, 2014-15, 2016-17.
Football League Cup (2) 1986-87, 1992-93.
Recopa de Europa (1) 1993-94.
Community Shield (14) 1930, 1931, 1933, 1934, 1938, 1948, 1953, 1991, 1998, 1999, 2002, 2004, 2014, 2015.
Copa de Ferias (1) 1969-70.

Adiós, Champions

La pasada temporada del equipo Gunner es de las peores que se recuerdan de la etapa Wenger. Por primera vez el conjunto se quedaba fuera de los puestos que dan acceso a la Champions League, lo que le condenaba a disputar la Europa League tras ocupar la quinta posición de la tabla. Además, el Bayern Munich se encargaba de dar el adiós a la competición continental más importante de la forma más cruel que podían imaginar desde Londres. Con un global de 10-2 el Arsenal era apeado en octavos de final una vez más, pero con un resultado como nunca habían recibido. Aún así, se volvió a levantar la FA Cup, la única alegría que daba Wenger a una afición cada vez más convencida de que su tiempo ya ha acabado en Holloway.

Alexis y el resto de sus compañeros se lamentan por la humillación del Bayern | Foto: Getty Images
Alexis y el resto de sus compañeros se lamentan por la humillación del Bayern | Foto: Getty Images

En los últimos años los aficionados del Arsenal nunca pueden relajarse cuando su equipo lo está haciendo bien. El equipo londinense acostumbra a empezar muy bien las temporadas, siempre las sensaciones que deja sobre el campo y en el marcador son satisfactorias durante la primera parte de la campaña, pero no suele ser capaz de mantener el ritmo a lo largo del año. En esta temporada 2016/2017 se pudo ver como sucedía una vez más y es que esta situación que Arsène regala año tras año empieza a agotar a una afición que ha demostrado también su disconformidad con el francés de la forma más seria que se recuerda en los 20 años que lleva en el banquillo Gunner.

Diciembre llegó con su gran cantidad de partidos y el equipo empezó a flojear. Con Alexis Sánchez como líder del equipo, el conjunto de Arsène Wenger se había mostrado con una gran fortaleza acumulando un gran récord de partidos sin perder, pero Everton y Manchester City anquilosaron esa trayectoria para herir de gravedad a un equipo que estaba destinado a caer en picado. Aunque el equipo comenzaba su andadura en la FA Cup ganando con holgura y tratando de no perder ritmo en liga, un mal inicio en febrero iba a ser el preludio de lo que vendría más adelante.

Solo la consecución de la FA Cup salvó un curso decepcionante

Eliminación en Champions, derrotas y empates ante Liverpool, West Brom, Manchester City y Crystal Palace… El equipo había sentenciado su temporada a sufrir para, por lo menos, entrar en puestos de privilegio para poder disputar la siguiente campaña la máxima competición continental. Wenger cambió de cara al equipo con un cambio de estilo para empezar a jugar con tres defensas y desde ese momento solo han perdido un encuentro oficial. Aún así, no sirvió para quedar entre los cuatro primeros, pero sí para vencer al Chelsea en la final de su copa, la FA Cup, y seguir reinando por encima del resto con esos 13 títulos de los que puede presumir.

Arsène Wenger levanta la FA Cup | Foto: Getty Images
Arsène Wenger levanta la FA Cup | Foto: Getty Images

Una plantilla muy concurrida

Aunque la idea del entrenador es la que se impone en un vestuario, nada sería posible sin los jugadores. Los verdaderos protagonistas de este deporte llamado fútbol son los que dan color y espectáculo sobre el terreno de juego. De la misma forma, sobre ellos recae el peso del éxito, ese que cambia en cada equipo y que, de conseguirse, llena de alegría a la afición. En líneas generales, el grupo que manejará Wenger será bastante parecido al de la pasada temporada. Aunque es cierto que se han producido altas y bajas y que aún puede entrar y salir algún jugador más, el técnico francés va a poder elegir entre unos hombres que ya se conocen desde hace bastante tiempo. Precisamente, esta gran cantidad de futbolistas en el vestuario Gunner ha sido el primer problema del alsaciano en pretemporada. Deseando tener una plantilla algo más ligera, el empeño, tanto del cuerpo técnico como de la directiva, está siendo el de buscar clubes interesados en algunos jugadores que se presupone van a tener pocos minutos.

