Guía VAVEL Watford 2017/18: consolidarse en la mejor liga del mundo

Después de ascender a la Premier League hace tres temporadas, el Watford ha sufrido cambio tras cambio, impidiendo de esta manera la implantación de un estilo de juego definitivo que permita a los hornets luchar en lo más alto de la tabla. A pesar de ello, el equipo ha conseguido conservar la categoría los dos años anteriores sin demasiado sufrimiento, debido a esto, el nuevo proyecto encabezado por Marco Silva ilusiona a Vicarage Road.

Guía VAVEL Watford 2017/18: consolidarse en la mejor liga del mundo
Guía VAVEL Watford 2017/18: consolidarse en la mejor liga del mundo. Fuente: Premier League

Nuevas caras para cumplir las nuevas ambiciones de un club que intentará mantenerse en la máxima categoría del fútbol inglés por tercer año consecutivo, algo que hasta la fecha no han logrado en la era Premier League. La historia del Warford está plagada de anécdotas y, sobre todo, de ascensos y descensos entre las diferentes divisiones de Inglaterra, pero todavía no ha llegado ningún trofeo a las vitrinas de Vicarage Road y los aficionados ven esta nueva etapa del equipo como la idónea para hacerse un hueco entre los más grandes y, posiblemente en unos años, llegar a luchar por los títulos.

Adaptación como primera premisa

Desde su fundación en 1881, el Watford ha sido el típico equipo ascensor, ese perfil de club que pasa la mayor parte de su historia en segunda división, y que cuando logra ascender a la máxima categoría no logra mantenerse más de una o dos temporadas, volviendo de este modo a su 'habitat natural'. Pero a mediados de los 70, el Watford protagonizó una de las historias más anecdóticas del deporte rey. El famoso cantante Elton John tomó las riendas del club asumiendo el cargo de presidente, y prometió inyectar liquidez para solventar los problemas del equipo de las afueras de Londres.

El ascenso llegó en la temporada 1981-82, donde tras ir subiendo desde la cuarta división, el Watford certificó su presencia en la antigua First Division. Fue entonces cuando comenzaría la que a día de hoy es la mejor época de los hornets. Durante siete años el club se mantuvo luchando codo con codo con los más poderosos del país, de su primera etapa en la máxima categoría cabe destacar el subcampeonato de liga en su temporada de debut, la 1982-83 y la participación en la final de FA Cup en el año 1984, donde perdieron frente al Everton. Pero tras la marcha de Graham Taylor, el mítico técnico que había dirigido al Watford durante los últimos años, el equipo fue de mal en peor para terminar descendiendo en la 1988-89.

El Watford en los años 80. Fuente: Pinterest
El Watford en los años 80. Fuente: Pinterest

Ya en la era Premier, Graham Taylor volvió a los banquillos de Vicarage Road y con el veterano entrenador a los mandos, los golden boys subieron a la Premier League. Pero la falta de adaptación a la nueva competición hizo que tan solo un año después bajasen de nuevo a Championship y a partir de entonces los problemas económicos comenzaron a castigar a la entidad. En la temporada 2006-07 volvieron a la primer división del fútbol inglés con un jovencísimo Ashley Young como estrella del equipo, y de nuevo 365 días después, el club retornó a segunda.

Por ello, tras el reciente ascenso del club en el curso 2014-15, los aficionados temían repetir la historia de sus dos únicas participaciones en Premier League. Pero con Quique Sánchez Flores, los Ighalo, Deeney, Capoue y compañía cuajaron una gran temporada para certificar la permanencia semanas antes de finalizar el campeonato. Algo más sufrió Walter Mazzarri el año pasado, en el que terminaron decimoséptimos tras una campaña muy irregular.

Marco Silva ha sido el elegido para dirigir al Watford al menos durante el próximo curso, el portugués será el tercer entrenador de los hornets en tres años y el técnico luso espera consolidar a los suyos entre los 20 mejores de Inglaterra una temporada más.

Temporada 2016-17: Transición e irregularidad 

Quique Sánchez Flores maravilló Vicarage Road con su propuesta futbolísitca en la temporada 2015-16. Cuando el técnico español hizo las maletas rumbo a Barcelona para hacerse cargo del Espanyol, la directiva de los hornets decidió contratar a Walter Mazzarri como nuevo entrenador. Desde su llegada, el preparador italiano preparó una plantilla que se adaptase a su defensivo estilo de juego, y en el mercado de traspasos buscó la incorporación de carrileros como Zúñiga, Dja Djedjé para confeccionar su defensa de cinco jugadores.

La temporada del Watford fue de lo más inestable, bien es cierto que lograron la permanencia antes de la última jornada pero el equipo terminó encajando seis derrotas consecutivas para cerrar el año. Durante la estancia de Sánchez-Flores en el club, los hornets llegaron a luchar por plazas en competiciones europeas, y si querían seguir aspirando a llevar su fútbol a otros países del continente Walter Mazzarri no era el hombre adecuado para liderar el proyecto, así que en el pasado mes de mayo el técnico anunció que no seguiría a las riendas del equipo durante este año.

