Klopp: "El ambiente puede y debe ayudarnos a nosotros mañana"

Los reds se la juegan. Los pupilos de Jürgen Klopp deberán ganar ante el Spartak para evitar cualquier susto de cara a la clasificación para la siguiente ronda de Champions League. Los rusos, a dos puntos del Sevilla, necesitan ganar en Anfield para no quedar relegados a la segunda competición europea. El técnico alemán califica este partido como muy importante.

Klopp: "El ambiente puede y debe ayudarnos a nosotros mañana"
Klopp ha logrado situar al Liverpool como líder de grupo | FOTO: Liverpool

Jürgen Klopp, técnico del Liverpool, compareció ante los medios en la previa del encuentro que enfrentará al conjunto red con el Spartak de Moscú en Anfield. Una victoria en este último partido de la fase de grupos significaría sellar el pase a la siguiente ronda de la Champions League como primeros de grupo. El entrenador alemán no se confía y dice que irán a por todas ante la necesidad de puntuar de los rusos.

A por todas

Los de Klopp llegan a este encuentro en una buena dinámica. Además el técnico del Liverpool reconoce no haber pasado por ninguna negativa en lo que va de temporada: "Nos encontramos en un tramo de temporada donde deberíamos valorar lo mucho que hemos trabajado juntos. No ha habido ningún momento en el que hayamos tenido que hacer un cambio radical desde el principio".

Del mismo modo no niega haber "tenido pequeños tropiezos y partidos en los que no estuvimos tan bien como esperábamos. El más claro ejemplo es Tottenham porque fue un partido de 11 contra 11, no como contra el Manchester City con 10 contra 11". Sin embargo el Liverpool ha sabido levantarse después de cada traspiés hasta situarse en la lucha por los puestos europeos. "Sí, nosotros pasamos por esto pero hemos aprendido de ello, que es lo que intentamos hacer siempre. Desgraciadamente esto no significa mucho para mañana por la noche", dijo el alemán.

Si bien los buenos resultados ayudan a la moral del equipo, el Spartak, tal y como dice Klopp, supone un capítulo aparte: "La mayoría de las cosas sobre las que estamos hablando como el estado de forma, sensaciones y cosas como esta son parte del pasado y es diferente. Tenemos que prepararnos para mañana". El que fuera técnico del Borussia Dortmund admite estar "muy contento por ello pero ni yo ni los chicos podemos darlo por sentado, tenemos que demostrar de lo que somos capaces cada día, especialmente cada día de partido". 

"El de mañana es un partido muy importante para nosotros. No lo quiero hacer más importante de lo que es, pero es muy importante", afirmó rotundamente Jürgen. La ambición por hacerse con el triunfo es máxima por parte del germano, tal y como este refleja en sus palabras: "Con todo lo que hay alrededor, toda la excitación e incertidumbre previa a un partido, y todas las oportunidades del mismo, estoy muy entusiasmado con esta oportunidad".

Imbatido

"Este es el partido. Y lo que es porque nosotros somos tan solo parte de la Champions League y queremos clasificarnos para la siguiente ronda", expresó el míster red en rueda de prensa. Líder de grupo y a un partido de clasificarse como primeros, el buen trabajo da sus frutos. "Todas las cosas buenas y malas que nos han pasado hasta ahora en la Champions League, mayoritariamente buenas, nos han llevado a esta situación en la que estamos; tenemos un partido en casa y si lo ganamos pasaremos de fase y eso es genial", fueron las palabras de Klopp al respecto.

Si bien el Liverpool se ha dejado varios puntos importantes por el camino, tienen en su mano la clasificación para la siguiente ronda. Jürgen dice saber de muchas personas que probablemente antes del partido o incluso durante el mismo han pensado que podrían estar ya clasificados. Sin embargo el técnico cree que  ahora no es el momento de lamentarse sino de pensar lo que les espera en el próximo encuentro. Además este añadió que "el Spartak podría, de la misma manera, decir lo mismo. Ellos, si no hubieran concedido cuatro puntos contra el Maribor, estarían en una situación distinta. Esto es como es y estoy deseando que llegue". 

Para el entrenador este encuentro "es muy importante". Klopp quiso resaltar el buen momento de forma por el que pasa el conjunto dirigido por Massimo Carrera. "Creo que estamos mejor que cuando jugamos contra ellos la última vez, pero ellos también están más fuertes ahora. Pasan por un buen momento en la liga, han recuperado a varios jugadores importantes, jugadores ofensivos muy importantes, por lo que será un partido emocionante y así es como debería ser la Champions League", dijo Jürgen.

Despiste en Sevilla

Klopp también fue preguntado en rueda de prensa sobre del último encuentro disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán. "Antes de nada, no hay absolutamente ningún motivo para pensar sobre eso; no puedo pensar antes de cara partido acerca de una ventaja de 3-0 y que el otro equipo lo remontará" fue la respuesta del germano acerca de la ventaja de tres goles desperdiciada por los ingleses. Este ya dijo en Sevilla que probablemente, si se hubieran puesto 3-0 arriba en Anfield, la remontada no se habría producido.

El míster del Liverpool afirmó que, en un estadio tan complicado como el del Sevilla, "el ambiente ayudó muchísimo, por eso mismo pienso que este puede y debe ayudarnos a nosotros mañana. Todos sabemos cómo de especial puede llegar a ser este lugar en momentos determinados y eso es lo que espero, lo que quiero y lo que, con suerte, todo el mundo sabe". Jürgen no quiso dejar escapar la ocasión para dejar uno de sus habituales comentarios: "Gracias a Dios hará un poco de frío, por lo que todo el mundo necesitará moverse para mantenerse caliente".

Klopp quiso culminar su comparecencia afirmando que estaba "verdaderamente entusiasmado con la oportunidad, teniendo un partido como este no se tiene ningún tipo de garantías". Si el Liverpool no quiere lamentaciones ni sustos de última, deberán salir a por todas. "Lo único que puede pasar es que, si no lo intentas todo, luego no tendrás ninguna recompensa. Así que lo intentaremos y veremos a qué nos lleva", fueron las últimas palabras del alemán.