Wenger: “Estoy más feliz que preocupado”

El entrenador del Arsenal se mostró satisfecho tras el primer partido liguero a pesar de ganar en los últimos minutos por 4-3 al Leicester City. La contundencia defensiva de sus jugadores no parece preocupar a un técnico que considera que el año pasado se mostraron fuerte en la defensa de jugadas a balón parado. Por otro lado, confirmó la permanencia de Olivier Giroud, héroe ‘Gunner’ al anotar el tanto definitivo, y encumbró la figura de Lacazette, quien hizo el primer gol de la Premier League.

Wenger: “Estoy más feliz que preocupado”
Arsène Wenger en la rueda de prensa posterior al partido | Fotografía: Arsenal

El primer encuentro de Premier League entre el Arsenal y el Leicester City bien puede servir de ejemplo para mostrar lo que es la máxima competición inglesa. Una locura trepidante, muchos goles y poca contundencia defensiva pueden ser los anuncios de la nueva temporada. En esta ocasión, los Gunners se llevaron el gato al agua a pesar de ir por debajo en el marcador hasta el minuto 83. Fue ahí cuando Ramsey y Giroud se convirtieron en héroes de un conjunto que, una vez más, iba a arrancar con derrota su debut en el torneo de la regularidad. A pesar de los tres puntos, la poca contundencia atrás debe mantener alerta a un Wenger que es cierto que no contaba con los teóricos titulares. Koscielny, sancionado, Mustafi, aún bajo de forma, y Mertesacker, fuera por un golpe en la Community Shield, eran unas bajas sensibles que el alsaciano trató de disimular con Holding, Monreal y Kolasinac, quienes mostraron nervios tanto por la juventud como por su nueva disposición sobre el terreno de juego.

"Tuvimos el 70 por ciento de posesión y 27 disparos a puerta. Ellos dispararon tres veces y anotaron tres goles"

Además de estas notables ausencias, hay que tener en cuenta la gran eficacia de un Leicester que disparó tres veces a portería anotando tres tantos. No suele ser normal ver como un equipo, y más fuera de casa, tiene esa efectividad del cien por cien para hacer sufrir a la afición rival. A esto se refirió un Wenger que tiene claro que “si la Premier League quiere ser la mejora liga del mundo tiene que tener este tipo de partidos para producir interés y calidad”. “En algunos momentos pensé que la victoria no iba a llegar. En general debo destacar que continuamos intentándolo y que el espíritu del equipo fue excepcional. Se pudo ver que el Leicester tiene un equipo de calidad acostumbrado a jugar juntos, pero tuvimos el 70 por ciento de posesión y 27 disparos a puerta. Ellos dispararon tres veces y anotaron tres goles”, añadió.

Precisamente, en cuanto a los goles, el francés se muestra “más feliz que preocupado”. “Si fueras entrenador y estarías en el banquillo, cuando vas 2-3 abajo con veinte minutos y ganas 4-3, estás más feliz que preocupado. En cuanto a los goles que hemos concedido creo que podemos trabajar en ellos. El primero fue en un córner, el segundo en una pelota que perdimos y el tercero de otro córner”, desarrolló un entrenador que aprovecha para recordar que “el equipo estuvo bastante bien el año pasado en la defensa de los córneres”. Terminando con la valoración del conjunto, el francés quiso recordar la mejoría del equipo en los últimos partidos: “Estoy convencido de que hemos cambiado porque ganamos diez de los últimos once partidos oficiales, algunos ante el Manchester City en la semifinal o el Chelsea en la final. Este equipo está centrado y lo veo todos los días en el entrenamiento”.

"Giroud estuvo algún día en el mercado, pero es un alivio que decidiera quedarse"

Si la zaga fue la nota negativa del choque, la positiva terminó siendo el poderío ofensivo que muestra un equipo con jugadores de primer nivel como Lacazette, Welbeck o Giroud, sin contar a Alexis Sánchez, quien sí estuvo en la grada del Emirates Stadium. El francés terminó siendo el héroe al anotar de cabeza el cuarto tanto de la noche tras un saque de esquina. Confirmando que “algún día estuvo en el mercado”, Wenger vuelve a deshacerse en elogios hacia un jugador que siempre ha considerado importante en el Arsenal: “Debo decir que algún día estuvo en el mercado porque sé que es importante para él jugar, pero no quiero que se vaya. Es un gran jugador pero no solo en el campo, sino para el grupo. Tiene un gran peso en la plantilla y fue un alivio que decidiera quedarse”. Descartada su marcha, el técnico también quiso valorar el desempeño del otro ariete francés, Alexandre Lacazette: “Es más fuerte desde que está con nosotros. Incluso cuando ha jugado en la izquierda y Giroud en punta, lo ha hecho muy bien. En general, creo que se adapta muy bien, es un jugador colectivo y muy inteligente”.

De esta forma terminó la comparecencia de prensa de un técnico que aún tiene trabajo por delante para intentar solucionar esas lagunas defensivas que mostró un conjunto que sí se supo recuperar. Qué hubiera sucedido ante un conjunto de mayor peso en Inglaterra es difícil de conocer, pero por el momento, el Arsenal ya cuenta con algo más que la temporada pasada: tres puntos tras la primera jornada liguera.

Premier League