Siguiendo esa línea se ha aligerado la portería. Tras la vuelta de Szczesny después de haber estado cedido en el Roma, el polaco ha vuelto a la liga italiana tras la adquisición de sus servicios por parte del Juventus. Su escasa y titubeante relación con Arsène Wenger bien apuntaba hacia esta dirección, por lo que, en principio, se atisbaba que los tres integrantes de la pasada temporada del arco Gunner iban a volver a luchar por ser titulares. Sin embargo, y hace algo menos de una semana, se anunciaba la cesión de Emiliano Martínez al Getafe. El argentino, con pocos minutos en el primer equipo, espera poder adquirir todo el ritmo competitivo del que no gozaba en el Arsenal. Así pues, Petr Cech y David Ospina serán los principales referentes bajo los palos para Arsène Wenger.

Mucho más concurrida, y con más opciones de salidas, está la línea defensiva. La llegada de Kolasinac ha sido la gota que ha colmado el vaso. Con jugadores indiscutibles en esa línea como Monreal, Koscielny, Mertesacker, Bellerín o Mustafi y otros que buscan su hueco como Gibbs, Chambers, Gabriel o Holding, se esperan los traspasos de futbolistas como Jenkinson o Debuchy que apenas han tenido incidencia en las últimas temporadas. Finalmente, el FC Barcelona no ha conseguido llevarse a Héctor Bellerín, a pesar de los numerosos rumores que se habían centrado en la salida del lateral derecho. Por otro lado, hay que tener en cuenta que Mertesacker vivirá su última temporada como futbolista profesional, algo que sí condicionará el planteamiento del siguiente curso.

En lo que se refiere al centro del campo, se esperan pocas salidas más allá de la que tiene que ver con Jack Wilshere. A pesar de que ha conseguido un buen ritmo competitivo y ha dejado unas grandes actuaciones en su cesión al Bournemouth, el centrocampista no es del agrado de un Wenger que no termina de ver la inclusión de un jugador con carácter en el vestuario Gunner. Esperando, además, la reincorporación de un Santi Cazorla prácticamente inexistente el pasado curso, jugadores como Elneny, Ramsey, Coquelin o Xhaka pueden alternar titularidades. En posiciones algo más adelantadas se moverán otros como Mesut Özil u Oxlade-Chamberlain, quien ha despuntado por su polivalencia sobre el terreno de juego y su poderío físico.

Es en la punta de ataque donde sí se esperan numerosos cambios. La llegada de Alexandre Lacazette ha terminado por minar las pocas esperanzas de ser titular en el equipo Gunner de jugadores como Lucas Pérez o Joel Campbell. Wenger parece que va a tener una tarea complicada al pretender contentar a jugadores ambiciosos como Theo Walcott, Alex Iwobi, Danny Welbeck u Olivier Giroud, quienes tienen más complicada su participación tras la llegada del ex del Olympique de Lyon. Alexis Sánchez se presenta como un caso especial, pues hay que terminar de ver si sigue en el Arsenal o si se marcha a algún otro club tal y como apuntan numerosos rumores.

