Algo tenia Ferguson cuando le bendecían

Aunque las clasificaciones finales así parecían demostrarlo, resulta fascinante ahondar un poco en los números del Manchester United en las cuatro últimas temporadas con Sir Alex Ferguson y las cuatro primeras sin él.

Algo tenia Ferguson cuando le bendecían
Alex Ferguson, un mito en la historia del United (Foto: manutd.com)

El notabilísimo arranque del Manchester United de Mourinho en esta campaña 2016/17 (once victorias, dos empates y dos derrotas en quince partidos, marca solo batida por esa apisonadora que está resultando el City de Pep Guardiola) contrasta profundamente con lo que ha sido su devenir en los últimos cuatro años; curiosamente (o no), tras la marcha de Ferguson al término de la campaña 2012/13. Y, como suele decirse que los números (y, por ende, las estadísticas) no se discuten sino que solo se comprueban, vayamos con una absolutamente demoledora: la que se refiere a partidos ganados, empatados y perdidos en las últimas cuatro temporadas antes de Ferguson y en las cuatro primeras después de su voluntaria jubilación.

Fuente: elaboración propia
Fuente: elaboración propia

Si nos atenemos a las clasificaciones, la comparativa es aún más grosera, aunque tampoco sorprende mucho si se analiza el gráfico de arriba: dos títulos y dos segundos puestos en las cuatro últimas temporadas de Ferguson y un cuarto, un quinto, un sexto y un séptimo puesto (en la campaña 2013/14 que significaría quedarse fuera de la Champions por primera vez desde 1996) en las cuatro primeras temporadas después de su marcha.

Y eso que, cuando Ferguson decidió retirarse, pareció haber dejado todo ‘atado y bien atado’; hasta había designado sucesor en la persona de su compatriota David Moyes, preparador del Everton los once años anteriores. Pero el ‘designio digital’ no funcionaría y el escocés sería cesado antes de finalizar su primera campana al frente del banquillo de los Red Devils. De hecho, el sitio de Moyes parecía estar en Goodison Park ya que, desde su marcha, en su carrera como entrenador ha acumulado decepción tras decepción, por no hablar de fracaso: paso sin pena ni gloria por San Sebastián y, de vuelta a las islas, descendió al Sunderland la pasada temporada.

Tras el fracaso con Moyes, decidió el Manchester apostar por un técnico de la experiencia y el prestigio de Louis van Gaal; pero tampoco con él funcionaron las cosas, salvo algunos destellos o rachas puntuales, y el holandés vivió sus dos años en Mánchester bajo continuos rumores de cese y con la casi permanente sombra del portugués Jose Mourinho sobrevolando Old Trafford. Los rumores se confirmarían el 27 de mayo de 2016 cuando ‘The Special One’ fue confirmado como entrenador de los Red Devils para las tres siguientes campañas.

Y la primera campaña no pudo ser más desalentadora, si a la Premier League nos referimos: apenas un sexto puesto, similares prestaciones a las de sus dos antecesores en el cargo y, por ende, muy lejos del rendimiento alcanzado por el equipo con Ferguson. Sin embargo, una notable campaña en Europa, que terminaría con la consecución de la UEFA Europa League y la consiguiente clasificación para la Champions 2017/18, salvarían la primera temporada de Mourinho y le darían crédito para seguir renovando y fortaleciendo la plantilla.

Mourinho, presentado como entrenador del United (Foto: manutd.com)
Mourinho, presentado como entrenador del United (Foto: manutd.com)

Baste este breve resumen de las cuatro campañaas que siguieron a la marcha de Ferguson para apoyar los números del gráfico mostrado al inicio de este articulo y para sostener la teoría de que Sir Alex Ferguson tenía algo diferente como entrenador. Salvo casos muy puntuales (Robin van Persie, Ruud van Nistelrooy…), no era de fichajes multimillonarios; prefería basarse en la cantera, en los denominados ‘jugadores de equipo’ (Michael Carrick o Shinji Kagawa, por poner solo dos ejemplos) y en jugadores jóvenes (Cristiano Ronaldo, Nani, Anderson…), con calidad y proyección de estrellas a los que ir formando a su imagen y semejanza o, más bien, a la imagen y semejanza del bloque que logró armar temporada tras temporada.

Si uno lee con detenimiento el párrafo anterior, notará la insistencia de Ferguson en conceptos como bloque, equipo… y es que esta fue siempre una de las claves de Ferguson, junto con el trabajo psicológico, dos conceptos que suelen ir bastante de la mano en el fútbol. Y es que Sir Alex Ferguson casi nunca tuvo los mejores jugadores, ni en Europa, ni siquiera en la Inglaterra de sus últimos años como entrenador tras la llegada de los Abramovich y los jeques… Pero siempre logró que su equipo compitiese hasta el final por los títulos y alcanzase muchos de ellos.

Aunque es obvio que no podemos comparar los precios del fútbol de hace treinta años y los de hoy, otro dato más, por si era necesario. Gasto del Manchester United en fichajes en los 27 años del escoces: 613 millones de euros; Gastos en los cuatro primeros años sin Ferguson: 650 millones de euros.