Previa Arsenal – West Bromwich Albion: dinámicas opuestas

Arsenal – West Bromwich Albion | Lunes, 25 de septiembre de 2017 | 21:00 horas | Emirates Stadium, Londres | Jornada 6 de Premier League 2017/2018 | Árbitro: Robert Madley | Con inicios de temporada muy distintos, tanto ‘Gunners’ como ‘Baggies’ se sitúan en media tabla separados por apenas un punto. Aunque no deberían ser rivales directos, ambos utilizarán este partido para encarrilar su rumbo en la competición liguera.

Previa Arsenal – West Bromwich Albion: dinámicas opuestas
Imagen del último partido entre Arsenal y West Bromwich | Fotografía: Premier League
Arsenal
West Bromwich | 21:00h.

Hay que ver lo importante que son los momentos en el deporte. En función de los resultados anteriores, la confianza puede ser el elemento diferenciador en el siguiente envite. Esto es lo que puede suceder en el que será el último encuentro de la jornada 6 de Premier League. Arsenal y West Bromwich Albion viven momentos que bien podrían ser considerados de opuestos. Mientras que los Gunners van dejando mejores sensaciones y, sobre todo, resultados, los Baggies no son aquellos que comenzaron el curso por todo lo alto asentándose en la parte alta de la clasificación. Aunque bien es cierto que aquellos puestos no deberían corresponder al equipo de Tony Pulis, no es menos verdad que los inmediatos resultados están devolviendo a la cruda realidad a los de The Hawthorns. Cuatro partidos seguidos sin ganar le dejan en el décimo puesto de la clasificación con ocho unidades, una más que su rival del lunes, un Arsenal que, una vez más se ve lastrado por un mal arranque liguero.

Estas trayectorias derivadas de sus últimos compromisos dejan a cada equipo más cerca de sus objetivos. El Arsenal vuelve a recortar distancias a una cabeza de la clasificación que parece que no alcanzarán tampoco esta temporada. Con el objetivo de alzarse con el título, los de Wenger se presentaban cargados de ilusión en esta nueva edición de la liga inglesa. Dos derrotas, frente a Stoke City y Liverpool, y un empate ante Chelsea, hacen que el líder les saque una ventaja que ya es bastante considerable. Por su parte, el West Brom bien puede decir que este año volverá a tener como principal meta evitar los puestos de descenso, esos de los que quedó bien alejado el pasado curso cuando, incluso, llegó a coquetear con las plazas europeas. Un mal inicio de campaña terminó frustrando un sueño que, por el momento, parece demasiado alejado del equipo del centro de Inglaterra.

Lo justo

Ha llegado un momento en la historia del Arsenal en la que el aficionado se contenta, únicamente, con la victoria de su equipo. Lo que debería ser una fiesta en cualquier equipo menor, no lo es en aspirantes a cualquier trofeo en el que participen. La exigencia viene marcada por el palmarés y el Arsenal parece estar perdiendo parte de esa luz con los pobres resultados de las últimas temporadas. Sin ir más lejos, ese sentir se desprende de la última victoria de los Gunners en la Carabao Cup ante el Doncaster Rovers. Tras el encuentro, muchos de los protagonistas del equipo londinense se mostraban orgullosos de haber conseguido el acceso a la siguiente ronda, a pesar de haberlo hecho tras sufrir ante un equipo de League One para sacar un escaso 1-0 gracias al tanto de Walcott. Si bien es cierto que tuvieron ocasiones, los de Wenger vieron como los visitantes tuvieron opciones hasta el final del encuentro.

Walcott anota ante el Doncaster Rovers | Fotografía: Arsenal
Walcott anota ante el Doncaster Rovers | Fotografía: Arsenal

Similar comportamiento se extrae de su último partido en Premier League. La visita a Stamford Bridge revivía viejos fantasmas del pasado, aquellos que aparecieron en Anfield con la derrota por 4-0 frente al Liverpool. Con la preocupación de volver a ver otro resultado similar, la hinchada Gunner se sintió más que orgullosa tras el 0-0 obtenido por su equipo ante un conjunto frente al que consiguieron sus dos últimos títulos, la FA Cup y la Community Shield. El hecho de ser, por momentos, mejor que el equipo de Conte fue más que suficiente para que la afición del Arsenal volviera a sacar pecho por una entidad que, una vez más, vuelve a no rendir como merece frente a rivales de altura.

El Arsenal ha utilizado hasta 27 jugadores en los ocho partidos oficiales que ha disputado

La principal característica que se puede ver en el equipo de Arsène Wenger en este inicio de temporada es la gran cantidad de rotaciones a la que tiene que acudir el francés para poder ir repartiendo minutos entre los integrantes de la plantilla Gunner. Y es que, el hecho de participar en la UEFA Europa League altera mucho los planes de un conjunto más acostumbrado a jugar martes o miércoles el primer torneo continental. El hecho de jugar los jueves está provocando que el alsaciano brinde oportunidades a una gran cantidad de jugadores. Exactamente, en los ocho encuentros oficiales que ha disputado el equipo del Emirates Stadium este año, han participado hasta 27 futbolistas, siendo Giroud y Monreal los que más han estado sobre el terreno de juego mientras que Bellerín y, de nuevo, el defensor navarro, son los que más minutos acumulan.

