Mourinho: "No puedo culpar a los jugadores"

El entrenador portugués restó importancia a la derrota y aseguró que de 10 partidos jugando así ganarían 9 con comodidad.

Mourinho: "No puedo culpar a los jugadores"
José Mourinho durante el partido de ayer frente al Basilea. Foto: Manchester United

Un gol de Michael Lang en el último suspiro del encuentro evitó que el Manchester United pueda hacer pleno en esta fase de grupos de la Champions League. Los ingleses cayeron derrotados por la mínima ante el Basilea y, a pesar de que una victoria ante el CSKA les sigue clasificando como primeros de grupo, todavía no está todo hecho para los de Mourinho. Después del varapalo, el técnico luso prefirió no dramatizar al término del encuentro: "No puedo quejarme o culpar a los jugadores", explicó.

La excepción: "Pienso que de diez partidos jugando de esta manera, ganaríamos 9 con comodidad, pero la excepción fue hoy. Con el Chelsea también perdí aquí en el último minuto, sacamos un solo disparo a puerta y jugamos realmente mal, pero ese no fue el caso hoy".

Un buen primer tiempo: "La primera mitad fue perfecta pero sin goles. Pienso que jugamos de manera realmente excelente. Fue difícil repetirlo en la segunda, sabíamos que el oponente intentaría aplicar una estrategia distinta".

La pizarra: “Jugamos contra un equipo con cinco defensas, lo sabíamos y tratamos de jugar con tres jugadores al frente. Eso funcionó en la primera mitad. No anotamos gol en la segunda; sabíamos que un punto era suficiente. A fin de cuentas, perdimos, pero me resulta difícil estar molesto con los jugadores".

El cambio de Pogba: ¿La salida de Pogba tuvo un impacto en el equipo? Pienso que sí, no seguimos jugando tan bien cuando Pogba salió, pero tuve que cambiarlo dado el nivel de fatiga que tenía después de 65 minutos. Mandé a la cancha a un jugador de experiencia como [Nemanja] Matic y pensé que esa decisión no afectaría el juego.

Contento con Marcos Rojo:  ”Jugó muy bien. Podría haber jugado hace un par de semanas, pero no quisimos apresurarlo. La primera mitad fue muy fácil, tuvo la pelota mucho tiempo, no tuvo que exigirse mucho físicamente. Controló muy bien su juego, así que estoy realmente satisfecho”.