Incertidumbre en tierra de nadieLos nuevos fichajes y la completa adaptación de jugadores que llegaron el verano pasado y que no han rendido al nivel que se esperaba, como Isaac Succes, hace que los aficionados del Watford sueñen con ver a los suyos luchando a finales de temporada por un puesto en Europa. Bien es cierto que Marco Silva tendrá un papel vital en el rendimiento del equipo, puesto que según como gestione a los suyos, los hornets pueden verse tanto luchando por llevar a Vicarage Road la Europa League como tratando de salvar la categoría. En resumen, sea cual sea la pelea en la que se vea inmersa el club este año, el objetivo primordial es consolidarse en una competición a la que nunca han logrado adaptarse con facilidad.

Isaac Success disputando un encuentro con el Watford. Fuente: Watford
Isaac Success disputando un encuentro con el Watford. Fuente: Watford

Análisis de la plantilla: inversión en jóvenes promesas para reforzar una plantilla muy equilibrada

La dirección deportiva del club ha decidido apostar por el talento joven para reforzar una plantilla plagada de jugadores con muchísima experiencia en la Premier League. El centrocampista Will Hughes llegó procedente del Derby County por una cifra que ronda los 8 millones de euros, un mediocentro puro, de los de toda la vida, y que ya destaca a sus 22 años de edad. Natahaniel Chalobah también ha llegado a Vicarage Road, considerado una de las perlas de la cantera del Chelsea, el mediocentro defensivo de la misma edad de Hughes ha costado 5’5 millones de euros.

Daniel Bachmanm (de 22 años también) llegó libre del Stoke para a priori ser el tercer portero después de Gomes y Pantilimon. Y la incorporación más reciente ha sido el extremo izquierdo brasileño Richarlison, el jugador que acaba de cumplir la veinte años ha llegado a la capital inglesa procedente del Flumiense, que ha ingresado cerca de 11 millones de euros por su venta. Además de estos fichajes, cabe destacar la incorporación de Kiko Femenía que llega libre procedente del Alavés, y la compra de Tom Cleverley al Everton tras el fin de su cesión.

Nueva propuesta futbolística y un once sin definirCon la llegada de Marco Silva, se espera que el Watford vuelva a lucir esquemas clásicos con cuatro defensas y un mediocentro plagado de jugadores con el fin de tocar el balón y tener la posesión. Es por ello que no queda claro quiénes serán los once elegidos por el portugués para debutar ante el Liverpool, pero por el rendimiento individual de ciertos jugadores y la disposición táctica del equipo en pretemporada, desde Vavel pensamos que el once puede quedar confeccionado de la siguiente manera.

Marco Silva y Roberto Pereyra, los líderes de las abejas

Marco Silva llega al club tras descender con el Hull City el pasado año, a pesar de ello, el Watford ha confiado en él debido a su juventud (ya que 39 años para ser técnico, no son muchos) y por la experiencia que tiene en otras ligas como la Portuguesa o la liga Griega. Fiel a sus orígenes, el luso debutó como técnico en el Estoril, equipo de su ciudad natal y en el que pasó la mayor parte de su carrera como jugador, un año después fichó por uno de los mejores equipos de su país como es el Sporting de Lisboa donde conquistó la Taça de Portugal y finalmente trabajó en el Olympiacos donde cosechó el título de liga antes de marcharse a Inglaterra.

Marco es un entrenador al que le gusta tener el balón, es por ello que tener en sus filas a un jugador como Roberto Pereyra es un privilegio. El centrocampista argentino llegó de la Juventus la pasada campaña y presume de ser uno de los jugadores más completos de la competición.

Puede jugar tanto de box to box, recuperando balones en su área y posteriormente acabando jugada en campo rival, como de mediapunta organizador, creando huecos en la defensa rival mediante pases de muchísima calidad o regates que rompan la organización de la zaga para generar espacios. Una grave lesión de menisco hizo que se perdiera gran parte de la temporada pasada, por lo que este año se espera al mejor Pereyra para liderar al Watford.

Roberto Pereyra durante la pasada campaña. Fuente: Zimbio
Roberto Pereyra durante la pasada campaña. Fuente: Zimbio

Misma sede, distinto trajeAdidas se estrenará con los hornets durante esta campaña, la marca alemana ha sido la encargada para vestir al equipo y combinando el color clásico del equipo, como lo es el amarillo, con matices rojos, ha creado una primera indumentaria de lo más elegante y clásica. Por su parte, el color rojo preside la segunda equipación del equipo, si antes hablábamos de un estilo sin demasiados riesgos para la camiseta local, el jersey visitante presume de todo lo contrario. Con su franja negra y ciertos detalles en blanco, el segundo kit del Watford se puede considerar como una de las camisetas más modernas, y al mismo tiempo bonitas, del campeonato.

Los hornets disputarán sus partidos como locales en Vicarage Road. Como no podía ser de otro modo,el mítico estadio inglés será la sede del Watford un año más. Con capacidad para dar asiento a 21.577 espectadores, el recinto situado a las afueras de Londres ha albergado los partidos del equipo desde 1922 y por tanto, en él se ha vivido la mayor parte de la historia de un club que aspira a seguir creciendo.

 

Premier League