Imagen Nombre Demarcación

David Ospina

(31-08-1988)

Portero

Petr Cech

(20-05-1982)

Portero

Mathieu Debuchy

(28-07-1985)

Defensa

Kieran Gibbs

(26-09-1989)

Defensa

Per Mertesacker

(29-09-1984)

Defensa

Gabriel

(26-11-1990)

Defensa

Laurent Koscielny

(10-09-1985)

Defensa

Rob Holding

(20-09-1995)

Defensa

Nacho Monreal

(26-02-1986)

Defensa

Shkodran Mustafi

(17-04-1992)

Defensa

Calum Chambers

(20-01-1995)

Defensa

Héctor Bellerín

(19-03-1995)

Defensa

Carl Jenkinson

(08-02-1992)

Defensa

Sead Kolasinac

(20-06-1993)

Defensa

Jeff Reine-Adelaide

(17-01-1998)

Centrocampista

Aaron Ramsey 

(26-12-1990)

Centrocampista

Jack Wilshere

(01-01-1992)

Centrocampista

Mesut Özil 

(15-10-1988)

Centrocampista

Alex Oxlade-Chamberlain

(15-08-1993)

Centrocampista

Santi Cazorla 

(13-12-1984)

Centrocampista

Granit Xhaka

(27-09-1992)

Centrocampista

Francis Coquelin

(13-05-1991)

Centrocampista

Mohamed Elneny

(11-07-1992)

Centrocampista

Joel Campbell

(26-06-1992)

Delantero

Alexis Sánchez

(19-12-1988)

Delantero

Alexandre Lacazette

(28-05-1991)

Delantero

Olivier Giroud

(30-09-1986)

Delantero

Theo Walcott

(16-03-1989)

Delantero

Alex Iwobi

(03-05-1996)

Delantero

Danny Welbeck 

(26-11-1990)

Delantero

Lucas Pérez 

(10-09-1988)

Delantero

Chuba Akpom

(09-10-1995)

Delantero

Un once, más o menos, claro

Lo que terminó siendo una noticia más que positiva la pasada temporada se va a convertir en una rutina, al menos, en el inicio del nuevo curso. En los primeros partidos de la gira australiana, Arsène Wenger ya confirmó que iba a seguir utilizando el esquema de tres centrales y dos carrileros largos que tanto éxito tuvo. Poniéndose de moda en la pasada edición de la Premier League, esta formación permite un equilibrio defensivo y ofensivo siempre y cuando se cuente con hombres de llegada en las bandas. Siendo Petr Cech el teórico titular en la portería del Arsenal, esos tres puestos centrales de la línea defensiva bien pueden ser repartidos entre Koscielny, Mertesacker y Monreal, quien adaptaría su posición al eje de la zaga. De esta forma, el carril izquierdo quedaría en poder de un Kolasinac que ha demostrado una rápida adaptación en pretemporada. Más dudas hay en su homólogo por la derecha, pues ya en los últimos encuentros del pasado año Oxlade-Chamberlain pareció haberle ganado la partida a un Héctor Bellerín que no disfrutó de su mejor temporada.

En el centro del campo hay un hombre que parece claro para Arsène Wenger, Granit Xhaka. Desde su llegada, el suizo se ha hecho con los mandos en una parcela en la que parece no tener una pareja fija. Aunque en condiciones normales puede ser Coquelin el que le acompañe, en función del partido también puede ser el galés Aaron Ramsey el que esté con él en la sala de máquinas. Por delante, tanto Alexis, si se queda, como Özil y Lacazette parecen ser los teóricos titulares. 

Una estrella, ¿fugaz?

Aunque el fichaje de Neymar por el Paris Saint Germain ha acaparado todos los focos del mercado estival, lo cierto es que hay otros culebrones que bien pueden restarle protagonismo a la que ya es la transferencia más cara de la historia del fútbol. El protagonista de lo que se puede considerar una telenovela en Inglaterra es Alexis Sánchez, la máxima estrella del Arsenal que aún no se sabe dónde jugará la próxima temporada. Por su importancia en el equipo Gunner, todos los esfuerzos están centrados en intentar retener a un futbolista que ya ha declarado su deseo de ser partícipe de un club inmerso en la UEFA Champions League. Con esta condición imposible para un Arsenal que no consiguió clasificar entre los cuatro primeros la temporada pasada, solo el tema económico puede darles alguna opción a los del Emirates Stadium.

