Coutinho pone rumbo a octavos

El astro brasileño fue el principal protagonista del partido, tras anotar tres tantos. El conjunto de Merseyside goleó al Spartak de Moscú y obtuvo el pase a la siguiente fase de la UEFA Champions League, como líderes del grupo E.

Coutinho pone rumbo a octavos
Los jugadores del Liverpool celebran el tanto de Roberto Firmino. / www.liverpoolfc.com
LIVERPOOL
7 0
SPARTAK
LIVERPOOL : KARIUS; GOMEZ, LOVREN (ALEXANDER-ARNOLD, MIN. 59), KLAVAN, MORENO (MILNER, MIN. 45); COUTINHO, CAN, WIJNALDUM; SALAH, FIRMINO (STURRIDGE, MIN. 72) , MANÉ.
SPARTAK: SELIKHOV; ESHCHENKO, TASCI, BOCCHETTI, DZHIKIYA(PASALIC, MI. 60) ; FERNANDO, GLUSHAKOV; PROMES (SAMEDOV, MIN.75) , L. ADRIANO, ZOBNIN; ZÉ LUIS (MELGAREJO, MIN. 51).
MARCADOR: 1-0 COUTINHO, (MIN.4); 2-0 COUTINHO, (MIN.15); 3-0 FIRMINO, (MIN.19); 4-0 MANÉ, (MIN.47); 5-0 COUTINHO, (MIN.50); 6-0 MANÉ, (MIN. 76); 7-0 SALAH, (MIN.86).
ÁRBITRO: SZYMON MARCINIAK (POL) AMONESTÓ A DZHIKIYA (MIN.4), EMRE CAN (MIN.6), FERNANDO (MIN.62)
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA SEXTA JORNADA DE LA FASE DE GRUPOS DE LA UEFA CHAMPIONS LEAGUE, DISPUTADO ENTRE EL LIVERPOOL FC Y EL SPARTAK DE MOSCÚ, EN ANFIELD.

El conjunto de Klopp protagonizó la gran goleada de la sexta jornada de la UEFA Champions League. Un hat-trick de Coutinho, un doblete de Mané, un tanto de Firmino y otro de Salah para sellar el pase a octavos de final como líderes del grupo E, tras vencer a un Spartak de Moscú pésimo en todas las fases del partido. El Liverpool es el segundo equipo que más goles ha marcado en la máxima competición europea (23 tantos) solo por detrás del PSG (25 goles).

Ambiente de gala en Anfield para empujar a un Liverpool que se jugaba la clasificación frente al conjunto ruso. Como es habitual, los aficionados reds entonaron el You`ll Never Walk Alone antes del inicio del encuentro. Lleno absoluto con 42.000 espectadores que vibraron en las gradas con la victoria de su equipo, en esta última jornada de la fase de grupos de la Champions League.

Primera mitad del Liverpool 

En los primeros compases del encuentro, el Liverpool dominaba el esférico, cuando en el primer centro del mismo, Dzhikiya agarró a Mohamed Salah dentro del área. Marciniak, colegiado del encuentro, pitó penalti a favor del conjunto red. Coutinho se encargó de transformar la pena máxima a la izquierda de Selikhov. El partido comenzó de maravilla para los pupilos de Klopp, que se pusieron por delante tras cuatro minutos de partido.

Primera falta y tarjeta amarilla a Emre Can, que se perderá el encuentro de ida de octavos de final, ya que estaba apercibido. Con el tempranero gol de los reds, el Spartak tuvo que echarse arriba y adelantar líneas, con el riesgo que supone eso, ya que los rusos necesitaban vencer si o si para tener opciones. En el minuto 9, Coutinho filtró un pase que acabó en lanzamiento al lateral de la red por parte de Sadio Mané, en lo que fue la segunda gran ocasión de los reds.

