El Tottenham no tuvo piedad ante el Apoel

La última jornada de la Champions League enfrentaba al Tottenham Hotspur ante el Apoel en el Wembley Stadium. Los de Mauricio Pochettino, llegaban a este encuentro habiendo conseguido la clasificación para los octavos de la Liga de Campeones como primeros de grupo. Sin embargo, el conjunto chipriota se jugaba el tercer puesto con el que optaba a disputar la Europa League, ya que sumaba tres puntos, los mismos con los que contaba el Borussia Dormunt que visitaba en este último partido de la fase de grupos al Santiago Bernabéu.

El Tottenham no tuvo piedad ante el Apoel
Foto: Tottenham Hotspur.
Tottenham Hotspur
3 0
Apoel
Tottenham Hotspur: Vorm; Aurier, Sanchez, Foyth, Rose, Winks, Sissoko, Dele, Nkoudou, Son, Llorente
Apoel: Pérez; Lago, Rueda, Ebecilio, Poté, Vinícius, Zahid, Morais, Vouros, Aloneftis, Carlao
MARCADOR: 1-0, min. 20, F.Llorente 2-0, min. 38, Heung-Min Son 3-0, min. 80, N´koudou
ÁRBITRO: Vincic S (ESL) S.Aurier, min. 64, tarjeta amarilla D.Rose, min. 67, tarjeta amarilla R.Sallai, min. 68, tarjeta amarilla J.Rueda, min. 83, tarjeta amarilla
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Champions League. El encuentro se ha disputado en Wembley.

Sin sorpresas

El Tottenham iniciaba el partido ejerciendo una presión muy alta sobre sus rivales, recuperando con mucha facilidad el esférico y embotellando en el área a sus rivales en estos primeros minutos.

Las ocasiones no tardarían en llegar, Aurier sería el primero en intentarlo, con un disparo raso desde la frontal del área que se marchaba lamiendo el poste de la meta defendida por el guardameta visitante.

El siguiente en probar suerte sería Heung-Min Son, que tras zafarse de varios rivales, lograba sacarse un remate con la izquierda que de no ser por la gran intervención de Nauzet, hubiera supuesto el primer tanto del encuentro. 

La continuas acometidas por parte de los locales seguían, y en trece minutos acumulaban varias oportunidades de gol. En el minuto quince, un cabezazo de Fernando Llorente a la salida de un córner era interceptado por el guardameta del Apoel en la misma línea de fondo. 

Los visitantes se estaban salvando del gol, pues el Tottenham había salido muy enchufado y buscaba incesantemente el gol que los pusiera por delante en el marcador. Tanta insistencia terminaría en recompensa y en el minuto veinte, el delantero español de los "Spurs", Fernando Llorente, lograba el primer tanto de la noche. Un centro raso de Aurier sería recogido por Llorente que, con un brillante recurso, lograba acomodarse el esférico para terminar batiendo al portero del Apoel.

El encuentro continuaba en la misma dinámica y el conjunto local seguía manteniendo una presión muy elevada en la zona del centro del campo. El Apoel no estaba siendo rival para un Tottenham que había salido con ganas de resolver el encuentro cuanto antes.

A ocho minutos del final, Heung-Min Son pondría el segundo en el electrónico, dejando el encuentro prácticamente sentenciado en estos primeros cuarenta y cinco minutos.

La primera parte llegaba a su final con el resultado de dos goles a cero favorable al Tottenham. El conjunto inglés había sido muy superior durante esta primera mitad, desactivando por completo al Apoel, que apenas había dado señales durante el encuentro. 

Sentencia local

Tras la vuelta del descanso, el partido seguía el mismo guión con el que había finalizado los primeros cuarenta y cinco minutos. Sobre el césped se podía ver a un conjunto dominador de la posesión, mientras que el otro trataba de asimilar que sus opciones eran escasa por no decir casi nulas.

En el minuto sesenta, se podía observar como el equipo local había bajado el pistón, siendo el momento en el que el Apoel tuvo un mayor protagonismo en el juego. Aún así ninguna de sus llegadas terminaban en peligro y apenas probaba fortuna con algún remate lejano.

Las ocasiones seguían cayendo del lado local, sin embargo Llorente no estuvo muy acertado de cara a puerta en el encuentro de hoy. En el minuto sesenta y cinco fallaba una clara aproximación, tras intentar un remate de volea al que no conseguía dirigir a puerta. Diez minutos después, el ariete español erraba un cabezazo de los que no suele fallar, desperdiciando un magnífico centro enviado desde el lateral izquierdo.

Kevin N´koudou también desaprovechaba una muy buena oportunidad para anotar el tercer gol de la noche. El extremo francés lograba marcharse por velocidad de su par, finalizando la jugada con un remate con la zurda que Nauzet, conseguía detener fácilmente.

A diez minutos del final, N´koudou esta vez sí, sentenciaba el encuentro, poniendo el tercer gol en el electrónico. El jugador del Tottenham conseguía zafarse de sus rivales con facilidad y sacarse un potente disparo que, tras tocar en un jugador rival, se colaba en la portería del Apoel tras superar al guardameta. 

Con este marcador se llegaba al término de los noventa minutos. El Tottenham no había concedido ninguna opción a sus rivales, enviándoles fuera de la Europa League. El conjunto de Mauricio Pochettino terminaba esta fase de clasificación como primeros de su grupo con dieciséis puntos.