Alexis Sánchez quedaría libre la próxima temporada

Una y otra vez, Arsène Wenger ha repetido el mismo guión, ese que indica que Alexis Sánchez seguirá siendo jugador del Arsenal la temporada que está a punto de comenzar. Si esto fuera cierto, lo lógico sería que los Gunners intentaran la renovación, pues el próximo verano el chileno queda libre y sería un agente libre muy suculento para el mercado. Clave en el buen hacer de los londinenses la pasada temporada, el de Tocopilla no solo es un goleador, sino que, además de asistir a sus compañeros, es un líder tanto dentro como fuera del terreno de juego. Numerosas son las imágenes en las que se le ve dando órdenes a unos compañeros que no pueden reprocharle nada al que todavía sigue perteneciendo al Arsenal.

Alexis Sánchez durante un entrenamiento | Fotografía: Arsenal
Alexis Sánchez durante un entrenamiento | Fotografía: Arsenal

La incertidumbre recae sobre Wenger

Tras un año en el que él mismo reconoció que la incertidumbre sobre su renovación había afectado al rendimiento del equipo, surge de nuevo la incógnita de saber cómo actuará un Emirates Stadium crítico con el técnico como nunca antes se había visto. La prolongada trayectoria del alsaciano en el banquillo del conjunto londinense no le exime de unos duros reproches llegados desde una parte del público que parece tener clara la idea de que una cara nueva dejaría numerosos éxitos en la institución Gunner. Firmando por las próximas dos temporadas, todo apunta que será Allegri el que le sustituya tal y como han venido informando numerosos medios ingleses.

Por el momento, queda por ver qué reacción tiene una hinchada que, por otro lado, sí tiene que aceptar que el cambio en la formación propiciado por Wenger ha dejado un gran rendimiento en los últimos encuentros de la pasada temporada. En lo que muchos veían como una renovación futbolística que propiciase un cambio en el pensamiento de una directiva dubitativa en torno a la continuidad del alsaciano, ha estado, probablemente, el mayor cambio en el Arsenal durante los últimos años.

Arsène Wenger durante el partido ante el Stoke | Fotografía: Arsenal
Arsène Wenger durante el partido ante el Stoke | Fotografía: Arsenal

La seña de identidad ‘Gunner’

Los colores son los que representan a un equipo y le hacen único. Siguiendo con esta idea, el Arsenal ha intentado permanecer unido a esos colores rojos y blancos que tan arraigados están a su historia. Vestidos, una temporada más, por Puma, en la primera equipación se ha añadido una abotonadura en el cuello que da cierto aire antiguo a un club centenario como es el del Emirates Stadium. Siguiendo con el pantalón blanco, lo que sí han cambiado han sido las medias, también blancas, aunque con un degradado a rojo en su parte superior.

 

 

 

 

 

 

Sí se ha modificado más la segunda indumentaria. Si el pasado año era negra con algunos detalles en amarillo fluorescente, este curso pasa a ser azul íntegramente. Copiando de la primera los logos de Puma en los hombros, se diferencia en que, en esta ocasión, pantalón y medias también tienen el mismo tono de la camiseta.

Segunda equipación del Arsenal | Fotografía: Arsenal
Segunda equipación del Arsenal | Fotografía: Arsenal

No obstante, hay que tener en cuenta que el negro no desaparece de las equipaciones del Arsenal esta temporada, sino que se traslada a una tercera indumentaria que, además, tiene los números y detalles en naranja. Diferente de lo que se ha venido viendo en los últimos años, los del Emirates Stadium utilizaron la gira por Australia para presentarla de manera oficial.

Tercera indumentaria del Arsenal | Fotografía: Arsenal
Tercera indumentaria del Arsenal | Fotografía: Arsenal

Premier League