Gran combinación del Spartak, por la banda derecha, que acaba en las manos de Loris Karius, tras remate de Luiz Adriano al borde del área. En el minuto 14,  Coutinhó buscó la escuadra izquierda de Selikhov, sin éxito esta vez. En la posterior jugada del encuentro, segundo gol del Liverpool. Recibió en el centro del campo Sadió Mané, quien encontró a Salah por dentro, que combinó con Firmino, y este dejó un balón franco para que Coutinho anotase al palo largo de la portería visitante. Doblete del mago brasileño en el primer cuarto de hora.

Nueva perdida del Spartak, de Denis Glushakov, nueva contra de Sadio Mané quien puso un centro al corazón del área, donde Tasci dejó un balón muerto para que Roberto Firmino marcase el tercero. 3-0 para los reds en apenas 19 minutos. 

Con el Spartak tirado arriba, el Liverpool tuvo numerosas ocasiones al contragolpe para finiquitar el encuentro en la primera mitad. El tridente formado por Salah, Firmino y Mané volvió loca a la defensa alineada por Massimo Carrera, una línea defensiva que se mostró débil durante los 90 minutos disputados en Anfield. Mané dispuso de un mano a mano que acabó en el segundo anfiteatro de Anfield, tras una gran jugada iniciada por Roberto Firmino y la asistencia de tacón de Salah. El mismo Salah, dispuso de una gran ocasión en el minuto 37, cuando disparó por encima de la escuadra derecha rusa un esférico que estuvo a punto de introducirse en la portería visitante. En el minuto 45 se marchó lesionado Alberto Moreno, en su lugar salío James Milner.

Una primera mitad totalmente dominada por el conjunto de Jurgen Klopp, que dispuso de las mejores ocasiones. Los reds fueron muy superiores al Spartak durante este periodo. Para suerte de los rusos, no se llevaron una mayor goleada en esta primera mitad, en los múltipes contragolpes de los de Merseyside. Un conjunto moscovita en el que solo destacó Luiz Adriano en las escasas llegadas del tercer clasificado del grupo.

Más de lo mismo

El segundo tiempo comenzó como el primero. Coutinho abrió para James Milner, quien puso un gran centro al segundo palo, para que Sadio Mané fusilase de volea la portería visitante. 4-0 en el minuto 47 de encuentro. El partido se le hizo muy largo al conjunto de Massimo Carrera. El primer remate entre los tres palos del Spartak fue de Promes con un tiro centrado que atajó sin problemas Karius, 48 minutos de partido necesitaron para ello.

El quinto gol no tardó en llegar. Philippe Coutinho logró su hat-trick, tras un lanzamiento que golpeó en Tasci, que acabó despistando a Selikhov, para introducirse por el palo derecho de la meta rusa. Partido más que sentenciado para el Liverpool antes de la hora de encuentro.

Tras los dos tempraneros tantos de la segunda mitad, el ritmo del encuentro bajó considerablemente. El Liverpool se dedicó a controlar el partido. Además de permitirse reservar a sus grandes jugadores. Sustituyó en el minuto 71 a Roberto Firmino por Daniel Sturridge. Una primera media hora de segunda mitad con un dominio total de los reds.

Un pase medido de Sturridge al área pequeña dio lugar al sexto gol de la noche. Sadio Mané empujó el balón al fondo de la red. Sexto gol del Liverpool. La guinda del partido llegaría a cinco minutos del final. Mohamed Salah obtuvo su recompensa y se reencontró con el gol una jornada más. El egipcio se encontró un balón muerto dentro del área, recorto al Bocchetti y con la pierna diestra puso el esférico en la escuadra.

Próximo rival

El partido finalizó sin descuento alguno por parte del polaco Marciniak. Con esta victoria el Liverpool es primero de grupo y por lo tanto, estará en el sorteo del próximo lunes que tendrá lugar en Nyon, a las 12 de la mañana. Los posibles rivales del conjunto de Merseyside son:  Basilea, Bayern, Shakhtar, Oporto, Juventus y Real Madrid. Por su parte, el Spartak de Moscú se va directo a la Europa League, tras lograr el tercer puesto del grupo.