Fútbol contra el Dr. Jekyll y Mr. Hyde

El Arsenal ha sumado su duodécima victoria consecutiva en el Emirates Stadium al vencer a un Huddersfield que difiere en cierto modo del equipo que se vio el pasado domingo contra el Manchester City.

Fútbol contra el Dr. Jekyll y Mr. Hyde
El conjunto entrenado por Arsène Wenger suma doce encuentros consecutivos invicto en el Emirates. Foto | Premier League
Arsenal
5 0
Huddersfield Town
Arsenal: Cech; Koscielny, Mustafi, Monreal; Bellerín, Ramsey (Wilshere, min. 73), Xhaka, Kolasinac; Özil, Alexis Sánchez (Welbeck, min. 73); Lacazette (Giroud, min. 45).
Huddersfield Town: Lössl; Cranie, Schindler, Zanka; Löwwe, Hogg (Whitehead, min. 78), Mooy (Williams, min. 74), Hadergjonaj; Kachunda, Quaner; Mounie (Depoitre, min. 74).
MARCADOR: 1-0, min. 3, Lacazette. 2-0, min. 69 Giroud. 3-0, min. 69 Alexis Sánchez. 4-0, min. 72 Özil. 5-0, min. 87 Giroud.
ÁRBITRO: Graham Scott (ENG). Amonestó a Mooy (min. 60)
INCIDENCIAS: Décimo cuarta jornada de la Premier League entre el Arsenal y el Huddersfield Town. El encuentro se disputó en el Emirates Stadium (Londres).

Al igual que sucede en El doctor Jekyll y el señor Hyde donde uno de sus personajes tiene dos caras muy diferentes, también hay equipos que actúan de manera diferente en su estadio o como visitantes. El Huddersfield Town es uno de esos equipos con dos caras, con carácter en su casa y más frágil fuera de ella. 

Después de encontrarse cerca de vencer en el John Smith Stadium nada más y nada menos que al líder de la categoría, los de David Wagner en su visita al Emirates Stadium han caído derrotados contra el Arsenal por un contundente resultado de cinco goles a cero.

Victoria gunner desde los primeros compases

El conjunto entrenado por Arsène Wenger da miedo cuando juega en el Emirates esta temporada. Con once encuentros consecutivos con victoria en su casa y el apoyo de su afición, el conjunto de los gunners salió desde el comienzo en busca de prolongar la racha hasta la duodécima. 

La presión alta que marcaron desde los primeros compases del juego, unida a las llegadas con peligro al área de Lössl, fueron clave para que Lacazette abriera la 'lata' cuando todavía no todos los aficionados habían accedido al Estadio. A los tres minutos de juego, el ariete francés recibió un pase de Ramsey y definió con la zurda desde fuera del área para anotar su séptimo gol esta temporada.

El buen humor de Ozil y Lacazette | Foto: Premier League
El buen humor de Ozil y Lacazette | Foto: Premier League

Muchas ocasiones para poco premio

Siguieron presionando igual que habían hecho desde los primeros minutos, y estuvieron cerca de doblar su ventaja

El Arsenal, consciente de lo importante que era una victoria en este partido, no se conformó con esta ventaja y siguió buscando en el área de los terriers otro gol con el que encarrilar el encuentro a su favor. Siguieron presionando igual que habían hecho desde los primeros minutos, y estuvieron cerca de doblar su ventaja con los disparos de Ramsey, Alexis Sánchez y Kolasinac, que sin embargo encontraron la portería del rival.

Lacazette dispuso de la ocasión más clara para el conjunto entrenado por Arsène Wenger a la media hora de juego. El delantero francés buscó rematar a puerta, pero el esférico fue sacado por muy poco de la línea de gol, y con esta ventaja mínima que no reflejaba el dominio del Arsenal en el partido se llegó al final de este primer tiempo.

Minutos de reacción para el Huddersfield Town

Tras el paso por vestuarios, el Huddersfield salió al terreno de juego con una cara un tanto distinta de como se había visto en la primera mitad. Al menos esto se vio durante los primeros minutos de este tiempo, en los que los de David Wagner reaccionaron y buscaron el gol del empate.

Un gol que pasó por las botas de Collin Quaner, que envió el esférico entre los tres palos con un disparo raso que habría supuesto el empate de no ser porque Petr Cech, en una gran actuación desvió el disparo con el pie.

Solo fue un espejismo

Lejos de esta ocasión, el Huddersfield no se mostró ni por un momento como se le había visto hace tan solo tres días en su estadio contra el Manchester City. Cierto es que en ese partido jugaba en su casa, y contra el Arsenal lo hacía en Londres, pero la diferencia de juego es también bastante importante.

En el segundo tiempo se mostró todavía más impreciso y falto de ideas, y eso lo acabó pagando

A pesar de que contra el Arsenal contó con alguna ocasión aislada con la que lograr el empate, en el segundo tiempo se mostró todavía más impreciso y falto de ideas, y eso lo acabó pagando, pues aunque el conjunto londinense solo había anotado un gol, cuando se desató llegaron cuatro seguidos.

Los minutos de la locura

El Arsenal se comenzó a desatar a los sesenta y ocho minutos de juego cuando Giroud anotó el segundo

Los veinte minutos que transcurrieron desde el primer gol del Arsenal a los 68 minutos, hasta el que supuso el fin de la goleada en el 87 fueron de auténtica locura, de una velocidad vertiginosa a la que el Huddersfield no pudo hacer frente.

El Arsenal se comenzó a desatar a los sesenta y ocho minutos de juego cuando tras un pase en profundidad de Mesut Özil, Giroud anotó el segundo. Tan solo un minuto más tarde, de nuevo a pase del centrocampista alemán, Alexis Sanchez hizo de volea el tercero.

Alexis festeja junto a Kolasinac | Foto: Premier League
Alexis festeja junto a Kolasinac | Foto: Premier League

Özil disputó uno de sus mejores encuentros con el Arsenal esta temporada. Hacía tiempo que no se le recordaba como doble asistente y goleador en el mismo partido, pues fue él quien en un mano a mano con Lössl envió el esférico a las redes para hacer el cuarto de la tarde.

Todavía quedaría tiempo antes de que se decretase el final del partido para que Giroud completase su doblete y cerrase la goleada frente a los de David Wagner con un disparo desde fuera del área.

Tras esta victoria los gunners se asientan en la 'zona Champions' con su tercera victoria consecutiva y acumulan doce encuentros sin caer derrotados en el Emirates. El próximo sábado los de Arsène Wenger tendrán una nueva final frente a un siempre complicado Manchester United, mientras que el Huddersfield no deberá perder en su visita a Goodison Park si no quiere verse cerca de los últimos puestos.