Previa Newcastle-Tottenham: Las urracas contra el muro

La Premier vuelve a St.James’ Park por todo lo alto, y es que los vigente subcampeones serán los encargados de comprobar si este Newcastle está preparado para volver a competir junto a los mejores del país. Caras nuevas, aunque insuficientes para Benítez, por un lado, y un bloque consolidado que no necesita fichar por el otro, dos proyectos muy distintos que protagonizarán uno de los choques más atractivos de la primera jornada de la Premier League.

Previa Newcastle-Tottenham: Las urracas contra el muro
El anterior partido que les enfrentó acabó con 5-1 para los locales. Fuente: Premier League

Rafa Benítez afronta una nueva temporada a los mandos del Newcastle, el español vuele a la Premier League después de su fugaz paso por la competición con las urracas en la temporada 2015-16, cuando el equipo ya estaba prácticamente descendido. A las filas de los del St.James’ Park, se han sumado jugadores como Atsu, Mikel Merino, o Jacob Murphy, a pesar de ello, Benítez ha declarado (además en numerosas ocasiones) estar descontento en cuanto al número de incorporaciones que se han sumado al equipo. Graham Carr, jefe de ojeadores de las urracas, abandonó el club este mismo verano, y parece que el presidente ha confiado en el técnico español para diseñar un equipo a su imagen y semejanza, ejerciendo la figura del clásico ‘mánager’ inglés.

Por su parte, Mauricio Pochettino ha consolidado un bloque digno de admirar en las últimas dos temporadas. Sin hacer demasiado ruido, el Tottenham ha conseguido terminar el año pasado y el anterior como segundo y tercer clasificado respectivamente. Lo más destacable de estas campañas (sobre todo de la pasada) es la manera con la que los Spurs deleitaban a la afición de White Hart Lane, y es que el técnico argentino ha conseguido implantar un fútbol tremendamente vistoso y creativo, acompañado al mismo tiempo de una solidez defensiva envidiable. Si Benítez se quejaba de las escasas incorporaciones, debería de mirar a sus rivales, y es que el Tottenham no ha incorporado a ningún jugador durante este mercado, pero bien es cierto que conservar en sus filas a Harry Kane, Dele Alli, Christian Eriksen y al propio Pochettino han sido los mejores fichajes que el club londinense podría haber hecho para seguir optando a todo.

Pochettino dirigiendo a los suyos durante la pasada campaña. Fuente: Getty Images
Pochettino dirigiendo a los suyos durante la pasada campaña. Fuente: Getty Images

Esperar al momento oportuno será vital

Sus diferentes situaciones en los últimos años y los resultados de la última década, corroboran que actualmente la distancia que separa al Newcastle del Tottenham es abismal en el panorama futbolístico. Es por ello que todo apunta a que los locales plantearan el partido de manera defensiva, esperando a salir a la contra cuando los rivales se vuelquen en ataque y generen espacios. Teniendo en cuenta esta disposición táctica, las figuras tanto de Ayoze Pérez como de Gayle serán claves para que los de Benítez se lleven el encuentro a su terreno, puesto que español e inglés forman una de las duplas atacantes más veloces de toda la competición, siendo sus potentes arrancadas el punto de partida de gran cantidad de ocasiones para los recién ascendidos.

Asociación Shelvey-MerinoNo cabe duda de que Mikel Merino es un jugador con muchísimo talento y, casi con total seguridad, se puede afirmar que el centrocampista español formará parte del once inicial casi desde el primer momento. Probablemente, deberá compartir zona del campo con Jonjo Shelvey, un jugador al que, si se asocia bien, puede complementar para formar un pivote defensivo muy efectivo. De lo contrario, ambos podrían entorpecerse en sus labores defensivas y, en una zona tan comprometida como es la suya, los errores se pagan muy caro.

Sin necesidad de cambiar

Al no incorporar ni un solo jugador en lo que llevamos de mercado, el Tottenham se ha posicionado, y parece que Pochettino no quiere cambiar ni un ápice del vistoso estilo que les ha llevado a triunfar durante estos dos últimos años.  Los spurs han sido en las dos últimas temporadas de la Premier el mejor equipo defensivo, con 35 goles encajados en el año 2015-16 (misma cifra que el Manchester United), y tan solo 26 la pasada campaña. Una estadística que puede llegar a engañar al espectador, que al mismo tiempo es probable que piense que el Tottenham de Pochettino es un equipo puramente defensivo, algo totalmente incierto.

Harry Kane, uno de los jugadores más claves del Tottenham. Fuente: Spurs
Harry Kane, uno de los jugadores más claves del Tottenham. Fuente: Spurs

El buen rendimiento de la zaga se combina con una creatividad pasmosa en el centro del campo, donde Christian Eriksen y Dele Alli han seguido deleitando a los aficionados con filigranas y pases imposibles que nadie más que ellos puede ver. Prueba de ello es el rendimiento de su delantero, Harry Kane, pichichi de las dos últimas ligas en las que se ha ganado el derecho de ser considerado como uno de los mejores ‘nueves’ del planeta.

Eric Dier tiene la claveA pesar de no lucir nuevas caras, el Tottenham dispone de una plantilla muy profunda en la que la competencia interna ha generado un aumento del rendimiento de los jugadores que la componen, prueba de ello es que la versatilidad de un hombre como Eric Dier puede hacer que hombres como Son se sienten en el banquillo. El inglés de origen luso puede jugar tanto de mediocentro, como de central o incluso de lateral, por lo que según la posición que ocupe Eric, los spurs lucirán un once u otro mucho más distinto.

Posibles alineaciones: Claridad e incertidumbre

A priori, Rafa Benítez no arriesgará y lucirá un clásico 4-4-2 con Karl Darlow bajo palos, Yedlin, Clark, Lejeune y Dummett en la zaga. Centro del campo compuesto por el doble pivote defensivo Merino-Shelvey, y Ritchie y Murphy por las bandas. En punta, los de siempre, los más rápidos, Ayoze Pérez y Dwight Gayle.

En cuanto al Tottenham existen más dudas debido a la marcha de Kyle Walker, aunque suponiendo que Dier juegue de central, el once de Pochettino para la primera jornada dibujaría un 3-4-3, quedando de la siguiente manera: Lloris en portería, Dier, Alderweireld y Vertonghen en la zaga, Trippier y Rose como carrileros, mientras que Wanyama y Dembele se ocuparían del mediocentro, arriba, como no, Dele Alli y Christian Eriksen más escorados y como ‘9’ Harry Kane.