Máxima rentabilidad

Si hay un equipo que es capaz de sacar provecho a cualquier acción de peligro ese es el West Bromwich Albion. Con la misma idea de juego desde hace ya mucho tiempo, el conjunto de Tony Pulis es, junto al Southampton, el que menos goles ha anotado de los diez primeros clasificados en la Premier League. Apenas cuatro tantos le han servido a los Baggies para sumar ocho puntos de los 15 que ya se han disputado esta temporada. Victorias por la mínima ante Bournemouth y Burnley fueron más que suficientes para tomar pronto un buen colchón de ventaja para volver a ser, a buen seguro, uno de los equipos más correosos y complicados de batir de la liga inglesa.

El West Brom es el equipo que menos goles ha anotado de los diez primeros clasificados

Lo que sí deben evitar los de The Hawthorns es vivir una temporada tan racheada como la anterior. Los buenos momentos de forma culminaban con largas etapas sin sumar las tres unidades. Como muestra se puede coger el final de temporada, cuando enlazaron nueve encuentros consecutivos sin ganar. Así pues, hasta la victoria, ya este año, frente al Bournemouth por 1-0, su último triunfo liguero databa del 18 de marzo, cuando se deshicieron, precisamente, del Arsenal por 3-1.

Esas dos victorias con las que arrancó el West Bromwich Albion el pasado curso se han tornado en serios tropiezos tanto en el torneo de la regularidad como en la Copa de la Liga. Eliminados por el Manchester City tras un doblete de Sané, los mancunianos impusieron su superioridad y favoritismo en The Hawthorns. Aunque bien es cierto que esta no iba a ser la competición de los Baggies, que tienen mucho más interés en la Premier League, caer eliminados tan pronto no suele ser agradable. En lo que a la liga se refiere, el empate a cero ante el West Ham es el compromiso más inmediato. El final era esperado ante un choque soso.

Imagen del encuentro entre el West Ham y el West Brom | Fotografía: Premier League
Imagen del encuentro entre el West Ham y el West Brom | Fotografía: Premier League

Superioridad Gunner indudable

El balance de partidos entre ambos equipos deja un fuerte desequilibrio de la balanza hacia el lado del Arsenal. Un cincuenta por ciento de victorias de los dirigidos por Arsène Wenger dan buena idea de la diferencia entre estos dos conjuntos. 31 empates y 38 triunfos de los Baggies complementan, junto a esas 70 victorias de los londinenses, el reparto de los 139 encuentros. En lo que al Emirates Stadium se refiere, el porcentaje de triunfos de los locales se eleva hasta el 62 por ciento, un dominio casi absoluto que tiene en el lado opuesto el pobre dato de doce victorias.

La última victoria del West Brom en el Emirates fue el 25 de septiembre de 2010

Doce triunfos que, además, están bien alejados en el tiempo, pues el West Brom lleva sin ganar en el Emirates Stadium desde el 25 de septiembre de 2010, fecha de la que hará, exactamente, siete años el día del encuentro. En aquella ocasión, los de West Bromwich se impusieron por 2-3 en el marcador. Tampoco es demasiado esperanzador el dato que determina que, de los diez últimos partidos entre ambos equipos, nueve han caído del lado de los de Wenger que, además, han conseguido 21 goles a favor por los cinco que han sufrido en contra.

Esos guarismos no se alejan demasiado de la media goleadora que se desprende de este tipo de duelos. Y es que, los choques en Londres dejan un promedio de 3,20 tantos por encuentro, gracias a los 218 que se han anotado en los 68 partidos. Con, de nuevo, un gran dominio de los locales, el reparto queda en 144 para el Arsenal y 74 para el West Brom. En términos generales, la media se sitúa en 2,98, dejando 240 dianas para el Arsenal y 175 para los Baggies. Sin embargo, el último partido disputado en el Emirates entre estos dos conjuntos no tuvo tanta emoción para el espectador neutro, pues un ajustado 1-0 fue el marcador que reflejaba el luminoso tras lo que fue una verdadera exhibición de poderío defensivo de los entrenados por Tony Pulis. Solo Giroud, a cuatro del final, pudo dejar los tres puntos en casa.

Giroud celebra el gol ante el West Bromwich Albion | Fotografía: Arsenal
Giroud celebra el gol ante el West Bromwich Albion | Fotografía: Arsenal

Árbitro: Robert Madley

Cumpliendo la que es su sexta temporada en la Premier League, este árbitro de Wakefield ya ha dirigido tres partidos ligueros esta temporada, dejando un balance de 13 tarjetas amarillas y dos expulsados por doble amonestación. Además, ha participado en un encuentro clasificatorio de la UEFA Europa League y en la Championship. En cuanto a los dos conjuntos, como no podía ser de otra manera, ya se ha visto la cara con ellos en varias ocasiones. Exactamente, ha dirigido nueve partidos del Arsenal, con un balance de siete victorias y dos derrotas, y siete del West Brom, resumidos en tres triunfos, dos empates y dos derrotas.

Altas, bajas y posibles alineaciones

En cuanto al parte de altas y bajas en ambos equipos, Wenger vuelve a tener, una temporada más, la enfermería llena. Danny Welbeck, que cayó lesionado ante el Chelsea, no volverá hasta después del parón internacional, periodo de tiempo similar al de Calum Chambers, quien vuelve a tener un problema en la cadera. Las dudas se centran en Walcott, que salió con un golpe tras el partido ante el Doncaster, y Özil, que lleva sin participar varios partidos. Ambos, tal y como ha asegurado el técnico francés, estarán o no sobre el terreno de juego en función de los últimos entrenamientos. A estos hay que añadir las bajas de larga duración de Coquelin y Cazorla. En cuanto a Pulis, volverá a contar con Jack Livermore, que se perdió los dos últimos partidos de su equipo. Como dudas están Brunt, Burke y Chadli.

Premier League