El Chelsea se impone en Huddersfield sin despeinarse

El Chelsea se ha impuesto por 1-3 en Huddersfield, en un encuentro que ha controlado de principio a fin, y en el que ha hecho algunas rotaciones.

El Chelsea se impone en Huddersfield sin despeinarse
Fotografía: Chelsea
Huddersfield
1 3
Chelsea
Huddersfield: Lössl, Smith, Jorgensen, Schinfler, Löwe, Williams, Hogg, Kachunga, Mooy, Ince, Mounie.
Chelsea: Courtois, Azpilicueta, Christensen, Rüdiger, Moses, Kanté, Bakayoko, M.Alonso, Willian, Pedro, Hazard.
MARCADOR: 0-1, min.23, Bakayoko. 0-2, min.43, Willian. 0-3, min.50, Pedro. 1-3, min.92, Depoitre.
ÁRBITRO: André Marriner no amonestó a ningún jugador.

El encuentro comenzó con el Chelsea llevando la iniciativa en el juego desde el primer minuto, aunque estaba moviendo el balón con mucha lentitud, y estaba teniendo dificultad para recuperar el balón tras pérdida. Frente a un rival, que estando bien organizado atrás, estaba consiguiendo frenar las acometidas del campeón de la Premier, que con los carrileros, estaba intentando desequilibrar por las bandas. El ritmo de intensidad estaba siendo bastante bajo, y el cuadro local fue creciendo en el partido conforme fueron pasando los minutos, teniendo más posesión de balón, e incluso acercándose al área contraria en alguna ocasión, sin demasiado peligro. Bakayoko consiguió adelantar al cuadro blue en el encuentro, después de que aprovechase un error de Lössl en el despeje, realizando una transición rápida tras la recuperación de balón, en la que Willian asistió al mediocentro francés, que batió al ex guardameta del Mainz con una vaselina. 

Dominio visitante ratificado con dos goles

Después del tanto, el equipo de Antonio Conte recuperó el dominio del balón, y con posesiones largas empezó a neutralizar al Huddersfield, que era incapaz de recuperar el esférico y mantenerlo, por falta de contundencia y agresividad en la presión. El dominio del cuadro londinense siguió siendo evidente durante varios minutos, pero estaba teniendo una gran dificultad, para explotar una de sus grandes virtudes: el aprovechamiento de los balones aéreos en el área contraria sin Morata, pero estaba ocurriendo algo más perjudicial para el equipo: pues jugando con Hazard como falso 9, estaba perdiendo muchísima fluidez en la circulación de balón, por la menguada incidencia del belga en el juego, especialmente en la elaboración. Willian logró anotar el segundo de su equipo, tras cebecear en el corazón del área, un centro de Marcos Alonso desde la banda izquierda.

Bakayoko anota el primer tanto de Chelsea | Foto: Premier League.
Bakayoko anota el primer tanto de Chelsea | Foto: Premier League.

Bálsamo blue 

La segunda parte comenzó con muy buen pie para el Chelsea, después de que Pedro anótase el tercer gol. Tras el tanto, el partido fue una balsa de aceite para el conjunto visitante, que tenía la posesión del cuero, y se dedicaba a mantenerla el mayor tiempo posible, en el círculo central e incluso en campo propio, desesperando a un oponente al que cada vez le costaba más perseguirle, y al que tampoco le duraba cuando se acercaba a campo contrario. El ritmo de intensidad fue todavía más bajo, del que ha planteado el equipo visitante en el día de hoy, y del que plantea habitualmente. Aunque con el paso de los minutos, y conforme Antonio Conte iba dando minutos a los menos habituales, el equipo dirigido por David Wagner, intentaba volcarse algo más en ataque, en busca del gol del honor.

Después de los primeros minutos, la relajación del conjunto londinense era tal, que incluso pasó a jugar con una defensa de cuatro, una práctica muy poco habitual desde que el ex seleccionador italiano la desechase al principio de la temporada pasada. La dinámica del enfrentamiento no varió, y los blanquiazules siguieron atacando y llegando a la portería contraria con bastante impotencia, y sin ser capaces de terminar ninguna jugada. Con el devenir, y la proximidad del final del partido, el Chelsea tuvo una fase de combinación en campo contrario, en la que se buscaba el deleite personal, tanto de los jugadores, como de la afición, aunque en el caso de los primeros, no se terminó de conseguir, pues a pesar de la relajación con la que jugaron, movieron el esférico sin la menor oposición, pero no pasaron a mayores en los últimos metros.

Azpilicueta festeja con Willian | Foto: Premier League.
Azpilicueta festeja con Willian | Foto: Premier League.

Finalmente, el encuentro llegó a su fin con el mismo nivel de intensidad descafeínado, aunque el Huddersfield consiguió recortar distancias en el marcador, por medio de Laurent Depoitre, que hizo gala de su gran dominio del juego aéreo, con un cabezazo impecable, que entró muy ajustado al palo, tras un centro de Hadergjonaj desde el costado izquierdo, que puso el broche final a una victoria muy cómoda del Chelsea, que se afianza en el tercer puesto, tras su derrota ante el West Ham, del sábado pasado.